En la provincia de Sevilla es el destino para esta rotación formativa, acogiendo también a residentes de otras autonomíasEl Hospital de Valme, referente para la formación de residentes de enfermería comunitaria en el ámbito de las heridas crónicas complejas

La experiencia y liderazgo en el abordaje especializado de las heridas crónicas complejas por parte del Hospital Universitario de Valme de Sevilla, a través de una enfermería de prácticas avanzadas en esta patología, lo ha situado en referente de la provincia para su formación. De este modo, se ha convertido en el destino del rotario formativo de las enfermeras que están desarrollando su residencia en la especialidad de comunitaria y quieren acceder a estas competencias profesionales.

Las heridas crónicas y complejas son lesiones de la piel con una escasa o nula tendencia a la cicatrización, que no evolucionan adecuadamente en el tiempo esperado mientras se mantenga la causa que la produce. Pueden provocar complicaciones graves e incidir negativamente sobre la calidad de vida. Al objeto de instaurar un nuevo enfoque asistencial que aportara calidad en el abordaje y tratamiento de una patología convertida en un importante problema de salud pública, este hospital sevillano innovó hace dos años, y de forma pionera en la provincia, con la creación de la figura de la Enfermería de Práctica Avanzada en Heridas Crónicas Complejas (EPAHCC).

Se trata por tanto de una figura asistencial estratégica para lograr una atención ágil, eficiente y de calidad contemplada en la Estrategia de Cuidados del Sistema Sanitario Público de Andalucía. Entre sus beneficios asistenciales destaca tanto la prevención de este tipo de lesiones, como la reducción del tiempo de cicatrización de estas heridas. Para ello, este perfil se convierte en referencia, soporte y asesoría para equipos sanitarios de atención primaria, unidades de hospitalización, centros socio-sanitarios y residenciales.

Agustina Rosselló es la enfermera que desempeña este rol, respaldada por su amplia formación y experiencia profesional en las unidades de pacientes frágiles. Una nueva figura asistencial, dirigida a optimizar la eficiencia de las heridas crónicas complejas, capacitada para dar soporte a esta patología, tanto desde la consultoría como de la formación a profesionales de atención primaria y hospitalaria.

Formación avanzada en una patología convertida en un importante problema de salud pública

Al igual que el médico de familia es el primer nivel de contacto en el acceso al sistema sanitario; la enfermera familiar y comunitaria constituye el perfil profesional homólogo para el abordaje integral de la salud en la atención primaria, influyendo en los cuidados de la enfermedad y en mejorar la salud de los ciudadanos. Al respecto, las heridas crónicas complejas constituyen un campo asistencial bastante amplio en su actividad debido a su incidencia y complejidad.

En consecuencia, la adquisición de conocimiento, habilidades y destrezas terapéuticas conforman un objetivo docente destacado en la formación de las enfermeras internas residentes de la especialidad de Familia y Comunitaria. Al respecto, el Hospital Universitario de Valme es el único de la provincia con disponibilidad de EPAHCC que desarrolla actividad docente con la enfermería comunitaria.

Además, no sólo está ejerciendo esta labor con residentes de la provincia de Sevilla, sino también con otros tantos de procedencia externa a la comunidad andaluza, como es el caso de Extremadura. Destacar para el próximo curso la ampliación del número de solicitudes para la rotación en este centro.

Entre los contenidos docentes, Agustina Rosselló destaca la formación en los dos grandes bloques en que se dividen las heridas más frecuentes: lesiones relacionadas con la dependencia (úlceras por presión, lesiones cutáneas asociadas a la humedad y lesiones por fricción y cizalla) y las lesiones en extremidad inferior que se identifican con las úlceras venosas, pie diabético y úlceras atípicas. Por lo que se refiere al motivo de la consultoría de esta figura asistencial, Rosselló subraya mayoritariamente su correspondencia con las úlceras por presión, seguidas de las úlcera arteriales, venosas, neuropáticas y las relacionadas con infecciones.

Paralelamente a la labor de consultaría desarrollada por esta enfermería avanzada, confluyen también otros tipos de apartados para los cuales la EPAHCC constituye un gran soporte. Una actividad que también se visualiza en la formación desarrollada: continuidad de cuidados inter-niveles, altas e ingresos programados, petición de citas a especialistas y gestión de material.

Junto a la treintena de puntos fijos de vacunación habilitados en sus diferentes centros de salud y el Hospital de Valme, ha consolidado una estructura externa de citación masivaEl Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla alcanza la cifra de 7.000 vacunaciones diarias frente al Covid-19

El ritmo de vacunación en el Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla ha ido creciendo en las últimas semanas y, actualmente, alcanza hasta las 7.000 citaciones al día en sus diferentes puntos de vacunación contra el Covid-19. Precisamente al objeto de avanzar en la estrategia de vacunación y potenciar el Plan `Un millón por semana´ de la Junta de Andalucía, durante los últimos días este área ha consolidado su estructura de puntos externos de vacunación como apoyo a sus puntos fijos establecidos desde el inicio de la campaña.

Dada la dispersión poblacional y grandes dimensiones geográficas del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, se potenció desde del principio la accesibilidad ciudadana mediante la creación de una treintena de puntos fijos de vacunación distribuidos en los centros de salud de las diferentes localidades y el Hospital Universitario de Valme. Seguidamente, se activó la vacunación con localizaciones alternativas que, de forma periódica y según las necesidades, han funcionado en diversos municipios. Y durante esta última semana se ha consolidado esta estructura de puntos de vacunación externa, con la colaboración de los ayuntamientos, activados de forma permanente para el apoyo de la estrategia de la vacunación masiva.

En concreto, junto a los centros de salud, están funcionando los siguientes dispositivos de vacunación externa: Hipódromo de Dos Hermanas, Caseta Municipal de Arahal junto a los pabellones municipales de Deportes de Los Palacios, Utrera y Alcalá de Guadaira. Unas ubicaciones que cuentan con medidas de seguridad frente al Covid-19, permitiendo atender a las personas citadas en condiciones adecuadas. Cada uno de ellos cita de forma diaria a 1.000 ciudadanos para vacunarse.

La consolidación de estos cinco puntos externos de vacunación, junto al funcionamiento permanente de los puntos fijos establecidos en los distintos centros de salud y Hospital Universitario de Valme, se completa en el área sur de la provincia con otros cinco puntos alternativos externos en las localidades de Morón de la Frontera, Lebrija, El Cuervo y Las Cabezas de San Juan, así como uno más en Dos Hermanas localizado en Montequinto

Por su parte, el subdirector de Enfermería del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla y referente provincial de Vacunas, Adriano Sianes, agradece la colaboración municipal, a protección civil, Cruz Roja, así como a cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Al mismo tiempo hace un satisfactorio balance en este área sanitaria después de cinco meses de proceso de vacunación “nos enfrentábamos a la complejidad de una zona muy amplia y población dispersa en numerosos núcleos urbanos y rurales; sin embargo, contamos con la satisfacción de disponer de un equipo de profesionales de gran valía, muy implicado, muy cualificado y muy humano”.

La pérdida de audición es una de las patologías más frecuentes manifestadas por los pacientes que acuden a las consultas de OtorrinolaringologíaEl Área Hospitalaria de Valme desarrolla entre su enfermería formación especializada en audimetría

El servicio de Otorrinolaringología del Hospital Universitario de Valme de Sevilla ha desarrollado una iniciativa formativa entre su enfermería con el objetivo de potenciar el perfil especializado en este ámbito que redunde en el incremento de la eficiencia y calidad asistenciales. Como resultado, se amplían las competencias enfermeras en un modelo de gestión asistencial donde se refuerza la capacidad resolutiva de las exploraciones diagnósticas en torno a la función auditiva.

Este interesante curso, acreditado por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, se ha celebrado bajo la dirección y docencia del jefe del servicio de Otorrinolaringología del hospital sevillano, Juan Solanellas Soler. En él han perfeccionado su formación sobre Audimetría un total de 15 enfermeras, las cuales conforman el plantel de las consultas de este servicio clínico en toda el Área Hospitalaria de Valme: consultas externas del Hospital Universitario de Valme y centros periféricos de especialidades de Dos Hermanas, Alcalá de Guadaira, Morón de la Frontera y Los Alcores).

La pérdida de audición o hipoacusia representa uno de los problemas de salud más frecuentes en las consultas de ORL. Es la pérdida de audición parcial o total en uno o ambos oídos. Son múltiples las causas que pueden producirlo y son varios los tipos de hipoacusia que existen, dependiendo del grado de pérdida auditiva y de donde esté localizada la lesión.

El estudio audiométrico incluye las dos vías por las que se transmite el sonido al ser humano: la vía aérea, en la que el sonido llega por el aire y penetra en el oído a través del conducto auditivo externo, membrana timpánica, cadena de huesecillos y oído interno; y, en segundo lugar, la vía ósea en la que el sonido se transmite por el mastoides del hueso temporal hasta el oído interno. Al respecto, la enfermería desarrolla diferentes pruebas; de ahí la importancia de su especialización y adiestramiento junto a la actualización de protocolos.

Esta actividad formativa ha incluido un amplio contenido. Por un lado, el estudio anatomofisiológico de la audición y sus principales patologías. Seguidamente, la explicación teórica de la realización de los distintos tipos de audiometrías y técnicas de enmascaramiento para la valoración de la función auditiva, además de convertirse en herramienta de apoyo para diagnosticar la hipoacusia, tipo y magnitud de la misma. Y, en tercer lugar, un aspecto muy valorado por las enfermeras que han acudido al curso, como es el carácter eminentemente práctico del mismo para adquirir las habilidades y destrezas diagnósticas.

Asimismo, entre lo interesante aportado en esta actividad también destaca la amplitud de contenido, ya que han abordado tanto las pruebas diagnósticas para detectar hipoacusias en recién nacidos, como en menores y adultos. De este modo, se han llevado a cabo prácticas de audiometrías, de otoemisiones acústicas, de potenciales evocados automáticos y potenciales evocados auditivos en virtud del perfil de cada paciente y sus necesidades.

Editado por ACCU Sevilla, se convierte en el manual de cabecera para los pacientes permitiéndoles reaprender hábitos saludablesEl Hospital de Valme acoge la presentación del libro `Cómo afronto mi Enfermedad Inflamatoria Intestinal´

En el mes dedicado a las Enfermedades Inflamatorias Intestinales y a sus distintas manifestaciones extraintestinales, el Hospital Universitario de Valme ha querido colaborar en la visibilidad de estas patologías acogiendo la presentación del libro `Cómo afronto mi Enfermedad Inflamatoria Intestinal´. Editado por la Asociación de Enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa de Sevilla (ACCU Sevilla), esta publicación se traduce en un valioso manual y libro de cabecera para los pacientes.

La enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) engloba a un grupo de enfermedades crónicas digestivas, principalmente la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn. Ambas se caracterizan por ser enfermedades del intestino esencialmente, inmunológicas, inflamatorias y crónicas, que evolucionan en brotes (fases activas) y períodos de remisión (fases inactivas). Alteran la capacidad del organismo para digerir los alimentos y absorber los nutrientes y comparten además características clínicas y patológicas. Algunos síntomas comunes son: diarrea, sangre en las heces, cansancio, dolor abdominal, pérdida de apetito, pérdida de peso y fiebre.

Al respecto, el libro editado tiene como objetivo ser un apoyo para los pacientes con la participación de profesionales especializados en las esferas que envuelven a esta enfermedad: la alimentación a través de una especialista digestiva (Yolanda Torres) y una nutricionista (Tamara Ortiz), las emociones a través de una psicóloga (Mª Ángeles Izquierdo), junto al ejercicio físico a través de una rehabilitadora (Elena Sarabia). Según la coordinadora de este manual, la enfermera Adriana Rivera, son las tres esferas que modulan el curso clínico de la enfermedad junto a los tratamientos; de ahí que el libro intente ser lo más útil posible extrapolando consejos en cada uno de estos tres ámbitos en los diferentes momentos importantes de la vida de los pacientes acuñados en 23 hitos (primer brote, ingreso hospitalario, lactancia materna, sobrepeso, delgadez, anticoncepción,…)

La presentación del mismo en el Hospital Universitario de Valme se ha desarrollado en un acto recogido con motivo de las medidas de seguridad frente al Covid-19. Se ha presentado al equipo directivo y a los profesionales del servicio de Digestivo vinculados a esta patología. La directora gerente del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, María Jesús Pareja, ha estado acompañada del director médico, José Antonio Sánchez Román, y de la directora de enfermería Mª José Jiménez. Por su parte, los especialistas digestivos han estado encabezados por la jefa del servicio de Enfermedades Digestivas, Lourdes Grande, y su supervisora de enfermería, Mª José Garrido.

Por lo que respecta a los creadores del libro, se han desplazado al hospital sevillano el presidente de ACCU Sevilla, José Luís Rodríguez, la coordinadora del libro y el ilustrador del mismo, Enrique Quevedo.

Carácter innovador del manual

La coordinadora del libro destaca su carácter innovador en varias parcelas. Por un lado, destaca el ser una bibliografía viva, de gran interés dado que la edad más frecuente en su diagnóstico es la adultez temprana, que se corresponde con un grupo de población joven muy vinculado a las redes sociales y nuevas tecnologías. Este cariz bibliográfico se convierte en un soporte para esta patología al permitir la actualización continua de la información, con perfiles profesionales accesibles en Instagram, aporte de información contrastada y de calidad que garantiza su veracidad mediante evidencia científica.

Por otro lado, son muy gráficas las ilustraciones realizadas por un paciente, socio de ACCU Sevilla y licenciado en Bellas Artes. Enrique Quevedo destaca el haber ilustrado este libro desde lo más dentro de él al ser paciente e identificarse con el contenido. Aporta colorido y simbolismo en dibujos que expresan los momentos vividos por los propios pacientes.

Atención de 2.000 casos anuales en el sur de la provincia de Sevilla

La EII puede tener manifestaciones clínicas muy diversas y tiene un impacto social relevante, ya que se diagnostica en una fase temprana de la vida afectando principalmente a adultos jóvenes con plenas expectativas personales y profesionales. Es por ello que, según Lourdes Grande, “es muy importante su abordaje multidisciplinar como garantía de una atención integral”.

En el Hospital Universitario de Valme la atención de la EII se lleva a cabo a través de tres facultativos y una enfermera especializados. Para ello, funcionan tres consultas monográficas por semana con una actividad anual en torno a la atención de 2.000 casos. En el Hospital de Día de Digestivo se administran los tratamientos correspondientes, además de la disponibilidad de una consulta telefónica. Y, por su parte, en el área de hospitalización de Digestivo, los ingresos se realizan de forma diferenciada para un mejor seguimiento de esta enfermedad a cargo de los profesionales especializados en ella.

Su prestigio docente ha disparado en los últimos años las solicitudes de rotación formativa procedentes de otras provincias andaluzas y otras comunidades autómomasPredilección de los MIR de Familia por el centro de salud de Montellano para la formación en Medicina Rural

El centro de salud de Montellano es uno de los centros acreditados en el Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla para impartir formación en Medicina Rural dentro de la especialidad MIR de Medicina Familiar y Comunitaria. Organiza, imparte y tutoriza la formación rotatoria de médicos residentes de tercer año sobre un contenido obligatorio en su especialidad como es la Medicina Rural. Su prestigio docente ha provocado que en los últimos años reciba solicitudes externas a su área sanitaria procedentes de otras provincias andaluzas y otras comunidades autónomas.

Bajo la dirección de Antonio Román, el equipo sanitario de Montellano agrupa la cobertura de las localidades de Montellano y Coripe. La primera con un centro de salud y la segunda con un consultorio, ambas distantes 15 kilómetros, atienden a una población de 12.550 habitantes mediante una plantilla de 24 profesionales de diversas categorías profesionales: médicos de familia, pediatra, enfermeros, matrona, auxiliar de enfermería, enfermera gestora de casos, trabajadora social, fisioterapeuta, auxiliares administrativos, celadores-conductores de ambulancias.

Además de las consultas del médico de familia, pediatra o de enfermería; Montellano dispone de una amplia cartera de servicios: cirugía menor, planificación familiar, educación maternal, programa de Niño Sano, teledermatología, telecontinuidad de cuidados, deshabituación tabáquica, atención a pacientes con tratamiento anticoagulante oral, prueba del talón, electrocardiograma, espirometrías, retinografías, citología y lavados óticos. Como complemento, el centro pone a disposición de los usuarios numerosos talleres de educación y promoción de la salud, así como un amplio programa de participación ciudadana. Asimismo, cuenta con un servicio de Urgencias, encargadas de atender las emergencias no demorables en horario de 24 horas, con guardias y salidas con UVI móvil.

Medicina Rural: disciplina propia dentro de la Medicina de Familia

La Medicina Rural es una disciplina integrada en la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria cuya formación se lleva a cabo durante el tercer año de residencia de los futuros especialistas. Con un mes de rotación, se realiza en un centro de salud o en puntos de atención primaria con características de ruralidad.

Para su docencia debe contar con las condiciones y espacio físico suficientes al objeto del desarrollo adecuado del programa docente, así como disponibilidad de colaboraciones docentes que tutelen al residente y se responsabilicen de la aplicación del programa. Al respecto, el centro de salud de Montellano cuenta con cuatro tutores y forma anualmente a una decena de residentes.

Durante la rotación el residente tutelado ejercita habilidades teóricas y prácticas necesarias para la asistencia de la consulta a demanda, programada y urgente tanto en el centro sanitario como en domicilio. Por tanto, la formación rural ofrece un amplio manejo de la Medicina y como ventaja genera una estrecha relación entre el médico, el enfermo, la familia y el entorno comunitario.

Según la coordinadora de los médicos residentes de Familia del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, Mª Victoria Rodríguez: “nos ofrece la posibilidad de un abordaje más completo y comunitario que el que la mayoría de las veces ofrece la medicina en medio urbano, convirtiéndose en el ámbito donde mejor se mantienen las características fundamentales y diferenciales de la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria”.

Al respecto, el director del centro de salud de Montellano subraya las características específicas y propias del ámbito rural que enriquecen la formación de la especialidad médica de familia y no puede aportar un centro urbano: “la oportunidad de conocer una comunidad pequeña combinada con el rol del médico de familia donde las condiciones de enfermar son diferentes, donde las circunstancias estructurales le obligan a adquirir más habilidades y cuyas diferencias incrementadas en función de la distancia al hospital de referencia convierten a los residentes en más resolutivos”.

Según Román, los objetivos de esta formación son varios, incidiendo en la transmisión del modelo de sistema de gobernanza clínica de atención primaria; o sea, el buen gobierno clínico: convergencia de la gestión y la organización, las buenas prácticas, la comunicación interprofesional y el mejor conocimiento explícito disponible.

Para ello, entre los contenidos docentes, la rotación rural forma a los residentes en las siguientes habilidades: comunicacionales, geriátricas, en tratamiento paliativo oncológico y no oncológico, pediátricas, salud mental, atención familiar, atención primaria orientada a la comunidad, en detección de problemas sociales, en terapias de anticoagulación oral así como en urgencias y emergencias.

Rocío (médica residente del madrileño centro de salud de Lavapiés) o Carmen (del centro Utrera Norte, perteneciente al Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla) son dos de las últimas profesionales que han realizado el rotatorio en Montellano. Califican de sobresaliente, tanto la formación adquirida en conocimientos y habilidades, como las actitudes docentes del plantel de tutores que han tenido a su disposición. Destacan como ejemplar la tutoría, agradecen la posibilidad de incrementar el sentimiento vocacional hacia su especialidad a través de la vertiente humana de sus docentes, así como valoran la posibilidad de abrir el abanico laboral hacia el entorno rural donde se han formado.

CookiesAccept

Este sitio usa cookies

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de navegación y poder prestar los servicios o finalidades solicitadas por los usuarios: Saber más

Acepto

Acceso en la web

Acceso para los usuarios de la web

Crear una cuenta