El dermatólogo Fernando García Souto se ha alzado con el Premio al Mejor Especialista Interno Residente 2021El Hospital de Valme despide a los 50 residentes que han finalizado su formación en el área sur de Sevilla

El Hospital Universitario de Valme ha celebrado hoy un entrañable acto de despedida dirigido a los profesionales que han culminado su período de residencia en el Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla. El grupo está conformado por 50 nuevos especialistas en diversos ámbitos clínicos: médicos internos residentes de diferentes especialidades, farmacéuticos hospitalarios, psicólogos clínicos y enfermeros de las especialidades de Salud Mental, Obstétrico-Ginecológica y Pediatría.

El acto ha sido presidido por la directora gerente del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, María Jesús Pareja; el director médico, José Antonio Sánchez Román; la directora de enfermería, Mª José Jiménez, y el presidente de la Comisión de Docencia, José Carlos Pérez. Precisamente, la responsable de esta área sanitaria ha destacado la gran aportación de estos profesionales durante el último año de pandemia: “nuestro reconocimiento público a vuestra valentía, compromiso e implicación en una situación muy complicada contribuyendo con la máxima capacidad profesional y personal”.

La nueva promoción que se despide ha cursado una treintena de especialidades médicas y enfermeras acreditadas para la formación en este centro. Por especialidades, esta área sanitaria despide a 39 estos médicos internos residentes, nueve enfermeros internos residentes (cuatro matronas, tres de Salud Mental y dos de Pediatría), un farmacéutico interna residente y un psicólogo interno residente.

XX Edición del Premio al Mejor Residente: estrategia para incentivar la docencia de calidad

Desde hace 20 años, este hospital sevillano dispone de una estrategia para incentivar la docencia de calidad entre sus profesionales. El Premio al Mejor Especialista en Formación se ha convertido en un clásico que cada año pone el broche al Acto de Despedida de los residentes. Un evento que por segundo año consecutivo se ha realizado sin la afectuosidad de la cercanía de los abrazos y respetando la distancia de seguridad con motivo de las restricciones de seguridad por la Covid-19.

La entrega del XX Premio al Mejor Especialista en Período de Formación dispone de un ganador y dos accésit. Esta distinción tiene en cuenta tres parámetros de la trayectoria del residente: capacidad asistencial, docente e investigadora. Asimismo, al resultado de este baremo, aplicado por la comisión de docencia del hospital, se le adjunta la valoración que hacen de él sus propios compañeros.

El ganador del premio ha sido el médico interno residente en Dermatología Fernando García Souto, el cual podría optar a un Máster valorado en 3.000 euros. Por su parte, los accésit han correspondido a las siguientes residentes: Jordi Bonet López (Ginecología y Obstetricia) e Irene Esteve Ruiz (Cardiología).

La distinción pone en valor la excelencia lograda en este proceso asistencial orientado a la mejora de la calidad de vida de los afectadosValme, primer hospital andaluz en lograr la certificación nacional de calidad avanzada en Espondiloartritis Axial

El servicio de Reumatología del Hospital Universitario de Valme de Sevilla ha recibido la certificación avanzada en Espondiloartritis Axial por parte de la Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA). Se convierte en el primer hospital de Andalucía, y el tercero de España, en ser reconocido con esta distinción nacional, lo cual acredita su liderazgo en este ámbito clínico.

Dicha certificación se ha concedido a la consulta monográfica de Espondiloartritis, a cargo de Sergio Rodríguez Montero, reumatólogo experto en este área de patología clínica y responsable de la puesta en marcha de este proyecto hace más de cinco años. La acreditación se otorga tras superar, mediante auditoría, los estándares de calidad en el manejo del paciente con enfermedad inflamatoria del raquis. Incluye la valoración de los parámetros de funcionamiento del dispositivo asistencial, junto al seguimiento de su funcionalidad y calidad de vida de pacientes.

Las espondiloartritis son un grupo de enfermedades reumáticas interrelacionadas que comparten características clínicas, etiopatogénicas, radiográficas y de respuesta terapéutica. Dentro de este grupo, se incluye la espondiloartritis axial, que constituye una enfermedad inflamatoria de carácter crónico y discapacitante, que suele iniciarse en las articulaciones sacroilíacas y se extiende posteriormente al resto de la columna vertebral. Tiene una elevada prevalencia que puede llegar al 2% de la población general.

Destacar que, junto a la artritis reumatoide, las espondiloartritis representan la patología más frecuente entre las enfermedades inflamatorias del aparato locomotor. En España existen unas 500.000 personas aproximadamente con esta enfermedad inflamatoria, que provoca dolor de espalda, rigidez articular y limitación funcional; además de acompañarse de un gran impacto a nivel psico-social.

Esta enfermedad suele comenzar en pacientes jóvenes, antes de los 45 años. Como hándicap, los especialistas refieren el retraso diagnóstico de la misma por la complejidad de su identificación en fases precoces. Por esta razón, y hasta hace poco tiempo, la espondiloartritis axial se diagnosticaba con más de cinco años de retraso en nuestro país.

Precisamente, la participación en este programa de certificación de calidad conlleva el reconocimiento en el impulso de la mejora continua de la atención de estos pacientes. El reto del mismo es conseguir el tiempo óptimo en su diagnóstico en hospitales y dispositivos asistenciales del Sistema Nacional de Salud, fomentando el co-manejo y seguimiento de los pacientes que padecen esta enfermedad crónica.

Norma nacional de certificación `SpACE´

Esta norma de certificación, denominada `SpACE´, está desarrollada por la SECA junto a Novartis, en colaboración con la Coordinadora Española de Asociaciones de Espondiloartritis (CEADE) y el aval la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA). Según Sergio Rodríguez Montero, “supone un compromiso con la excelencia y mejora continua al intervenir en el proceso asistencial para obtener la calidad óptima y mejorar la calidad de vida de los pacientes”.

Los centros sanitarios adheridos a este programa pueden optar a tres niveles de certificación diferentes (básica, avanzada o excelente) de acuerdo con el cumplimiento de los 14 estándares que consta la norma, los cuales fueron consensuados por profesionales sanitarios de las diferentes especialidades que atienden al paciente con espondiloartritis axial junto con expertos en calidad asistencial.

El Hospital de Valme recoge un mar de besos redondos en el Día Nacional del Niño Hospitalizado El servicio de Pediatría celebra varias actividades en homenaje a los pequeños y sus familias que luchan a diario sin perder la sonrisa

video conmemorativo

El Hospital Universitario de Valme de Sevilla se ha volcado con la celebración del Día Nacional del Niño Hospitalizado, que tiene lugar hoy día 13 de mayo, a través de actividades dinamizadoras con los más pequeños en la planta de Pediatría junto al lanzamiento virtual de besos dedicados a los niños y jóvenes hospitalizados, a sus familias, a los profesionales sanitarios y a los voluntarios.

Un día como hoy de 1986 se emitió la resolución de la Carta de los Derechos del Niño Hospitalizados por parte del Parlamento Europeo para asentar y reforzar la idea de que el derecho a la mejor asistencia sanitaria posible constituye un derecho fundamental, especialmente para los primeros años de su desarrollo. Valme se une un año más a esta celebración mediante su vinculación a la atención infantil. Un gesto de compromiso con el bienestar de los más pequeños, rindiendo un homenaje a los mismos y, paralelamente, a sus profesionales al visualizar la sensibilidad sobre las consecuencias que la hospitalización puede tener en los más pequeños y el valor de los esfuerzos por la humanización que día a día se realizan.

Desde el servicio de Pediatría que dirige Eva Torres se han organizado una serie de actividades para conmemorar esta efeméride. Previamente, han decorado la quinta planta que alberga a estos pacientes tan especiales, así como también se ha confeccionado antifaces para que lo porten los pequeños. La oficialidad a la celebración se ha llevado a cabo con la entrega de dípticos con el Manifiesto del Día Nacional del Niño Hospitalizado.

Como actividades dinamizadores, la maestra del Aula Hospitalaria ha trabajado con los pequeños en sus habitaciones recortables. Además, se ha mostrado a los pequeños y sus familias una grabación audiovisual realizada como homenaje.

Asimismo, en esta celebración han querido participar dos asociaciones. Cruz Roja Sevilla con la entrega de tablets y regalos y la Asociación Acaye de Dos Hermanas, igualmente con la entrega de regalos.

Participación en la iniciativa de la Fundación ATRESMEDIA

El Hospital Universitario de Valme es uno de los hospitales españoles que se suma a la iniciativa de la Fundación ATRESMEDIA, al objeto de multiplicar esfuerzos de diferentes entidades y fundaciones de toda España para conseguir que los niños hospitalizados tengan su día y su propio homenaje de toda la sociedad. De este modo, el servicio de Pediatría de este hospital sevillano ha elaborado un vídeo con la canción “Un beso redondo” de la cantante Conchita como banda sonora.

El cariño de los profesionales del hospital se ha canalizado a través de una enfermera (Isabel Orta) que, simbólicamente ataviada de arlequín, ha recorrido el hospital para recoger el mar de besos redondos destinados a los homenajeados. Un vídeo donde se expresa la solidaridad y empatía hacia los niños y niñas por parte de todos los profesionales de este centro hospitalario como sello de identidad de la humanización asistencial.

Permite identificar por vía laparoscópica y mediante fluorescencia la primera estación linfática tumoral, optimizando la terapia y calidad de vida de las pacientesGinecología del Hospital de Valme aplica la técnica del ganglio centinela en el abordaje del cáncer de cérvix y endometrio

El servicio de Ginecología del Hospital Universitario de Valme de Sevilla ha potenciado la cirugía laparoscópica en procesos oncológicos, permitiendo la implantación de nuevas técnicas quirúrgicas menos invasivas para el abordaje de los tumores de esta especialidad clínica. Una de ellas es la técnica del ganglio centinela, validada en el cáncer de mama, y trasladada en este centro al cáncer de cérvix y endometrio.

Según la jefa de servicio de Ginecología de este centro, Rosa Ostos, “nuestra apuesta por la cirugía laparoscópica en procesos oncológicos no sólo ha incrementado la satisfacción de las pacientes al potenciar la alta resolución y disminuir su estancia hospitalaria; sino que ha tenido un gran peso estratégico durante la pandemia al permitirnos continuar manteniendo la misma actividad quirúrgica”.

Esta proyección pivota en el trabajo coordinado de ginecólogos, anestesistas y enfermeros de quirófano junto a la disponibilidad de moderna tecnología adquirida para el bloque quirúrgico. Concretamente, Ginecología tiene a su alcance una avanzada torre de laparoscopia dotada con cámara de fluoresceína que ha facilitado la aplicación de la técnica del ganglio centinela.

La nueva práctica que se ha incorporado en el hospital sevillano se basa en el uso del `verde de indocianina´, cuya innovación está valorándose para cirugía oncológica y general. Consiste en inyectar una sustancia (verde de indocianina) con capacidad de migración por los canales linfáticos e identificar el ganglio centinela. Facilita una imagen en alta resolución con una tecnología para detectar el colorante aplicado previamente y de este modo llevar a cabo una cirugía más precisa y menos invasiva, sustituyendo la cirugía abierta por la laparoscópica.

Esta iniciativa enmarcada en la lucha continua de este centro contra el cáncer ginecológico supondrá que cada año se beneficien cerca de 20 mujeres con cáncer de cérvix, endometrio o vulva. Se optimizará la eficacia de la terapia quirúrgica con la adecuación de los tratamientos a la extensión del tumor y se minimizará la agresividad quirúrgica en casos de estadios iniciales, siendo la recuperación más rápida y ganando en calidad de vida de las afectadas.

Avance para la estadificación quirúrgica

El pronóstico de muchos cánceres ginecológicos (cáncer de mama, de cuello uterino y de endometrio) depende de la invasión linfática, ya que se diseminan predominantemente por esta vía. Al respecto, la responsable de la Unidad de Ginecología Oncológica, Isabel Gasca, destaca cómo durante los últimos años “se ha avanzado en las técnicas de proyección de imagen, pero esta progresión no ha sustituido a la estadificación quirúrgica”. Por tanto, los profesionales convierten la aplicación de esta técnica en una importante herramienta para decidir tratamientos quirúrgicos según la afectación del tumor, de menos a más agresivos.

El equipo de ginecólogos que está materializando este avance está comandado por Isabel Gasca. Conforman la Unidad de Ginecología Oncológica, integrándola: José María Romo, Ainhoa Holgado e Ignacio Salazar. Desde el punto de vista clínico destacan como beneficios de este proceso menos invasivo el hecho de disminuir el tiempo quirúrgico, minimizar las complicaciones asociadas (tales como la acumulación de líquido en la pelvis y miembros inferiores) e incrementar la calidad de vida de las pacientes.

Del mismo modo, subrayan las ventajas de la cirugía laparoscópica frente a la cirugía abierta, en caso de ser necesaria la linfadenectomía: “mejora la identificación de estructuras anatómicas, permite la coagulación de pequeños vasos de forma preventiva y reduce la morbilidad postoperatoria”.

El ganglio centinela es la primera estación linfática donde drena el tejido tumoral y, por tanto, es representativo del estado ganglionar total. Tras su detección, se extirpa y se examina para determinar si hay células cancerosas presentes. Un resultado negativo de la biopsia sugiere que el cáncer no se ha diseminado; por el contrario, si resulta positivo (presencia de células cancerígenas) permite sospechar la extensión de la enfermedad. Y, en este caso último, favorece la adecuada estadificación quirúrgica; o sea, establecer la mejor opción de cirugía evitando la realización de linfadenectomías pélvicas (cirugía agresiva) innecesarias de forma sistemática.

Isabel Gasca destaca en el caso del cáncer de endometrio el valor añadido del estudio del ganglio centinela. Señala que “aparte de reducir las complicaciones derivadas de la linfadenectomía, permite detectar a aquellas pacientes con riesgo bajo e intermedio que se van a poder beneficiar de un tratamiento adyuvante (posterior a la cirugía).

Sus fortalezas definen una asistencia innovadora y de alta resolución reflejada en la actuación protocolizada durante la pandemia y orientada a una recuperación precoz en pacientes CovidEl servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital de Valme obtiene el nivel avanzado de certificación de calidad asistencial

La complejidad actual marcada por la pandemia no ha interferido en la apuesta constante del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla por la calidad, sumando un nuevo servicio clínico certificado y disponiendo de una treintena acreditados por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA), entidad integrada en la Fundación Progreso y Salud. Se trata del servicio de Medicina Física y Rehabilitación, con un gran volumen de actividad y con especial protagonismo en la pandemia por sus implicaciones en la recuperación de los pacientes Covid.

Bajo la jefatura de servicio de José Antonio Expósito, están integrados 60 profesionales de diversas categorías: médicos rehabilitadores, fisioterapeutas, auxiliares de enfermería, terapeuta ocupacional, celadores y administrativos. Dispone de una amplia cartera de servicios, siendo la actividad más numerosa la realizada en el ámbito de consultas externas. La misma la desarrolla en el Hospital Universitario de Valme, centros periféricos de especialidades de Alcalá de Guadaira, Dos Hermanas y Morón de la Frontera junto al Centro de Alta Resolución de Los Alcores. Además de esta actividad de consulta médica, se dispone de salas de fisioterapia en estos centros de atención especializada y centros de atención primaria del Área Sur de Sevilla.

Cada año atienden en torno a 35.000 citas en consultas, de las cuales 13.500 se corresponden a pacientes nuevos, cifra que revela la elevada prevalencia de las patologías asumidas. En fisioterapia realizan 33.000 asistencias anuales, ascendiendo a más de 2.500 asistencias individuales los correspondientes a terapia ocupacional. Destacar en el contexto de la actividad, el creciente número de procedimientos intervencionistas ecoguiados, registrando más del millar en el último año con la orientación al incremento de eficiencia y eficacia asistencial mediante la alta resolución.

Seguridad del paciente, continuidad asistencial y mejora continua

En el proceso evaluador llevado a cabo por la ACSA se ha valorado como prácticas de excelencia el trabajo en equipo; dado que este servicio lo componen perfiles de profesionales diversos que se coordinan para obtener buenos resultados en salud. Como fortalezas se han identificado un grupo de líneas desarrolladas bajo el prisma de la eficiencia, innovación y calidad asistenciales.

Destaca en el ámbito de la seguridad del paciente la generación de herramientas propias, como es el caso de una hoja específica de evolución y comunicación compartida con los fisioterapeutas, consiguiendo el seguimiento a tiempo real del estado y la situación del paciente. También en el fomento de la continuidad asistencial es importante la creación de un vínculo comunicativo con atención primaria para potenciar la resolución telemática de dudas interniveles entre profesionales, a través de la herramienta informática corporativa denominada Teleconsulta.

Del mismo modo, este servicio clínico ha realizado una sólida apuesta por la mejora continua pivotando en la acreditación de la calidad como herramienta. Con la participación e implicación de todos sus profesionales para conseguirla, traducen esta certificación en la dotación de un marco de referencia para la mejora continua del servicio y una mejor oferta asistencial.

Formación continua, docencia e investigación

Asimismo, este proceso evaluador ha puesto en valor la formación profesional permanente de este servicio como fortaleza para sus integrantes para la aplicación innovadora del conocimiento. De este modo, este servicio realiza sesiones clínicas de Medicina Basada en la Evidencia (MBE) promoviendo la búsqueda y valoración crítica de la literatura médica para la resolución de dudas en el ámbito profesional, siguiendo el formato de los Critically Appraised Topic (CAT).

También destacar los ámbitos de la docencia e investigación como herramientas de generación de conocimiento y mejora continua de la formación. En este sentido ha sido de gran importancia la consecución paralela de la acreditación como Unidad Docente de su servicio clínico, incorporándose el primer médico interno residente para su formación como médico rehabilitador. Sumar el programa docente planificado por los fisioterapeutas a desarrollar durante el año 2.021 para mejorar y actualizar sus competencias en las distintas patologías que se atienden en la cartera de servicios aprobada.

El jefe de servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, José Antonio Expósito, subraya el compromiso en la búsqueda de la excelencia asistencial: “participamos en los respectivos programas de acreditación de la ACSA, fundamentalmente en los relacionados con la acreditación profesional de los puestos de trabajo de nuestro servicio clínico, la acreditación de las actividades de formación continuada que organizamos y, actualmente, contamos con el reto alcanzado de la acreditación del servicio”.

CookiesAccept

Este sitio usa cookies

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de navegación y poder prestar los servicios o finalidades solicitadas por los usuarios: Saber más

Acepto

Acceso en la web

Acceso para los usuarios de la web

Crear una cuenta