premio nacional salud mental.jpgLa Unidad de Salud Mental Comunitaria de Dos Hermanas, perteneciente al Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, se ha alzado con el premio del I Certamen de Pósters Nacional de Enfermería `Midiendo Resultados en Salud´. El trabajo científico galardonado se centra en un estudio dirigido a encontrar una opción terapéutica que ayude a los pacientes que sufren un trastorno esquizofrénico a reducir el número de ingresos hospitalarios, optimizando la adherencia al tratamiento, minimizando sus efectos secundarios y disminuyendo la tasa de abandonos del mismo.

  Este certamen nacional tiene como finalidad contribuir en la formación de los especialistas y residentes en enfermería mediante la recopilación de experiencias y casos de éxito materializados en centros asistenciales. Al respecto, el trabajo premiado del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla fue preseleccionado entre ocho finalistas de procedencia nacional, poniendo en valor criterios como el valor científico, el interés práctico, la originalidad o la claridad de exposición.

   Bajo el título de `Estudio descriptivo de la eficacia del aripiprazol inyectable de liberación prolongada (ILP) en la adherencia al tratamiento en pacientes con esquizofrenia´, un equipo cinco enfermeras especializadas en salud mental han llevado a cabo dicha investigación. Coordinada por Eva Utrera Caballero, el objetivo de este trabajo ha sido evaluar la eficacia de los tratamientos ILP, en cuando a su adherencia, junto a una comparativa de las diferentes terapias utilizadas en relación con el número de ingresos, tasa de abandonos, efectos secundarios y el diagnóstico.

   Según destacan estas profesionales, la tasa de cumplimiento terapéutico en esquizofrenia está en torno al 50%, variando según el tipo de tratamiento. En este apartado, subrayan la mejor adherencia a los inyectables que a la medicación oral. Los efectos adversos son la principal rémora para su adherencia. Ello contribuye al abandono del tratamiento, reagudizaciones e ingresos reiterados, repercutiendo negativamente en la calidad de vida de las personas implicadas.

   El trabajo galardonado estudia la evolución de 82 pacientes (26 mujeres y 56 hombres) con trastorno psicótico que acuden a la Unidad de Salud Mental Comunitaria de Dos Hermanas. Los datos recogidos muestran que, tras la instauración de los ILP, se produce una clara reducción del número de ingresos en la unidad de hospitalización de salud mental, pasando de una media de 2,94% al 0,29%. Del mismo modo, la opción terapéutica propuesta conlleva menos porcentaje de efectos secundarios: 19% frente al 22% de otras terapias. Y, además, ello permite disminuir la tasa de abandonos del tratamiento con un 7,89% frente al 22,2%.
 
   Por tanto, los datos obtenidos constatan que los tratamientos ILP son una buena opción para optimizar la adherencia terapéutica de los pacientes con esquizofrenia que acuden a las unidades de salud mental comunitarias. Entre las diversas opciones terapéuticas, el aripiprazol es un fármaco bien tolerado y sus efectos adversos (como la somnolencia, el aumento de peso o los trastornos metabólicos) son menos frecuentes con respecto a otros antipsicóticos. Y, por último, la menor frecuencia de sedación y el hecho de que no afecte a la función cognitiva de pacientes, hacen mejorar la adherencia a este tratamiento, disminuyendo el número de recaídas.

   Estas profesionales concluyen que, cuando esté indicado su empleo, estos tratamientos consiguen una clara mejoría en la calidad de vida de estos pacientes y de su ajuste psicosocial, favoreciendo así su recuperación que es el objetivo del Programa de Intervención Temprana en Psicosis instaurado desde hace una década en el servicio de Salud Mental del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla que dirige Matilde Blanco Venzala.

salon actos2.jpg   La directora gerente del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, Mª Jesús Pareja, ha agradecido a los estudiantes de sexto curso de Medicina de este área asistencial el ofrecimiento de su apoyo en estos momentos tan complicados de pandemia. Destaca la vocación de servicio, generosidad, valentía y solidaridad profesional de un colectivo joven sensibilizado con la dura realidad, la cual está estrechamente vinculada a la que han elegido como profesión.

   Se trata de un comunicado correspondiente al medio centenar de estudiantes de sexto curso de Medicina del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla. Lo han dirigido a sus referentes docentes en el Hospital Universitario de Valme, los facultativos que los tutorizan y coordinan sus rotaciones prácticas por los diferentes servicios clínicos. El objetivo es mostrar su sensibilidad sobre la situación que se está viviendo de forma generalizada en los hospitales y centros de salud durante esta pandemia. La generosidad de los mismos la exponen con un sobrio ofrecimiento: “nos ponemos a vuestra disposición para todas la actuaciones en las que nuestra colaboración pueda resultar beneficiosa”.

   Previamente, en su Comunicado, justifican su mano tendida a la colaboración de la siguiente manera: “hemos visto en primera persona la presión asistencial que están afrontando nuestros tutores actuales y el resto del personal sanitario, que serán nuestros futuros compañeros”.

   Estos futuros médicos, que en la actualidad cursan su último año de académico, dirigen su escrito partiendo del hecho de reconocer la complejidad que entraña la organización de la formación práctica en el momento actual; pero, al mismo tiempo, resaltan la importancia de mantenerla pese a las dificultades que pueda suponer coordinarlas en estos momentos. Al respecto, agradecen el esfuerzo que se está haciendo y se ofrecen a apoyar a los tutores en el cuidado y atención de todos los pacientes que precisen actuación sanitaria; a pesar de que “somos conscientes de nuestras limitaciones como alumnos de último curso de Medicina, pero eso no impide que dejemos constancia de nuestra disposición a colaborar en las actividades sanitarias relacionadas con nuestra futura profesión en las que se nos requiera”.

    Al mismo tiempo, manifiestan que son conscientes del hecho que implica la exposición al SARS-CoV-2 tanto con el manteniendo de sus prácticas dentro del sistema sanitario como proponiendo su ayuda, “pero lo asumimos y entendemos que los beneficios que podemos aportar superan con creces el riesgo que estamos asumiendo”. Para ello, ratifican su compromiso con la seguridad: “nos comprometemos a llevar una actitud ejemplar en cuanto a medidas de protección individual y utilización de los recursos que se pongan a nuestro alcance”. 

   Esta generosidad ha sido puesta en valor por la responsable del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, quien ha transmitido y compartido personalmente su agradecimiento público con estos estudiantes en el salón de actos del Hospital Universitario de Valme. A este a agradecimiento también se ha unido la dirección médica y la de enfermería, junto al coordinador docente. Por su parte, en representación de los profesores asociados y tutores clínicos, el facultativo de Urgencias Francisco Ruiz, ha manifestado su enorgullecimiento por “la gran madurez profesional de estos estudiantes antes de finalizar su formación, lo cual garantiza la extraordinaria calidad del que será nuestro recambio generacional”.

equipo profesionales.jpg   El servicio de Oftalmología del Hospital Universitario de Valme de Sevilla es uno de los centros andaluces pioneros en instaurar la técnica DMEK-s para el trasplante parcial de córnea. Se trata de un procedimiento con dificultad técnica alta, demandante de una gran precisión y de una elevada especialización profesional. En este hospital sevillano ya se han beneficiado los dos primeros pacientes, constituyendo un novedoso avance en materia de trasplantes.

   Gregorio Hernández y Francisco Rosales son los oftalmólogos que han llevado a cabo ambas intervenciones. La innovación va dirigida a pacientes que tienen dañada sólo una parte de la córnea. De tal modo, que se benefician de un abordaje quirúrgico menos invasivo al sustituir el trasplante completo por un trasplante parcial del tejido corneal dañado. Es decir, en lugar de un trasplante de córnea (o `queratoplastia´) penetrante convencional, se realiza una queratoplastia parcial respetando las capas de tejido que están sanas. Ello conlleva una cirugía menos agresiva a través de un procedimiento menos invasivo que mejora los resultados en salud.

   Según ambos especialistas, la DMEKS-s es una técnica híbrida de queratoplastia al estar basada en otras dos técnicas de trasplante de córnea: DMEK y DSAEK. De tal forma que la DMEK-s reúne las ventajas de cada una de ellas “aportando grandes beneficios a pacientes que sólo tienen afectado una parte del tejido corneal y ya no tienen que someterse a un trasplante completo”.

  Entre las ventajas que representa, estos especialistas subrayan las menores complicaciones postoperatorias graves, tales como infecciones, la recuperación más pronta y menos dolorosa, la rápida mejora de las funciones y calidad visuales junto a una significativa mayor comodidad para el paciente y recuperación de su calidad de vida.

   Al respecto, la jefa del servicio de Oftalmología de este hospital sevillano, Ana García Bernal, destaca el gran avance instaurado para los pacientes con patologías corneales graves “al ofrecerles una nueva opción mediante un trasplante muy específico para aquellos afectados que no precisen del trasplante completo”. Del mismo modo, desde este servicio clínico agradecen la colaboración del Banco de Tejidos de Córdoba, de donde proceden los tejidos corneales trasplantados.
 
Prestigioso programa asistencial para trasplante de córnea

   El Hospital Universitario de Valme dispone de un Programa de Trasplantes, en el marco de la estrategia de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía de fomentar y extender la donación de órganos. Además de la extracción de órganos y tejidos, este centro está acreditado para la implantación de tejido ocular, vascular y óseo.

   Su Unidad de Trasplante de Oftalmología dispone de la acreditación de un programa asistencial de gran prestigio y calidad. Precisamente en reconocimiento a su esfuerzo por mejorar la calidad del proceso de trasplante, el servicio de Oftalmología fue galardonado el pasado año. Recibió el premio `Fuerza y Vida´, de manos de la Asociación `Los Palacios con la Donación´, durante la celebración de los actos conmemorativos por el Día Nacional del Donante de Órganos que cada año organiza la Coordinación Sectorial de Trasplantes de Sevilla y Huelva.

vestíbulo principal.jpg
    El Hospital Universitario de Valme de Sevilla ha iniciado un proyecto de reordenación del vestíbulo de su entrada principal como estrategia de mejora de la accesibilidad, ponderada por las medidas de seguridad del contexto Covid. A través de una inversión de 172.300 euros se acometerá una reforma centrada en la ordenación del flujo de la circulación de su acceso más transitado.

    Se trata de la intervención sobre un lugar estratégico, dada su elevada confluencia ciudadana y de profesionales fruto de su variada funcionalidad para acceder a diversas localizaciones: Admisión General, Servicio de Atención a la Ciudadanía, Gestoría del Usuario, Unidad de Trabajo Social, visita de familiares a Observación de Urgencias, entrada a las plantas de hospitalización y Área Directiva.

    Por tanto, el proyecto está dirigido a reorganizar el tránsito mediante la sectorización de los espacios confluentes al acceso principal, optimizando la accesibilidad en consonancia con  las recomendaciones frente al Covid-19. La ordenación de los flujos circulatorios permitirá evitar aglomeraciones y potenciar la prevención de contactos y contagios en un marco tan preocupante como el de la pandemia actual.

    El proyecto contempla un mostrador central en el centro del vestíbulo destinado a canalizar las diferentes entradas, reconduciendo los destinos de forma ordenada y fluida a través de la gestión de la información; mientras que en la cuadrícula que rodea la zona central se crearán espacios diferenciados a modo de salas de espera para cada servicio demandado y localizado en el vestíbulo principal.

    Durante el tiempo de ejecución de esta mejora, que se desarrollará durante varias semanas, se han habilitado itinerarios de accesos alternativos para las distintas fases del proyecto. Las localizaciones de la Admisión General, el Servicio de Atención a la Ciudadanía y las plantas de hospitalización no verán interferido su acceso en correspondencia con el itinerario original. En el mismo vestíbulo principal se ha establecido un pasillo para acceder a estos destinos. Sin embargo, para la entrada a la Unidad de Trabajo Social y al resto de servicios de Gestoría del Usuario se ha habilitado un acceso directo exterior, sin necesidad de pasar por la puerta principal. Por su parte, el acceso al Área Directiva se realizará desde la entrada que conduce al hall del salón de actos y que comunica con esta zona.

    Este proyecto forma parte del conjunto de intervenciones arquitectónicas programadas el pasado verano por el equipo directivo del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla y dirigidas a la reordenación de espacios, adaptándolos a los requerimientos de la pandemia; permitiendo, al mismo tiempo, ampliar la superficie asistencial de este hospital para dotarlo de más recursos junto a la creación paralela de nuevos circuitos garantes de la máxima seguridad.

    Por su parte, la directora gerente del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, María Jesús Pareja, agradece la colaboración respecto a las molestias que pudieran provocar los trabajos inherentes a esta actuación durante las próximas semanas en las que se desarrolle dicha intervención de mejora.

profesionales neonatos VALME.jpg   El Hospital Universitario de Valme de Sevilla conmemora este año el Día Mundial del Prematuro de forma diferente a como lo viene haciendo desde hace una década, a través de la cual los profesionales de su Unidad de Neonatología han compartido vivencias con los pequeños y familias que estuvieron vinculados a este centro. Este año las restricciones del coronavirus han impedido celebrar una jornada presencial para dar continuidad a estos lazos de cariño; sin embargo, sus profesionales han realizado un vídeo para homenajear la fuerza y capacidad de los pequeños prematuros y sus familias para sobreponerse a la adversidad.

   La Unidad de Neonatología del Hospital Universitario de Valme, perteneciente al servicio de Pediatría que dirige Eva Torres Begara, atiende cada año a más de 300 recién nacidos con diversas patologías. De ellos, el 25% son neonatos prematuros, cuyo grado de gravedad difiere dependiendo de la edad gestacional. Al respecto, el ingreso hospitalario puede prolongarse meses, de ahí que sus profesionales señalen la importancia de humanizar su asistencia.

   En este sentido, Valme es un centro que lleva años trabajando en distintos programas dirigidos a mejorar las necesidades relacionadas con los problemas de salud del recién nacido prematuro junto a la promoción del vínculo con sus padres. Se trata de una serie de intervenciones médicas y de enfermería dirigidas a disminuir el estrés y el sufrimiento del niño y a favorecer su desarrollo neurológico-emocional y también a facilitar la integración de los miembros de la familia como cuidadores principales del niño.

Pionero en fomentar el asociacionismo de Prematuros desde el año 2013

   Los recién nacidos prematuros, en especial aquéllos que nacen por debajo de las 28 semanas de gestación y con peso inferior a 1.000 gramos, precisan ingresar en el área de Cuidados Intensivos neonatales durante muchas semanas. En este sentido, los profesionales señalan que además de los medios tecnológicos es muy importante la humanización de la asistencia en el marco de los cuidados centrados en el desarrollo y la familia.

  Al respecto, estos vínculos de semanas o meses de ingreso en la Unidad de Neonatología los mantienen sus profesionales más allá del alta hospitalaria. Es por ello que en el año 2013 fomentaran la creación de la primera asociación sevillana de pequeños y familiares de prematuros: `Pequevidas-Valme´.

   Se trata de una iniciativa que ha ido creciendo a nivel nacional con el principal objetivo de incidir en la complejidad que representa la prematuridad de un hijo, no sólo en cuanto a cuidados y seguimiento de su salud, sino también por la necesidad emocional de acompañamiento y asesoramiento que tienen las familias tras haber pasado por situaciones de vulnerabilidad en un proceso de salud complicado.

   En este sentido, su supervisora de Enfermería, Rosa Cañete, destaca el sentido homenaje de todos los profesionales de la Unidad de Neonatología de Valme hacia la vitalidad de “unos pequeños luchadores que se aferran a la vida convirtiéndose en verdaderos héroes y la resiliencia de las familias en ese proceso tan complejo por remontar la adversidad”.


CookiesAccept

Este sitio usa cookies

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de navegación y poder prestar los servicios o finalidades solicitadas por los usuarios: Saber más

Acepto

Acceso en la web

Acceso para los usuarios de la web

Crear una cuenta