Patólogos junto a ingenieros informáticos y de salud crean un sistema capaz de detectar en segundos (con un 98-99% de precisión), áreas tumorales en imágenes digitalizadasEl Hospital de Valme y la Universidad de Sevilla colaboran en un proyecto para el diagnóstico del cáncer de próstata mediante inteligencia artificial

El servicio de Anatomía Patológica del Hospital Universitario de Valme, que dirige Rafael Martínez, junto al grupo de investigación de Robótica y Arquitectura de Computadores de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática de la Universidad de Sevilla han desarrollado un proyecto colaborativo sobre la aplicación de la inteligencia artificial para el diagnóstico del cáncer de próstata. El resultado es la creación de un sistema capaz, en pocos segundos, de detectar áreas tumorales en imágenes digitalizadas con un 98-99% de sensibilidad y precisión.

El cáncer de próstata es en la actualidad uno de los tipos de tumores malignos más diagnosticados en el sexo masculino. El tumor se inicia cuando las células de esta glándula crecen sin control, pudiendo invadir los tejidos y órganos circundantes (infiltración) o extenderse a otras partes del cuerpo (metástasis). Aunque su tasa de mortalidad ha disminuido en las últimas décadas, continúa siendo una preocupación importante dada su elevada prevalencia. Concretamente, se sitúa en la tercera causa de mortalidad por cáncer en varones en España, detrás del cáncer de colon y el de pulmón.

Por su parte, la patología digital es un conjunto de herramientas que incluyen la digitalización, el almacenamiento, procesamiento y análisis de imágenes en Anatomía Patológica con el fin de optimizar los resultados del procedimiento. Las herramientas básicas de trabajo de esta metodología son las siguientes: el sistema de información del laboratorio de Anatomía Patológica con trazabilidad total de las muestras, la imagen digital (que incluye la digitalización y el almacenamiento de las mismas) junto al diseño de algoritmos automáticos de análisis de imagen con el fin de mejorar la eficiencia y exactitud en el diagnóstico.

Diagnosticados cada año 200 nuevos casos de cáncer de próstata en el sur de la provincia de Sevilla

El servicio de Anatomía Patológica del hospital sevillano diagnostica alrededor de 200 nuevos casos de cáncer de próstata al año. Unas elevadas cifras de incidencia que han determinado el interés de este centro por participar en estrategias de medicina de precisión al objeto de optimizar resultados en Salud. De ahí su protagonismo en un proyecto colaborativo donde se combinan los avances de las tecnologías de la información con la aplicación de las nuevas posibilidades que ofrece la inteligencia artificial a la asistencia sanitaria.

El proyecto ha contado con la participación de Antonio Félix Conde Martín, facultativo especialista del servicio de Anatomía Patológica del Hospital Universitario de Valme e investigador en el ámbito de la patología digital. Mientras que por parte de la Universidad de Sevilla han participado Lourdes Durán López y Juan Pedro Domínguez Morales, liderados por Alejandro Linares Barranco (pertenecientes al área de conocimiento de Robótica y Tecnología de Computadores).

Dicha iniciativa se enmarca en el proyecto `PROMETEO´ de transferencia del conocimiento PAIDI2020 de la Junta de Andalucía. Consiste en el diseño de una arquitectura de red neuronal convolucional (CNN) dedicada a la detección de áreas de tejido cancerígeno en biopsias de próstata. Las CNN son redes de `neuronas artificiales´ inspiradas en el funcionamiento del cerebro humano y que, mediante sus capas de procesamiento, son capaces de extraer características de la imagen y clasificarlas de forma automatizada.

En el trabajo desarrollado se ha creado un novedoso sistema de diagnóstico asistido por computadora basado en el aprendizaje profundo, destacando los ingenieros Lourdes Durán y Juan Pedro Domínguez que “nuestra red personalizada supera a otros trabajos de vanguardia en términos de complejidad computacional para una tarea de clasificación binaria entre tejido normal y maligno en preparaciones digitales de próstata”.

Para ello, el servicio de Anatomía Patológica del Hospital Universitario de Valme ha suministrado, a través de patólogos expertos, imágenes digitalizadas de biopsias de cáncer de próstata procedentes de pacientes anónimos fallecidos por esta enfermedad. Han delimitado las áreas tumorales de las no tumorales para realizar el entrenamiento automático de la CNN diseñada y optimizada durante la colaboración.

El resultado ha sido un sistema capaz de detectar áreas tumorales en imágenes digitalizadas con entre un 98% y un 99% de sensibilidad y precisión, en pocos segundos. La aplicación práctica de estos resultados es de gran valor e interés, especialmente en entornos de trabajo con alto grado de integración digital. Durán López subraya que “en este contexto permitiría, entre otras funcionalidades, hacer una valoración preliminar de la muestra priorizando de manera automática a determinados pacientes, o incluso adelantando estudios complementarios de muestras con diagnóstico de cáncer, mejorando significativamente la eficiencia y la eficacia en el diagnóstico”.

Innovación en Anatomía Patológica: salto a la `Patología computacional´

El proceso de diagnóstico de gran número de enfermedades incluye la toma de muestras de células, tejidos u órganos para su análisis en el laboratorio. De ello se encarga Anatomía Patológica, especialidad médica que estudia las alteraciones morfológicas que aparecen en las muestras objeto de valoración y que determina el diagnóstico de la enfermedad, clave para las tomas de decisiones clínicas.

A través de la biopsia se confirma o se excluye la presencia de cáncer en el tejido. En el Laboratorio de Anatomía Patológica se procesan y digitalizan las muestras extraídas, en este caso de próstata. Se obtienen preparaciones digitales de alta resolución que son analizadas por los patólogos. Precisamente en este proceso, los sistemas inteligentes automatizados pueden ser de gran utilidad a estos profesionales, contribuyendo a disminuir la carga de trabajo y acortar el tiempo en el proceso de rutina.

El paso siguiente es el desarrollo de algoritmos que permiten automatizar el diagnóstico mediante procesos de aprendizaje (también denominado `deep learning´) perteneciente al campo de la inteligencia artificial. Ésta simula procesos de comportamiento humano basados principalmente en el aprendizaje y el razonamiento, aprendiendo y analizando con rapidez enormes cantidades de información.

De tal forma que se analizan y procesan imágenes para reconocer patrones asociados a patologías concretas, lo cual permite ayudar a los patólogos y mejorar la rapidez, precisión, eficacia y calidad de los diagnósticos. Por tanto, según destaca el patólogo e investigador Antonio Félix Conde, “la inteligencia artificial se convierte en un aliado del sanitario suponiendo un salto cualitativo en el proceso diagnóstico de las muestras a analizar, dado que el tradicional banco de muestras conservadas en parafina se transforma en un big data anatomopatológico ayudando a los especialistas a agilizar los tiempos diagnósticos”.

La nueva herramienta se está activando progresivamente en el área sur de la provincia, optimizando la calidad de vida de los pacientes y sus cuidadoresMedicina Interna del Hospital El Tomillar completa su avanzado modelo de cuidados paliativos con la hospitalización domiciliaria

El Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla ha incorporado una nueva herramienta asistencial al ámbito de los cuidados paliativos con la activación de la hospitalización domiciliaria. Supone completar el avanzado modelo asistencial existente en la Unidad de Medicina Interna del Hospital El Tomillar, con el objetivo de optimizar el bienestar y calidad de vida de estos pacientes y sus familias.

Se trata de una alternativa a la hospitalización convencional para un perfil de pacientes con necesidades complejas que, de forma voluntaria, quiera acceder a esta nueva prestación. Según la directora gerente del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, Mª Jesús Pareja, “sumamos calidad asistencial con una mayor personalización de la atención, más intimidad y mayor confort del paciente al ofrecerle la posibilidad de atención segura permaneciendo en su entorno familiar y siendo los profesionales los que se desplazan a su domicilio”.

Su activación ha comenzado en Alcalá de Guadaira a través del equipo formado por la facultativa y especialista en Geriatría María Carmona y la enfermera con amplia experiencia en cuidados paliativos Mª Ángeles García. Ambas destacan entre los beneficios de esta iniciativa: el mejor control de terapias y de los síntomas, la reducción de la ansiedad que supone abandonar el hogar, la mejor coordinación con atención primaria o el impacto positivo sobre la familia.

En estos días, dicha iniciativa también se ha implementado en las localidades de Arahal y El Viso del Alcor, dentro de la estrategia de implantación progresiva en las diferentes localidades del área sur de la provincia.

Uno de los servicios de Medicina Interna más grandes de Andalucía

El servicio de Medicina Interna del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, que dirige José Antonio Mira Escarti, conforma uno de los más grandes de Andalucía. Su actividad está organizada en los hospitales de Valme y El Tomillar con más de 200 profesionales que desarrollan una amplia cartera de servicios e ingente actividad. Cada año registran 56.000 estancias hospitalarias, más de 5.000 pacientes ingresados y cerca de 20.000 consultas externas.

Su estructura está articulada en diferentes dispositivos asistenciales, según las necesidades y complejidad de los pacientes. De este modo, dispone en el Hospital Universitario de Valme de tres alas de hospitalización, área de consultas externas junto a una unidad de día para pacientes con dolencias de carácter agudo; mientras que Medicina Interna del Hospital El Tomillar da respuesta a pacientes de mayor vulnerabilidad clínica a través del Área de Cuidados Paliativos Avanzados. Para ello cuenta con cuatro alas de hospitalización, la unidad de día y la reciente incorporación de la hospitalización domiciliaria.

La implementación de la hospitalización domiciliaria enriquece el modelo asistencial existente al haber crecido en el tiempo la necesidad de cuidados paliativos entre la población, como consecuencia del envejecimiento general y el incremento de la cronicidad de las enfermedades oncológicas y no oncológicas.

Al respecto, el Área de Cuidados Paliativos Avanzados del Hospital El Tomillar tiene conformado un dispositivo con un concepto amplio y moderno de estos cuidados. Está dotado con los profesionales, estructura y organización asistencial especializada para dar respuesta a aquellos pacientes cuya situación de fragilidad y multimorbilidad, oncológicos y no oncológicos, los hacen tributarios de la priorización de cuidados.

Cuidados paliativos: el 25% pacientes oncológicos y el 75% no oncológicos

La Unidad de Medicina Interna del Hospital El Tomillar tiene como responsable médico a Salvador Vergara y como supervisores de enfermería a Mª Valme Gómez y Francisco Hidalgo. El equipo de profesionales está compuesto por once médicos, 78 profesionales de enfermería, diez celadores, dos administrativos y una trabajadora social. El objetivo de todos ellos es satisfacer las necesidades de pacientes altamente vulnerables de la forma más eficiente, humanizada, segura e integral desde la máxima de la excelencia.

Cada año, el Área de Cuidados Paliativos Avanzados del Hospital El Tomillar atiende a más de 2.000 pacientes con perfil de ancianidad, fragilidad y dependencia. En un 25% se corresponden con enfermos oncológicos y en un 75% son no oncológicos. Por lo que respecta a las patologías que precisan de esta asistencia especializada, y orden de prevalencia, son las siguientes: insuficiencia cardiaca, demencias, insuficiencia respiratoria e insuficiencia renal. Por su parte, en las patologías oncológicas destacan los tumores sólidos (pulmón, cabeza y cuello, mama y digestivos, principalmente).

Cuenta con una amplia infraestructura y circuitos asistenciales organizados para garantizar respuestas eficientes y humanizadas. Dispone de un área de hospitalización, donde el rol de la enfermería es primordial con un perfil profesional especializado y muy comprometido, y de una unidad de día, ambas orientadas a las necesidades de cada paciente.

La Unidad de Día realiza al año 10.000 consultas y se basa en sistemática de trabajo muy eficiente determinada por indicadores de calidad: la demora cero en las consultas, el 49% de los pacientes en seguimiento que precisan ingreso lo hacen de forma directa sin tener que pasar por las Urgencias y la estancia media ha disminuido en los últimos años colocándose actualmente en una media de 10 días.

A través de dos artículos científicos aporta criterios para predecir el riesgo de complicaciones hepáticas en pacientes ya curados de hepatitis C, coinfectados o no por VIHInvestigadora de Enfermedades Infecciosas del Hospital de Valme, galardonada con dos premios a las Mejores Publicaciones por la Facultad de Medicina

La facultativa integrante del Grupo de Investigación de la Unidad de Enfermedades Infecciosas y Microbiología del Hospital Universitario de Valme de Sevilla, Anaïs Corma-Gómez, ha sido galardonada con dos premios al Mejor Artículo del mes que otorga periódicamente la Facultad de Medicina de la Universidad de Sevilla. Se trata de dos estudios publicados los pasados meses de noviembre y febrero en una de las revistas internacionales con mayor impacto científico en el área de Enfermedades Infecciosas: `Clinical Infectious Diseases´.

Ambos reconocimientos están vinculados a la línea de investigación que coordina Juan Antonio Pineda en el hospital sevillano; siendo la investigadora principal de los mismos Corma-Gómez. Sobre una cohorte, que supera el millar de pacientes, correspondiente al Grupo de Estudio de Hepatitis Víricas de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC); el Hospital Universitario de Valme ha dirigido una investigación orientada a predecir los riesgos de descompensaciones y/o desarrollo de cáncer hepático en aquellos pacientes curados de hepatitis C, con o sin infección por VIH concomitante.

El curso de la infección por el virus de la hepatitis C puede desembocar en la aparición de cirrosis hepática e incluso en hepatocarcinoma (cáncer de hígado) y, aunque los nuevos tratamientos facilitan la curación de este virus, sus pacientes continúan siendo objeto de seguimiento continuado frente al riesgo a desarrollar complicaciones. Al respecto, las investigaciones realizadas hasta el momento sobre los riesgos de desarrollar complicaciones hepáticas sólo se habían acotado a la fase activa del virus. Sin embargo, no constan estudios sobre estos riesgos en pacientes que ya se han curado de la hepatitis C, aplicándose el mismo manejo sin tener en cuenta la diferenciación de registros clínicos existentes durante la infección y tras la curación.

Por su parte, el grupo investigador del Hospital Universitario de Valme de Sevilla ha publicado dos estudios donde, de forma novedosa, aporta y constata la fiabilidad diagnóstica de criterios clínicos para un abordaje de estos pacientes acorde a su situación de curación. Además de constituir un nuevo modelo para la práctica clínica de los especialistas, aporta eficiencia diagnóstica y calidad de vida a los pacientes; puesto que facilita la predicción de aquéllos que van a desarrollar descompensaciones y/o tumores hepáticos, cribando los que no tienen que continuar estudiándose de forma innecesaria.

La pauta innovadora aplica el estudio de factores de riesgo en el momento de la curación. Para ello, utiliza la técnica del fibroscan para conocer de forma mínimamente invasiva la elasticidad hepática. La misma predice las complicaciones hepáticas en su totalidad. En este sentido, Anaïs Corma-Gómez, destaca como referencia clínica establecida que “si la rigidez hepática es menor de 14 KPa, los pacientes tienen un riesgo bajo, prácticamente nulo, de desarrollar complicaciones tras la curación de la hepatitis C”.

De este modo, permite cribar a los pacientes que no precisan de un seguimiento continuado cada seis meses, evitando acudir al hospital y someterse a controles analíticos y ecográficos. Supone una nueva herramienta que aporta eficiencia a los recursos sanitarios, restando consultas y pruebas diagnósticas innecesarias; así como potencia la calidad de vida de los pacientes desvinculándolos de revisiones y pruebas invasivas innecesarias. Concretamente, esta práctica clínica ha permitido en este centro dar el alta entre el 20 y el 30% de pacientes curados de hepatitis C, desvinculando su estudio a registros clínicos anteriores relacionados con la fase activa del virus y sí al momento de su curación.

Logran identificar pacientes que están libres de riesgo de complicaciones hemorrágicas digestivas con un 100% de seguridad

Por su parte, el segundo artículo científico galardonado es más específico, centrándose en una de las complicaciones hepáticas que más compromete la vida de estos pacientes: las hemorragias digestivas altas. Destaca la investigadora la complejidad de su manejo y el mal pronóstico de los pacientes que la sufren. Luego los resultados de esta investigación reflejada en estas publicaciones se traducen con un valor añadido.

De forma totalmente novedosa, este centro sevillano aplica dos parámetros en pacientes curados de hepatitis C para predecir si desarrollarán esta severa complicación. Combinan la rigidez hepática con el recuento de plaquetas. Como resultado, logran identificar al máximo número de pacientes que no van a desarrollar hemorragias digestivas por rotura de varices esofágicas.

Como constatación de la fiabilidad diagnóstica, los investigadores han conseguido el 100% del valor predictivo negativo; o sea, que no se ha producido ningún sangrado en pacientes diagnosticados como pacientes sin riesgo hemorrágico digestivo. Ello ha permitido que estos pacientes puedan abandonar el programa de cribado de varices esofágicas con alto riesgo de sangrado; ahorrándoles igualmente desplazamientos hospitalarios y el someterse a pruebas invasivas para los controles de forma periódica.

Por su parte, el director de la Unidad de Enfermedades Infecciosas y Microbiología, Jesús Gómez Mateos, manifiesta su satisfacción por ambos galardones, “puesto que la Universidad de Sevilla pone en valor las novedades científicas halladas con los beneficios clínicos que albergan nuevas vías en el manejo de pacientes con riesgo de complicaciones hepáticas graves”. Asimismo, Gómez Mateos agradece la contribución de esta institución a través de la edición de estos premios para el impulso de la producción científica de calidad, “permitiéndonos mostrar la actividad investigadora desarrollada desde nuestro grupo de investigación”.

El centro refuerza la seguridad de su entorno para proteger a pacientes y profesionalesEl Hospital de Valme reactiva normas de acceso y acompañamiento de pacientes como medida preventiva frente a la cuarta ola Covid

El paulatino aumento de ingresos de patología Covid ha provocado que el Hospital Universitario de Valme de Sevilla haya reactivado normas de acceso y acompañamiento de pacientes como medida preventiva frente al Covid-19. Se trata de una nueva regulación de las entradas al centro, recogida en su plan de contingencia en consonancia con la evolución epidemiológica, al objeto de preservar y mantener un entorno seguro.

Al respecto, la dirección del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla destaca la continua revisión de medidas anticovid, como resultado de la vigilante monitorización de la evolución de la pandemia y de los registros de presión asistencial en el Hospital Universitario de Valme. Es por ello que, tras unas semanas con la normalización de los accesos como consecuencia del control de la tercera ola, a partir de ahora recupere una de las medidas adoptadas anteriormente para blindar su seguridad.

Concretamente, las nuevas normas para la entrada al hospital recogen que sólo podrán contar con un acompañante las personas menores de edad, grandes dependientes, quienes se encuentren en cuidados paliativos o las mujeres durante el parto. En los casos excepcionales, en los que se permite el acompañamiento, se autorizará únicamente a una persona por paciente que deberá estar identificada y permanecer en la habitación evitando deambular por los pasillos y otras zonas del hospital. El uso de la mascarilla es obligatorio en todo momento y se recomienda la realización frecuente de higiene de manos.

Asimismo, se recalca a las personas que ejerzan labores de cuidado y acompañamiento de los pacientes hospitalizados el hecho de respetar las medidas de distanciamiento social, evitar las aglomeraciones y contacto estrecho con otras personas fuera del hospital. Si aparecen síntomas relacionados con la COVID-19, como fiebre, tos o sensación de ahogo, se recomienda que la persona cuidadora permanezca en su domicilio y comunicarlo a los servicios sanitarios a través de los canales establecidos en Atención Primaria.

Por lo que se refiere a las visitas a personas hospitalizadas, no están autorizadas; así como también se regula el desplazamiento por el centro para reforzar la prevención de contagios y coartar la cadena de transmisión del virus. Así, en el caso de quienes acuden a consultas externas, a la realización de pruebas diagnósticas o a intervenciones quirúrgicas, sólo está permitida la presencia de acompañantes igualmente para menores de edad, personas dependientes o cuando la naturaleza del tratamiento haga recomendable contar con apoyo a la salida del hospital.

La dirección de esta área sanitaria reitera el agradecimiento a sus profesionales por el esfuerzo y compromiso durante la pandemia, así como a la ciudadanía su colaboración para que se hagan respetar estas medidas dirigidas a proteger la salud de los pacientes y la del personal que los cuida.

Se trata de un estudio exhaustivo, realizado desde el ámbito de la epidemiología, que contribuye al desarrollo de estrategias para mejorar la salud de la poblaciónEl Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla presenta el Informe de Salud Local en Los Palacios y Villafranca

En el marco de la celebración de las Jornadas de Salud de Los Palacios y Villafranca que tienen lugar esta semana, el Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla ha presentado un Informe relativo al diagnóstico de Salud de la localidad al objeto de contribuir al desarrollo de su Plan Local de Salud. El mismo aporta la información más relevante sobre los factores que influyen en la salud de su población orientada a una estrategia para optimizar la salud ciudadana.

Este municipio participa en la Red Local de Acción en Salud de Andalucía (RELAS), a cuyo proyecto está adherido desde febrero de 2020. Se trata de un proyecto de la Consejería de Salud y Familias, en colaboración con la Escuela de Salud Pública, que pretende ayudar a los municipios de Andalucía a encontrar los recursos y activos que mejoren la salud de sus poblaciones. Les asesora, apoya y guía para iniciar su Plan Local de Salud, dando prioridad a la participación ciudadana.

Dicho proyecto, que se está liderando desde la delegación de Sanidad y Consumo del Ayuntamiento de Los Palacios, se ha abordado en la sesión de apertura de las Jornadas de Salud 2021 tras la inauguración de las mismas por parte del alcalde palaciego, Manuel Valle, y la directora gerente del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, Mª Jesús Pareja.

El Informe de Salud de Los Palacios y Villafranca se ha presentado por parte de la jefa del servicio de Medicina Preventiva y Salud Pública del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, Mª José Pérez Lozano. Supone el punto de partida para la confección de un plan de salud convertido en herramienta de trabajo y garante de una visión integral de la acción municipal; puesto que son muchas las intervenciones que desde los diferentes servicios municipales se desarrollan relacionadas con los determinantes de salud (servicios de salud, entidades, asociaciones y ciudadanía en general).

Al respecto, Pérez Lozano destaca la importancia estratégica de la información presentada “a través del estudio exhaustivo realizado desde el ámbito de la epidemiología del Área Sur de Sevilla, que faculta el inicio de las acciones municipales para planificar, ordenar y coordinar las acciones en diferentes ámbitos”.

Importancia de los estilos de vida en Salud Pública

Los Palacios y Villafranca cuenta con una población de 38.548 habitantes. Las enfermedades de esta localidad, al igual que en el resto del país, están principalmente relacionadas con el sistema circulatorio, tumores, enfermedades del sistema respiratorio, diabetes e hipertensión, entre otras.

Sobre estas conclusiones, la jefa de servicio de Medicina Preventiva y Salud Pública del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla ha subrayado la importancia que tienen los estilos de vida en salud pública, dado que alcanzan el 40% en su determinación sobre la Salud. Asimismo, ha resaltado cómo la obesidad infantil y los riesgos del tabaco son los factores que influyen más negativamente sobre la salud y se convierten en los factores sobre los que se pueden actuar desde distintos sectores.

Precisamente los especialistas sanitarios inciden en la importancia de rentabilizar recursos para optimizar los resultados en Salud a través de sinergias entre diferentes ámbitos. De este modo, consideran fundamental la coordinación para la promoción en Salud, objetivo básico del Proyecto RELAS, entre áreas sanitarias, ayuntamientos y educación.

Por su parte, la directora del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, Mª Jesús Pareja, pone en valor esta iniciativa a través de la cual Los Palacios toma protagonismo en la red de municipios de Andalucía adheridos al Proyecto RELAS, “permitirá reportar una mayor calidad de vida a los ciudadanos mediante acciones destinadas a la promoción de hábitos saludables, la participación ciudadana y la formación en valores”.

CookiesAccept

Este sitio usa cookies

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de navegación y poder prestar los servicios o finalidades solicitadas por los usuarios: Saber más

Acepto

Acceso en la web

Acceso para los usuarios de la web

Crear una cuenta