Presentacion Proyecto .jpeg
El servicio de Enfermedades Infecciosas y Microbiología del Hospital Universitario de Valme ha iniciado, desde el pasado mes de junio, un proyecto dirigido a potenciar en el área sanitaria sur de la provincia de Sevilla un abordaje de las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) centrado en atención primaria. Con carácter totalmente innovador, esta iniciativa aporta un enfoque asistencial integrado, que une a los profesionales de atención especializada y a los de atención primaria hacia el logro de diagnósticos y tratamientos precoces bajo el reto de optimizar los resultados en Salud.

Los especialistas fijan en la detección y tratamientos precoces la fórmula para poner freno a la escalada preocupante de las ITS. Precisamente ante el incremento incesante de las mismas desde el año 2.000 y, dado que los centros de atención primaria son la puerta de entrada al sistema sanitario, desde este hospital sevillano se ha trazado una hoja de ruta que enfrenta este problema de salud pública. La estrategia se basa en un trabajo sanitario colaborativo interniveles; es decir, coordinar a los médicos de familia de los centros de salud con los infectólogos del Hospital Universitario de Valme para dar respuestas asistenciales eficientes controlando así estas infecciones cuyos afectados rondan principalmente edades comprendidas entre los 20 y los 35 años.

Para ello, los especialistas hospitalarios se han desplazado a los centros de salud del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla para facilitar las herramientas necesarias a través de sesiones formativas. Los infectólogos Juan Macías y Juan Antonio Pineda junto al microbiólogo Samuel Bernal han impartido un total de ocho sesiones con la participación de cerca de 200 profesionales, médicos y enfermeros de atención primaria.

El centro de salud `Nuestra Señora de la Oliva´ de Alcalá de Guadaira ha acogido la sesión dirigida a los profesionales de las zonas básicas de Alcalá y Mairena del Alcor. En el centro de salud `San Hilario´ se ha formado a los profesionales de la zona básica de Dos Hermanas. El centro de salud de Arahal fue el escenario de una tercera jornada formativa para los sanitarios de esta localidad. Por su parte, desde Las Cabezas de San Juan se formaron a los profesionales de las zonas básicas de Las Cabezas, Lebrija y El Cuervo. En el centro de salud El Rancho se ha celebrado la jornada dirigida  a la zona básica de Morón y Montellano. Y, finalmente, la formación el la zona básica de Los Palacios se ha llevado a cabo en el centro de salud `Ntra. Sra. de las Nieves´.

Dichas sesiones formativas han hecho posible que los profesionales de atención primaria dispongan de un protocolo para el abordaje de las ITS, cuenten con una simplificación de los tratamientos y procedimientos para toma de muestras, así como también se ha establecido unas pautas de derivación para evaluación especializada y seguimiento. Todo ello con la articulación de una línea abierta de comunicación entre infectólogos del Hospital Universitario de Valme y profesionales de atención primaria: intranet, teléfonos de consultas, móviles y correo electrónico. Como resultado, en dos meses se han registrado más del centenar de consultas por estos canales, desde primaria a atención hospitalaria, optimizando el abordaje asistencial de las ITS.

Tratar el VIH corta su cadena de transmisión

Los especialistas destacan cómo en las dos últimas décadas se está produciendo un aumento incesante de las ITS. En parte, dicho incremento se asocia con la pérdida del temor a la infección por VIH y Sida, que puede haber favorecido la disminución de la protección en las relaciones sexuales. A ello se une al incremento de conductas sexuales de riesgo basadas en el uso de redes sociales y en las app de contactos. 
   
Las presentaciones de ITS más frecuentes en atención primaria son: uretritis, úlceras genitales, cervicitis/enfermedad pélvica inflamatoria, proctitis y verrugas genitales. Unas infecciones que, en el caso de las mujeres, también afectan gravemente a su salud reproductiva, materna y neonatal, siendo la principal causa prevenible de infertilidad.

Pero en el grueso de ITS, los especialistas destacan la importancia del VIH dado su potencial impacto negativo sobre tres ámbitos: epidemiológico, salud individual del afectado y económico del sistema sanitario. Por un lado, es una infección que se transmite mientras no está diagnosticada. Al detectarse y tratarse, el virus desaparece en sangre y deja de contagiarse, cortándose la cadena de transmisión. Desde la perspectiva de la salud individual, es una enfermedad incurable actualmente. Sin embargo, si se trata, se evita su progresión y el desarrollo de problemas de salud asociados (como enfermedades diagnósticas de Sida y otros problemas no relacionados directamente con la inmunodepresión, tales como cánceres, patologías cardíacas, hepáticas, renales…). Y, por último, su tratamiento adecuado disminuye los costes socio-sanitarios elevados derivados del manejo de la infección por VIH avanzada.

Área Sur de Sevilla: 700 pacientes en tratamiento y seguimiento de ITS

Desde el punto de vista asistencial, el Hospital Universitario de Valme ofrece atención especializada al VIH, infección por el virus de la Hepatitis C y, en general, ITS a través de una cartera de servicios importante y profesionales de notable prestigio. Los doctores Juan Macías y Juan Antonio Pineda son los infectólogos vinculados a este ámbito asistencial.

Anualmente, desde el servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario de Valme se atienden en torno a 700 pacientes del Área Sur de Sevilla. Pacientes que activamente se encuentran en tratamiento y seguimiento del VIH en este centro hospitalario. Para ello, cuenta con dos consultas médicas, una de enfermería y un hospital de día donde se da respuesta a una atención ambulatoria y eficiente que no requiere de ingreso hospitalario (desarrollo de pruebas diagnósticas, administración de tratamientos,…).

Valme, centro de referencia para el diagnóstico de las ITS de Sevilla

El Hospital de Valme se postula como punto neurálgico en esta parcela clínica al ser centro de referencia para el diagnóstico de ITS de Sevilla. Desde su Laboratorio de Microbiología ofrece una importante cartera de servicios y, precisamente, las ITS ocupan en torno al 70% del global de su actividad. En este ámbito clínico específico, este centro analiza anualmente 7.000 muestras correspondientes a 5.500 pacientes; siendo las ITS más frecuentes analizadas en él: Clamidia, Micoplasma, Linfogranuloma venéreo, Sífilis, Gonococia, VIH, Virus del Papiloma Humano y Virus Herpes Simplex.

Taller Urología Grecia.jpg
El responsable de la Unidad de Urología Funcional del Hospital Universitario de Valme, Pedro Blasco, ha acudido recientemente a la ciudad griega de Kalamata invitado por la Asociación Helénica de Urología (HUA) para participar en una reunión nacional de grupos de trabajo. Los más de 16 años a la vanguardia en el abordaje y tratamiento de la Incontinencia Urinaria, por parte de este hospital sevillano, han propiciado su presencia en este foro.

Desde la experiencia acumulada en dos técnicas para hacer frente a esta patología, Pedro Blasco intervino con dos ponencias: `Nuevas perspectivas del mecanismo de acción de la neuromodulación sacra´ y `El uso práctico de la toxina botulínica en pacientes con incontinencia de urgencia idiopática y de origen neurógeno´. La sesión se completó con un taller de trabajo sobre ambas terapias,  donde los asistentes tuvieron la posibilidad de reproducirlas con simuladores.

La incontinencia urinaria, o manifestación por parte del paciente de escape de orina, es una disfunción asociada a la calidad de vida, cuya importancia se acrecienta dada su alta prevalencia. Puede afectar a ambos sexos en todas las edades de la vida; sin embargo, su incidencia aumenta con la edad, siendo máxima en la vejez y muy alta en la mujer en su etapa post-menopáusica. Aunque los datos de prevalencia son variable, se estima que la padece aproximadamente el 5% de la población en general y un 10% de las mujeres adultas la sufre.

De este modo, aunque la incontinencia más comúnmente conocida es la incontinencia urinaria femenina de esfuerzo (asociada al proceso del embarazo y parto de las pacientes), se trata de una enfermedad que puede aparecer a cualquier edad y que no es exclusiva de ningún sexo. Así existe la incontinencia en la infancia (enuresis infantil), en la edad adulta (incontinencia de esfuerzo, incontinencia de urgencia, incontinencia mixta femenina y masculina) y la de los mayores en los que, además de las descritas, pueden sumarse problemas de movilidad que dan lugar a la incontinencia funcional (pacientes, que, sin alteración del tracto urinario, presenta incontinencia por imposibilidad de llegar a tiempo al baño).

Tratamientos de tercera línea para casos complicados

En los tratamientos para las incontinencias complejas y de urgencia (vejiga hiperactiva), el Hospital de Valme dispone de varias terapias para aquellos pacientes que no responden ni a tratamientos iniciales de cambio de hábitos de conducta ni a los tratamientos orales. Se trata de la neuromodulación y la toxina botulínica, dos terapias de tercera línea estandarizadas para pacientes no respondedores.

Mientras que el procedimiento de la inyección de toxina en la vejiga urinaria   comenzó a funcionar en este centro en el año 2010, dirigida a pacientes mayores; la neuromodulación se implantó en el año 2003 destinada a pacientes más jóvenes y con alto grado de dificultad. Es una técnica eficiente, pero de mayor complejidad, en la cual Valme acumula 16 años de experiencia como uno de los primeros hospitales andaluces en incorporarla a su cartera de servicios. Además de dar cobertura a sus pacientes del área sur de la provincia de Sevilla, también atiende a aquellos otros procedentes de Huelva, Sevilla, Cádiz, Córdoba y Extremadura gracias a los conocimientos, experiencia y dedicación de sus profesionales.

La neuromodulación consiste básicamente en mejorar la conducción nerviosa mediante estímulos eléctricos. La creación de un campo eléctrico cerca de una raíz nerviosa optimiza la conducción de los impulsos por esa raíz. Para ello, y de forma mínimamente invasiva, se coloca en el quirófano con anestesia local un electrodo a nivel de la raíz sacra S3. Dicho electrodo se conecta a un generador externo; mientras que la paciente, dada de alta el mismo día, porta dicho generador en un período que oscila entre dos semanas y un mes. Seguidamente, se evalúa periódicamente la respuesta del pacientes para detectar si es respondedor o no a esta terapia. Si se considera positiva; o sea, se produce una mejoría subjetiva y objetiva de los síntomas, se coloca en quirófano un generador definitivo subcutáneo.

Precisamente su complejidad ha condicionado que, pese a ser una técnica que se introdujo en España en el año 2000, la generalización de su implantación haya estado coartada en los centros sanitarios. Previamente al procedimiento técnico realizado en quirófano, precisa diversos condicionantes: selección adecuada de pacientes, control personalizado y exhaustivo durante la prueba, revisiones periódicas personalizadas y soporte técnico e informático.

Resultados óptimos: mejoría clínica en el 70% de pacientes complejos

El Hospital Universitario de Valme atiende anualmente en torno a 500 pacientes con incontinencia urinaria. El responsable de su Unidad de Urología Funcional, Pedro Blasco, subraya el carácter invalidante de esta enfermedad: “se trata de una patología, que aunque no compromete la vida, puede llegar a ser muy discapacitante por el hecho de afectar de manera importante a la calidad de vida de los afectados, sin mencionar el consumo de recursos que provoca (absorbentes, continuas visitas al especialista,…)”

Este urólogo junto a la enfermera Camelia Moreno componen el equipo profesional, altamente cualificado e implicado en el abordaje de esta dolencia. La dilatada experiencia les lleva a hacer un balance con óptimos resultados: mejoría clínica en el 70% de los pacientes complejos. Para ello, se tiene articulada una asistencia a través de dos consultas semanales (una de carácter funcional y otra destinada a los casos graves, como los de origen neurológico) junto a un quirófano mensual para la aplicación de las técnicas de neuromodulación y toxina botulínica.

Pedro Blasco sitúa el éxito de la eficiencia de esta patología en el carácter personalizado de la asistencial que se ofrece desde este centro: “hacemos un seguimiento diferencial de cada paciente candidato a recibir cada terapia; puesto que la respuesta a estos tratamientos difiere en cada uno frente a la estandarización de los tiempos establecidos para cada técnica”.

Hospital andaluz participante en la primera Guía de Estandarización en Neuromodulación Sacra de Urología

Los avances realizados en las dos últimas décadas por la Unidad de Gestión Clínica de Urología del Hospital Universitario de Valme en la patología funcional urinaria ha propiciado su activa participación en la primera Guía de Estandarización en Neuromodulación Sacra en Urología. Publicada hace dos años, fue el único hospital andaluz participante, junto a otros cinco hospitales españoles, para que viera la luz un documento consensuado y estandarizado a nivel europeo: los madrileños Ramón y Cajal y Clínico San Carlos, el Hospital Universitario la Fe de Valencia, el tinerfeño Hospital Universitario de Canarias y el Hospital Universitario de Donosita.
El objetivo de esta guía fue actualizar los conocimientos sobre neuromodulación a través de la experiencia acumulada en la práctica clínica. En ella se combinan los conocimientos teóricos con habilidades prácticas adquiridas en el manejo de la terapia y los pacientes, convirtiéndose en una herramienta  de conocimiento y consulta rápida para los urólogos.

consulta PSORIASIS_ARTRITIS.jpg
Desde que hace un año el Hospital Universitario de Valme en Sevilla implantara un unidad clínica multidisciplinar dedicada en exclusiva a la psoriasis y la artritis psoriásica, conjuntamente atendida por los servicios clínicos de Dermatología y Reumatología, ya se han beneficiado los primeros 250 pacientes. La mejora en el abordaje diagnóstico-terapéutico de ambas enfermedades, a través de este modelo innovador, ha permitido optimizar la eficacia y calidad asistenciales.

   La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica caracterizada por la aparición en la piel de placas rojas con descamación. Se desconoce su causa, pero se sabe que el estrés y ciertos procesos infecciosos pueden motivar su aparición. De base autoinmune, afecta a un 2% de la población. Está asociada a múltiples comorbilidades sistémicas siendo la articular una de las más relevantes. Precisamente, se estima que 1 de cada 3 pacientes con psoriasis se halla en riesgo de desarrollar artritis psoriásica. Una enfermedad autoinmune, perteneciente al denominado grupo de las espondiloartritis, que consiste en la inflamación crónica del sistema musculoesquelético, con impacto multiorgánico, de curso crónico y progresivo.

Dado que pueden tardar hasta diez años en aparecer los síntomas articulares de esta enfermedad y atendiendo a su carácter potencialmente grave, los especialistas subrayan la importancia de un abordaje multidisciplinar al objeto de lograr diagnósticos precoces que puedan controlar la evolución de la enfermedad y, así, prevenir complicaciones.

Beneficios clínicos y asistenciales

La puesta en marcha de este nuevo dispositivo asistencial se basa en un modelo presencial conjunto de las dos especialidades médicas implicadas en ambas enfermedades: Dermatología y Reumatología. Aporta una mejora de la calidad asistencial de estos pacientes al ser valorados en una misma consulta por las dos especialidades. Es decir, un enfoque multidisciplinar y global por ambas frente a la forma más extendida que es la evaluación de forma independiente por parte de dermatólogos y reumatólogos.

Esta dinámica favorece el diagnóstico y tratamiento en fases precoces, tanto de la afectación cutánea como de la articular, minimizando la progresión de la enfermedad, el consiguiente daño estructural y la aparición de complicaciones de las mismas. Pero además de los beneficios clínicos sobre el control de la enfermedad, aporta como valor añadido otras tantas ventajas asistenciales: un diagnóstico temprano que evita exámenes innecesarios y duplicidad de pruebas, ahorra tiempo y desplazamientos a los pacientes, elude tratamientos de riesgo, disminuye los costes, reduce el dolor y con ello mejora la calidad de vida del paciente.

Del mismo modo, esta consulta de alta resolución permite mejorar el enfoque terapéutico a través de una mayor coordinación entre ambas especialidades médicas. Los especialistas valoran y deciden la mejor opción terapéutica en cada paciente frente a la aparición de un arsenal terapéutico cada vez más amplio tanto en dermatología como en reumatología. Además, esta forma de trabajo también repercute en el avance del manejo y conocimiento de estas enfermedades a través de proyectos de investigación compartidos por ambas especialidades.

Primera Unidad Psoriasis-Artritis de la provincia de Sevilla

La Unidad de Psoriasis-Artritis del Hospital Universitario de Valme está integrada por la dermatóloga Amalia Pérez, la reumatóloga Raquel Hernández y el enfermero Francisco Reche. Se trata de la primera unidad clínica conjunta que se ha creado en Sevilla para estas dos enfermedades. Sus profesionales coinciden en tiempo y espacio en una misma consulta compartiendo una agenda monográfica para estas dos dolencias en busca de la mejor opción terapéutica para cada paciente.

Los criterios de entrada de pacientes a la misma se corresponden con casos con sospecha diagnóstica de artritis psoriásica, pacientes con mal control de la enfermedad cutánea y articular y pacientes complejos que precisan un mejor control clínico.
A lo largo del año del funcionamiento de esta consulta se han desarrollado un total de 250 consultas. De ellas, el 65% son primeras consultas y el 35% revisiones. Los afectados son en un 50,7% varones y en un 49,3% mujeres. Por su parte, la clínica cutánea ha precedido a la manifestación articular en el 94,5% de los casos.

PROFESIONALES URGENCIAS PRIMARIA SUR SEVILLA.jpg
El servicio de Cuidados Críticos/Urgencias y Equipos Movilizables de atención primaria (SCCU) del Área Sur de Sevilla ha llevado a cabo un total de 30.397 asistencias durante el primer semestre del año. Se trata de un dispositivo de vital importancia pues garantiza las 24 horas al día y todos los días del año la asistencia sanitaria, estando considerado como uno de los ámbitos más relevantes en Salud.

De las 30.397 asistencias realizadas, el grueso de las demandas recibidas corresponde a las de carácter asistencial con 26.701 casos registrados. Le siguen 2.625 requerimientos por transporte, 717 consultas sanitarias, 350 peticiones por motivos informativos y cuatro de origen epidemiológico.

Por lo que respecta a los procesos de salud más prevalentes como motivo del requerimiento asistencial urgente en atención primaria del sur de la provincia de Sevilla, se corresponden con: dificultad respiratoria, síncopes y otras alteraciones del nivel de conciencia, caídas y malestar general. Por su parte, destaca la gestión de procesos tiempo dependientes donde la rapidez es primordial para la eficiente gestión sanitaria que conlleva la patología: Código Trauma, Código Ictus, síndromes coronarios agudos junto a infecciones graves (sepsis).

Por localidades, los ciudadanos de Alcalá de Guadaira son los que mayor número de asistencias urgentes y críticas han demandado con más de 2.000 casos atendidos. Le sigue la localidad de Dos Hermanas con 1.928 asistencias recibidas, Utrera con 1.513, Lebrija con 1.240 y Morón de la Frontera con 1.153.

En cuanto a la distribución de la demanda en función de los tramos horarios, el SCCU registra la mayoría de las activaciones en el horario de mañana con 10.715 asistencias. A este horario le sigue las demandas recibidas en la tarde, seguidas de la noche y de la madrugada.

Nueve equipos móviles y puntos fijos de urgencias

El SCCU del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla está conformado por un total de 72 profesionales entre médicos, profesionales de enfermería y trabajadores de gestión y servicios. Para el desarrollo de esta labor disponen de nueve equipos movilizables dotados con ambulancias medicalizadas y de profesionales que desarrollan su labor en puntos fijos de urgencias habilitados en diferentes centros de atención primaria.

Extraordinariamente organizados, dan cobertura a una extensa y dispersa población concentrada en las siguientes áreas: Alcalá de Guadaira, Dos Hermanas, Lebrija, Morón de la Frontera, Los Palacios, Utrera, Las Cabezas de San Juan y Arahal.

      Como valor añadido, subrayar la disponibilidad por parte de este servicio clínico del sello de calidad de la Consejería de Salud y Familias tras haber superado el correspondiente proceso de certificación llevado a cabo por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA). Con un nivel avanzado de acreditación, se ha convertido en la primera unidad clínica de Urgencias de atención primaria que en la provincia de Sevilla ha logrado durante el presente ejercicio acreditarse con el nuevo Manual de estándares específicos para servicios de Urgencias y Emergencias. Entre las fortalezas detectadas destacan las áreas de accesibilidad, mejora continua y promoción y prevención de la salud, junto a la implicación y el trabajo en equipo de sus profesionales.


Esta mañana la viceconsejera de Salud y Familias, Catalina Carrasco, ha visitado junto al director general de Cuidados Sociosanitarios, José Repiso, el Servicio de Salud Mental del Hospital Universitario del Valme. Este servicio clínico, perteneciente al Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, dispone de una plantilla compuesta por un total de 159 profesionales entre facultativos, enfermeros, auxiliares de enfermería, especialistas internos residentes, terapeutas ocupaciones, trabajadores sociales y profesionales en el área de gestión y servicios.


Los dispositivos asistenciales visitados hoy en este hospital sevillano han sido: la Unidad de Salud Mental Infanto Juvenil, la Unidad de Hospitalización de adultos y el Hospital de Día de Adultos.

CookiesAccept

Este sitio usa cookies

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de navegación y poder prestar los servicios o finalidades solicitadas por los usuarios: Saber más

Acepto

Acceso en la web

Acceso para los usuarios de la web

Crear una cuenta