Urgencias.jpgEn el marco de la estrategia de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía para fomentar y extender la donación de órganos y tejidos, es destacable la labor de la Coordinación de Trasplantes del Hospital Universitario de Valme de Sevilla dentro del ámbito de la concienciación y la sensibilización ciudadana. Los magníficos resultados del año 2019 obtenidos en este centro hospitalario casi triplican la cifra de donantes del año anterior.

Concretamente, frente a los tres donantes del año 2018, en 2019 este centro registró ocho donantes multiorgánicos que aportaron vida mediante el trasplante de 20 órganos válidos, 14 córneas y dos donaciones de tejido óseo. Además de la extracción de órganos y tejidos, este centro está acreditado para la implantación de tejido ocular, vascular y óseo. Al respecto, en 2019 ha llevado a cabo un total de 14 trasplantes de córneas (queratoplastias).

Subrayar, al mismo tiempo, que dos de las donaciones realizadas en 2019 se materializaron en la modalidad de asistolia controlada o a corazón parado. Supone una mayor complejidad logística y organizativa que la donación más extendida (en muerte encefálica); sin embargo, constituye una importante alternativa para reforzar la cobertura de las necesidades de la población en espera de trasplante.

Alta grado de generosidad de la población del área sur de la provincia sevillana

  La captación de donantes de órganos y tejidos es una labor complicada que supone la primera fase del proceso de trasplante. Supone enfrentar el duelo con la familia al comunicarle la gravedad mortal del paciente y, al mismo tiempo, la opción de salvar vidas con el gesto solidario de donar órganos y tejidos.

  Según el  coordinador de Trasplantes del Hospital Universitario de Valme, José Antonio Sánchez Román, “es un trabajo previo dentro del proceso que lleva implícito un trabajo complejo y que sólo trasciende cuando se produce la donación”. En este proceso, el coordinador de trasplantes recibe de compañeros de Urgencias o él propiamente en la UCI el conocimiento de la muerte inminente de un paciente y su condición de donante. Se activa entonces el estudio de la viabilidad clínica como donante y descartar contraindicación médica para ello.

  Una vez comprobado, el coordinador tiene que comunicar a la familia esa posibilidad. Al respecto, José Antonio Sánchez Román, confirma que en los dos últimos años no ha existido ninguna negativa familiar a ello en el Hospital Universitario de Valme, corroborando el alto grado de generosidad y solidaridad de la población del área sur de Sevilla al respecto.

  Por su parte, también reseñar la activa participación de este centro con la ciudadanía en la promoción de la donación de órganos y tejidos. Se trata de actividades,  realizadas tanto a adultos como a jóvenes,  al objeto de sensibilizar y concienciar sobre un gesto solidario como es la donación para dar vida. Es el caso de charlas en colegios, ayuntamientos, instituciones religiosas y agrupaciones asociativas; la docencia sobre grupos de profesionales del AGS Sur de Sevilla para la formación en el abordaje del proceso de la donación; participación en los actos simbólicos de homenaje a los donantes de órganos o acogida de exposiciones itinerantes en torno a la donación y trasplante.

NUEVA SALA RADIOLOGIA DIGITAL DIRECTA URG.jpgEl Hospital Universitario de Valme ha renovado en su servicio de Urgencias una de las Salas de Radiodiagnóstico mediante la incorporación de un equipamiento totalmente innovador, convirtiéndose en el primero de sus características instalado en la provincia de Sevilla. Valorado en 200.000 euros y financiado a través de Fondos Feder, se trata de una Sala de Radiología Digital Directa Robotizada que permite realizar estudios de gran precisión con la mínima radiación ionizante.

 Esta nueva tecnología es de carácter plenamente moderno y aporta aplicaciones clínicas muy avanzadas. Al tiempo que permite conseguir imágenes radiológicas de una gran calidad, aportando mayor precisión diagnóstica en los estudios realizados; combina la ergonomía en el trabajo derivada de su carácter robotizado junto a una mayor agilidad en tiempos diagnósticos. Una serie de ventajas producto de su alto perfil tecnológico que repercute en la calidad de la asistencia a los pacientes y en las prestaciones de la actividad asistencial.
La definición digital de la tecnología posibilita que las pruebas diagnósticas puedan incluirse automáticamente en el programa de almacenamiento de imágenes del SAS. De tal modo que cualquier especialista de la consulta que se ha pedido y desde cualquier punto de Andalucía, pueda acceder a las mismas a través del sistema informático corporativo. En este caso, los facultativos de Urgencias que han pedido las pruebas disponen de una mayor rapidez en la disponibilidad de las imágenes y, consecuentemente, aporta una mayor calidad al proceso de atención del paciente urgente y crítico.

El valor añadido de esta moderna tecnología es su contribución a la seguridad del paciente, estando enmarcada en la normativa europea EURATON que incide en la seguridad básica sobre la exposición a radiaciones ionizantes (RX). Según el jefe de servicio de Radiodiagnóstico del Hospital Universitario de Valme de Sevilla, Rafael Aznar, “se trata de una importante renovación tecnológica que contribuye a reducir las dosis de radiación que reciben los pacientes, ya que el nuevo sistema permite realizar procesos con dosis más bajas que los equipos actuales mejorando así la protección radiológica del paciente y su seguridad”.

Medio millar de estudios diarios como previsión asistencial

  La robustez de su diseño y su definición robótica la configuran como una tecnología preparada para un gran número de exploraciones por día, convirtiéndola en un equipo especialmente útil para servicios clínicos con elevada actividad. Es por ello que su dotación es estratégica en Urgencias hospitalarias, como el caso de su instalación en el hospital sevillano.

  Concretamente, la nueva Sala de Radiología Digital Directa Robotizada dispone de una previsión asistencial de más de 500 estudios por día. En sus aplicaciones, está dirigida a la realización de estudios de radiología convencional en todos sus ámbitos de aplicación: abdomen, tórax, óseo,…

  Asimismo, las características del nuevo equipo aportan flexibilidad para el estudio de los pacientes, muy útil en enfermos con dificultad de movilización. A ello se añade una mejor manipulación del mismo, optimizando el ámbito de la ergonomía para los profesionales. Esta versatilidad aporta mayor agilidad en la ejecución de las pruebas, recortando los tiempos necesarios para cada paciente.

Además, la gran resolución de la imagen digital conlleva beneficios en la agilidad diagnóstica como consecuencia de la mejora de su calidad: nuevas herramientas de post-procesado, menor tasa de repetición y, en definitiva, un proceso más rápido y eficaz.

Fachada.jpgEl Hospital Universitario de Valme de Sevilla ha acogido durante el año 2019 a un total de 136 alumnos de Formación Profesional para la formación práctica en centros de trabajo (FCT). Esta actividad es un módulo obligatorio, enmarcado en programas de formación ocupacional en centros de trabajo reglados por el convenio de colaboración existente entre la Consejería de Educación y la Consejería de Salud y Familias.

  El objetivo de estas prácticas es completar el aprendizaje teórico del centro educativo y conocer el trabajo, de forma práctica, que se lleva a cabo por parte de los profesionales en el ámbito sanitario, en este caso. Al mismo tiempo, permite contribuir a la integración en entornos de trabajo y también evaluar la competencia profesional del alumno. Por su parte, la Unidad de Formación Continuada del Área de Gestión Sanitario Sur de Sevilla es la encargada de coordinar el programa con los distintos servicios hospitalarios.

  El período de prácticas de este alumnado tiene una duración aproximada de tres meses. Se realiza en dos períodos donde se distribuyen los alumnos a lo largo del año: desde marzo a junio y de septiembre a diciembre. A lo largo de estos tres meses, completan su formación y alcanzan la capacitación profesional necesaria.

  En concreto, los estudiantes proceden de los ciclos de las siguientes ramas socio sanitarias: Farmacia y Parafarmacia, Imagen Diagnóstica, Radioterapia, Dietética, Laboratorio Diagnóstico Clínico, Audiología Protésica, Cuidados Auxiliares de Enfermería y Laboratorio de Anatomía Patológica y Citodiagnóstico. Además, también se incluye la formación tutelada en áreas de gestión y servicios. Concretamente, alumnado  de los ciclos de Sistemas Microinformáticos y Redes, Administración de Sistemas Informáticos en Red y Documentación Sanitaria.

  Este aprendizaje en el hospital supone la primera experiencia para conocer en qué consiste la profesión y el trabajo del personal sanitario tras la docencia teórica en los centros educativos. En el centro sanitario el alumnado está tutelado por profesionales del mismo que los orientan en el día a día para la realización de las diferentes tareas.

Reyes Magos y su séquito en Valme.jpgHoy día 3 de enero, como es tradicional en la antesala de festividad de los Reyes Magos y Epifanía del Señor, el Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla celebra su particular Cabalgata. Bajo la coordinación de su Comisión de Fiestas Navideñas, todos los ciudadanos ingresados en los Hospitales de Valme y El Tomillar reciben hoy la visita especial de los Reyes Magos de Oriente y su séquito en el marco de una fiesta dirigida a llevar alegría, optimismo y magia a todas las familias que por razones de Salud se encuentran fuera de sus hogares.

Su peculiaridad estriba en el hecho de ser un cortejo integrado por los propios profesionales del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla a través de diferentes categorías profesionales. El cortejo lo abre la Estrella de la Ilusión encarnada por la subdirectora médica, Dra. Nieves Respaldiza. Al Hospital Universitario de Valme corresponde el Rey Melchor y sus pajes: el jefe de servicio de Cuidados Intensivos, Dr. Antonio Lesmes, acompañado de la auxiliar de enfermería de Hematología Purificación Lobo y del celador de Paritorio José Luís Fernández. El Rey Gaspar corresponde a profesionales de atención primaria: su alteza está encarnada por el director del centro de salud de Montellano, Antonio Román; mientras que sus pajes los representan la médico del centro de salud `Nuestra Señora de las Nieves´ de Los Palacios, Mariví Rodríguez, y la responsable de enfermería del Dispositivo de Cuidados Críticos y Urgencias Pepi Caballero. Por su parte, el Rey Baltasar y su séquito ha correspondido a profesionales del Hospital El Tomillar: Joaquín Blanco, de la subdirección de Servicios Generales, acompañado de los pajes Loli Muñoz, técnica de Rayos, y de la técnica de Documentación Clínica María José Rojas.

La visita de sus Majestades de Oriente se ha extendido a lo largo de toda la mañana, puesto que es grande la misiva a realizar en una jornada: visitar cada una de las habitaciones y dispositivos asistenciales de ambos centros hospitalarios. Destacar que el cortejo ha ido ataviado de forma exquisita para impregnar de magia a todos los rincones de estos dos hospitales sevillanos.

    La Cabalgata de Reyes Magos ha dado comienzo a primera hora de la mañana con la presentación del Niño Jesús en la Capilla del Hospital Universitario de Valme en presencia del equipo directivo de esta área sanitaria encabezado por su directora gerente, Mª Jesús Pareja. Posteriormente, la comitiva real ha visitado planta por planta todas las habitaciones de este centro hospitalario con especial detenimiento en la de Pediatría para departir con los más pequeños y hacerles llegar regalos.

Finalizada la tarea de estos sacerdotes eruditos llegados del Antiguo Oriente al barrio de Bellavista, su comitiva se ha desplazado al Hospital El Tomillar para hacer entrega de esperanza e ilusión a los pacientes, familiares y profesionales de este centro hospitalario. Un centro con especial sensibilidad en su área de hospitalización, donde Medicina Interna acoge a pacientes con cuidados paliativos donde los Reyes Magos han derrochado una gran emotividad.

Agradecer la colaboración que cada año realiza, de forma altruista, en esta celebración el Coro Rociero `Las Portadas´ de Dos Hermanas, cuyos integrantes contribuyen a crear un ambiente mágico y de ilusión con sus villancicos.

profesionales DOLOR CRÓNICO.jpg    Desde hace once años, los profesionales de la Unidad de Dolor Crónico del Hospital Universitario de Valme de Sevilla innovaron trasladando el potencial de la ecografía, como herramienta diagnóstica y terapéutica, al ámbito del tratamiento del dolor. Convertida en referente regional, la experiencia consolidada de esta unidad también la sitúa en referente para la formación nacional en estos procedimientos contra el dolor, que permiten mejorar la eficacia diagnóstica y optimizar la seguridad del paciente.
 

   La Unidad de Dolor Crónico del Hospital Universitario de Valme pertenece al servicio de Anestesiología y Reanimación que dirige Mercedes Echevarría. Es un dispositivo asistencial cuya responsabilidad recae en el facultativo Ángel Martínez y lo conforman cinco anestesiólogos y dos enfermeras. Se trata de una unidad clínica con gran prestigio nacional, tanto por la calidad y experiencia de sus profesionales como por la línea innovadora con la aplicación de técnicas vanguardistas contra el dolor. En su cartera de servicios figuran avanzados procedimientos diagnósticos y terapéuticos cuya particularidad es su realización bajo control ecográfico; es decir, son técnicas ecoguiadas.

   Al respecto, Ángel Martínez destaca que “tan importante es conocer las causas que originan el dolor como disponer de la mejor herramienta para tratarlo de la forma más eficiente posible”. Precisamente, los excelentes resultados alcanzados con las técnicas ecoguiadas han provocado que en la actualidad estas técnicas se encuentren en fase de expansión en los diferentes centros hospitalarios.

 
Ventajas de las técnicas que permiten visualizar el dolor

 

   La ecografía ofrece notables ventajas frente a las técnicas ciegas o tradicionales al visualizar las estructuras anatómicas; si bien, requieren de una elevada cualificación para llevarlas a cabo. Dichas técnicas consisten en punciones dirigidas con ecografía en tiempo real con el objetivo de administrar la medicación analgésica en las estructuras que generan el dolor, permitiendo de esta forma tratar procesos de dolor crónico muy prevalentes en la población adulta (gonartrosis severa, síndromes de dolor miofascial y artrosis facetaria entre otros).

     Los procedimientos diagnósticos y terapéuticos dirigidos con ecografía son los siguientes: infiltraciones fasciales, musculares y articulares, bloqueos y radiofrecuencia de plexos y nervios periféricos, bloqueos y radiofrecuencia de ramos mediales, bloqueo epidural y caudal, bloqueos radiculares entre otros.

     Entre las ventajas de la ecografía en el tratamiento del dolor crónico, destacan las siguientes: se reduce el tiempo de ejecución de la técnica, incrementa la eficacia analgésica con una mayor rapidez de la acción de la misma, reduce el número de punciones potenciando la eficiencia, reduce las complicaciones y supone una mayor comodidad para el ciudadano.

Además, estas técnicas permiten aumentar la seguridad del paciente al evitar, a través de los ultrasonidos, la exposición a radiaciones ionizantes. Además, facilitan su aplicación en una consulta o sala de técnicas a través de ecógrafos portátiles, sin necesidad de una sala plomada que requieren las técnicas guiadas con radioscopia, permitiendo la realización de procedimientos diagnósticos y terapéuticos de acto único.
 
Más de 4.000 consultas anuales de dolor crónico

 

   Por lo que se refiera a la actividad asistencial que se desarrolla desde esta unidad clínica, anualmente la Unidad de Dolor Crónico lleva a cabo más de 4.000 consultas, de ellas atiene a 900 pacientes nuevos cada año. Desarrollo en torno a 145 sesiones de quirófano. Supera los 1.200 procedimientos intervencionistas, siendo el 50% con técnicas guiadas con ecografía, mientras que el resto son guiados mediante radioscopia.


     La dilatada experiencia de la que disponen los profesionales de la Unidad de Dolor Crónico del Hospital Universitario de Valme los hace partícipes de la actividad docente sobre estas técnicas. Han participado en la formación de numerosos especialistas de diferentes áreas de salud: Anestesiología, Traumatología, Rehabilitación, Reumatología, Neurocirugía y demás profesionales de las unidades de tratamiento del dolor con requerimiento para iniciarse en las técnicas de punción ecoguiada.


 Por su parte, esta docencia y formación práctica la han llevado a cabo en diferentes foros: directamente en sus quirófanos, participación en cursos específicos organizado por IAVANTE y otros cursos realizados en foros científicos (congresos de la Sociedad Española del Dolor, Congresos de la Asociación Andaluza de Dolor y de reuniones científicas organizadas por la Asociación Andaluza-Extremeña de Anestesiología y Reanimación).


CookiesAccept

Este sitio usa cookies

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de navegación y poder prestar los servicios o finalidades solicitadas por los usuarios: Saber más

Acepto

Acceso en la web

Acceso para los usuarios de la web

Crear una cuenta