COMITIVA BÉTICA CON DIRECTIVA HOSPITAL.jpgLos niños ingresados en el Hospital Universitario de Valme han recibido la tradicional visita que el club verdiblanco hace cada año a este centro en la proximidad de las fechas navideñas. Organizada por las peñas `Betisweb´, `Amigos del Centenario´y `Rafael Gordillo´, la visita ha contado con una gran representación bética encabezada por el carismático Joaquín.

La comitiva bética ha estado conformada por una gran representación de la entidad: la consejera del área Social del Real Betis Balompié, María Victoria López, seis jugadores del primer equipo (Joaquín, Bartra, Tello, Javi García, Barragán y Alex Moreno), dos jugadoras del Betis Féminas (Marta Cazalla y Rosa Otermin) junto a la mascota bética Palmerín.

Se trata de un tradicional acto de este club sevillano que cada año se solidariza con los más pequeños que se encuentran hospitalizados en estas fechas tan entrañables y aportan alegría para hacerles más amena su estancia, en el marco de las actividades que este centro sanitario tiene programadas para las fiestas navideñas. 

 La visita ha discurrido por la quinta planta de este hospital donde se encuentra localizada el área de Pediatría. La visita de los jugadores a cada una de las habitaciones ha estado animada con varios pajes de la plataforma verdiblanca Betisweb y representantes de la Asociación Bética Amigos del Centenario junto a las delicias de Palmerín. Durante la visita sorpresa a los pequeños, los jugadores han aprovechado para hacer entrega de insignias, banderas y juegos alusivos a la entidad bética.

 
Tras dar la bienvenida y transmitirles el agradecimiento por parte del equipo directivo del Hospital Universitario de Valme, la incursión bética ha transcurrido por la quinta planta del hospital, donde está localizada la especialidad de Pediatría. Todos los niños han recibido regalos representativos de este club de fútbol hispalense con gran ilusión.

Finalmente, la directora gerente de este centro asistencial sevillano, María Jesús Pareja, ha transmitido en nombre del equipo directivo su agradecimiento tanto a jugadores, como a las tres peñas verdiblancas y a la representante de la entidad que se han sumado a la iniciativa por la labor altruista y solidaria que llena de emoción a los pequeños hospitalizados.

recortada.jpgEl Hospital Universitario de Valme de Sevilla ha recibido la acreditación `SEC-Excelente´, por parte de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), en concepto de su asistencia en insuficiencia cardiaca. Una certificación concedida a aquellos centros nacionales que cumplen los estándares de calidad en la labor asistencial de esta enfermedad.

   Se trata de una distinción relevante, ya que desde una sociedad científica nacional se reconoce el buen hacer de los cardiólogos de este hospital sevillano en torno a una patología muy prevalente (medio millón de personas la padecen en España). La insuficiencia cardiaca representa la tercera causa de muerte entre las enfermedades cardiovasculares. Constituye la fase terminal de la mayor parte de las patologías coronarias y supone la primera causa de ingreso hospitalario en mayores de 65 años junto a una elevada tasa de reingresos.

 El equipo de Insuficiencia Cardiaca del Hospital Universitario de Valme está formado por cuatro cardiólogos y una enfermera: David Villagómez, Irene Estrada, Manuel González, María José Romero y Rosa Luque, respectivamente. Entre los logros cosechados en los últimos años, destaca el manejo innovador de esta enfermedad a través de un plan integral entre la Cardiología de Valme y los centros de atención primaria del sur de la provincia. Un reto orientado a mejorar los resultados en salud a través de la implicación de los dos niveles asistenciales y con una dinámica de trabajo compartido. La excelencia de los resultados obtenidos es patente: reducción de más del 50% de los reingresos y más del 35% la estancia hospitalaria.

      Se trata de un plan de integración para el manejo de la insuficiencia cardíaca basado en la modulación de la situación clínica del paciente a través del establecimiento de un sistema de estratificación de riesgo (alto, medio y bajo), en base a las características clínicas de los pacientes con diagnóstico de esta enfermedad. En función del mismo, establecen un plan de seguimiento específico que llevan a cabo de forma conjunta por Cardiología de este hospital sevillano junto a médicos de atención primaria y enfermería. A fin de individualizar la intervención en el tiempo, estos profesionales han valorado la situación evolutiva de la enfermedad en los pacientes.

 Simultáneamente, han constituido una consulta monográfica semanal para pacientes con alto riesgo de descompensación. Los de riesgo intermedio han sido revisados por Cardiología  y Atención Primaria; mientras que los de bajo riesgo han sido seguidos sólo por Atención Primaria. Complementariamente, el cardiólogo y la enfermera especialistas en insuficiencia cardiaca se desplazan semanalmente a los centros de de salud del Área Sur de Sevilla  para impartir sesiones formativas y valorar casos con dudas diagnósticas previas a la inclusión en el programa o dudas en el manejo durante el curso del mismo.

      Al respecto, el jefe de servicio de Cardiología del Hospital Universitario de Valme, Francisco Javier Molano, destaca que “con esta actuación integral completamos un circuito asistencial que aborda al paciente en todas la etapas de la enfermedad cardiaca: desde el inicio hasta las fases más avanzadas, conjuntamente con la disponibilidad de alta tecnología aplicada en Valme (terapia de resincronizacion cardiaca, desfibrilador, intervencionismo coronario ...  )”.

Pionero en la formación del Paciente Cardiaco Experto


       Además de esta importante aportación en actividad clínica, también desde la Unidad de Insuficiencia Cardiaca de este centro se ha desarrollado una línea novedosa de intervención educativa sobre los pacientes. Esta actuación es consecuencia del convencimiento de los beneficios que produce el paciente experto en el control de su enfermedad y en la mejora de su calidad de vida.

 En 2014 este centro se convirtió en el primer centro sanitario de la provincia de Sevilla que puso en marcha una iniciativa dirigida a formar al paciente en insuficiencia cardiaca para que, a su vez, éste adquiera el rol de formador de otros pacientes con la misma patología. Es decir, fue el hospital de la provincia que formó a los primeros pacientes expertos en insuficiencia cardiaca. La iniciativa se enmarca dentro de la creación del Grupo Multidisciplinar de Insuficiencia Cardiaca del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla.

 Por su parte, el programa SEC-EXCELENTE forma parte del proyecto SEC-CALIDAD cuyo objetivo es reducir la mortalidad y aumentar la calidad de vida de los pacientes con cardiopatía. Se trata de una iniciativa que responde a la necesidad de desarrollar estándares y guías de actuación que garanticen la calidad de los procesos asistenciales, reduciendo la variabilidad en la práctica clínica y aumentando la seguridad de los procedimientos.

reciclaje_farmacia.JPGEl Hospital Universitario de Valme de Sevilla ha dado un paso más en la protección del medio ambiente con la reciente implantación de un sistema de recogida selectiva de envases ligeros. Concretamente, ha sido su servicio de Farmacia el que ha impulsado y ha puesto en marcha esta iniciativa que contribuye de forma considerable a la protección del medio ambiente.

 Conscientes del hecho que supone la creciente demanda de productos envasados y el problema ambiental que acarrea su generación, se ha materializado este proyecto desde la supervisión de Enfermería del servicio de Farmacia de este hospital sevillano, a manos de María Castro, y la Unidad de Gestión Ambiental de este hospital sevillano. Además cuenta con la colaboración de Ferrovial Servicios y la empresa de limpieza Clece junto a los profesionales de este servicio hospitalario que se han concienciado de la importancia del reciclaje en el desempeño del trabajo sanitario, aunque como apunta Castro “vaya más allá de las exigencias legales, puesto que sobrepasa la normativa para residuos peligrosos de los centros sanitarios”.

 Es una iniciativa con un objetivo ambicioso, puesto que articula un circuito para la recogida de residuos y conseguir una mayor tasa de recuperación en materia de envases.  Para ello, se ha activado en este servicio hospitalario un sistema de segregación adecuada de residuos para envases ligeros, orientada a su recogida selectiva y la gestión de esos recursos. De este modo, se han distribuido contenedores para la recogida de residuos y consiguiente reciclado. Los residuos ligeros que se están reciclando son los siguientes: papel, cartón y plástico.

 Por su parte, son varios los departamentos del servicio de Farmacia donde se han instalado los contenedores: carrusel o almacén de preparación de pedidos internos de medicamentos, unidad de preparación de mezclas intravenosas y de tratamientos citostáticos, consultas externas, reenvasadora de fármacos y despachos de los profesionales. Además, como medida innovadora, en el área de consultas externas se está sustituyendo la habitual entrega de medicación en bolsas de plástico por bolsas de papel al objeto de disminuir el impacto ambiental e incrementar la calidad desarrollada en sostenibilidad por parte del servicio de Farmacia de este hospital sevillano.

 Por su parte, esta medida de potenciación del respeto al medio ambiente y colaboración con la gestión sostenible de los recursos llevada a cabo en este centro hospitalario avala la apuesta del mismo por la protección medioambiental.

PREMIO Anestesia.jpgMédicos y enfermeros del servicio de Anestesiología y Reanimación del Hospital Universitario de Valme han sido galardonados por dos estudios presentados en la 64 Reunión Anual de la Asociación Andaluza-Extremeña de esta especialidad clínica. Tanto facultativos como enfermeros han obtenido los primeros premios al Mejor Póster presentado en ambas categorías profesionales en este foro científico.

Los anestesiólogos del hospital sevillano han expuesto un estudio, coordinado por Germán Valdés, sobre la eficiencia en el funcionamiento del área quirúrgica. Uno de los ámbitos hospitalarios de mayor dotación de recursos humanos y tecnológicos, siendo muy importante su gestión. Para ello, han monitorizado dos indicadores fundamentales en la evaluación de su eficiencia: la ocupación de un quirófano y el porcentaje de suspensiones. Al respecto, el estudio galardonado analiza la correlación entre los tiempos que se definen en el parte quirúrgico y los tiempos reales de los procedimientos. Una disyuntiva motivada por el número de prolongaciones y suspensiones a causa de falta de tiempo y que se registra en el cuadro de mandos.

Concretamente, analizan más de 250 procedimientos de diferentes especialidades médicas, con ingreso hospitalario y en horario de mañana, correspondientes a partes quirúrgicos de un mes. Las conclusiones obtenidas aportan la importancia de realizar una programación más personalizada y no basada en tiempos fijos estimados. Ello facilitaría un mayor rendimiento del área quirúrgica y una menor insatisfacción de los profesionales como resultado de las prolongaciones o por las propias suspensiones.

          Por su parte, los enfermeros del servicio de Anestesiología, bajo la coordinación de Pedro López, se han alzado con el premio al Mejor Póster por un trabajo sobre la disminución de la ansiedad previa a la cirugía y el dolor post-operatorio. Se basa en un programa de enfermería pionero e innovador realizado desde la Unidad de Dolor Agudo Post-operatorio. Tiene como marco la educación para la salud, centrándose en la traslación de la información previa a la cirugía a los ciudadanos a través de la explicación de los circuitos establecidos desde el ingreso hospitalario hasta el alta quirúrgica, junto a los recursos analgésicos para la ausencia del dolor tras la cirugía.

        Aporta calidad y humanización asistenciales en el proceso perioperatorio. Los resultados de la investigación presentada a través del póster galardonado reflejan cómo se reduce un 14,3% la ansiedad previa al quirófano a través del funcionamiento de la `Entrevista Prequirúrgica´, junto a la disminución de un 30% del dolor post-operatorio a las 24 horas a la cirugía. Además, se obtienen diferencias estadísticamente significativas en la reducción de la intensidad del dolor. En reposo, la disminución del dolor es del 20% y en movimiento del 30%. A su vez, los `rescates analgésicos´ o recurrencia a tratamientos con morfina para tratar el dolor también se reduce en un 10%. Y, además, la cantidad de tratamiento solicitado por el paciente a través de los dispositivos de las bombas de analgesia personalizadas para el dolor también experimenta una disminución.

entrega acreditacion AGS SUR DE SEVILLA.jpgDoce unidades sanitarias pertenecientes al Área de Gestión Sur de Sevilla han recibido hoy de manos de la delegada territorial de Salud y Familias, Regina Serrano Ferrero, la certificación de calidad que otorga la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA), entidad integrada en la Fundación Progreso y Salud, como reconocimiento al compromi-so de los profesionales con la excelencia y la mejora continua del servicio que ofrecen a la ciudadanía.

Entre ellas figuran cinco unidades de atención primaria, en concreto los centros de salud de Olivar de Quinto, San Hilario y los Montecillos y el centro de salud de San Isidro, con sus  consultorios locales de Los Chapatales y Pinzón junto a Urgencias Sevilla Sur. Asimismo, el Hospital Universitario de Valme ha recibido la certificación de calidad para sus unidades de Anatomía Patológica; Laboratorios; Cirugía Ortopédica y Traumatología; Oncología Médica; Enfermedades Infecciosas y Microbiología; Salud Mental y Neumología.

El acto de entrega de estos distintivos se ha celebrado hoy en el hospital sevillano y en él han estado presentes la delegada provincial del ramo, Regina Serrano Ferrero, la directora gerente del área Sur, María Jesús Pareja Megía, y el director de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, José Ignacio del Río Maza de Lizana. 

Todos los equipos que hoy han recibido el sello de calidad han realizado sus procesos de certificación con programas específicos para unidades sanitarias que evalúan están-dares referidos, entre otros aspectos, a la organización de la actividad, la accesibilidad y continuidad de la atención, los derechos de los usuarios o la seguridad de los procesos.

En la actualidad, ya son 30 las unidades del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla que cuentan con la certificación de la ACSA. Entre ellas se encuentran 9 unidades de atención primaria, 20 servicios hospitalarios y la unidad de formación del área. También cuentan con la certificación de sus competencias 138 profesionales del área, reflejando una apuesta clara por ofrecer una atención a la ciudadanía con las máximas garantías de calidad y seguridad.

Certificación ‘Optima’ para el centro de salud de Olivar de Quinto

El centro de Olivar de Quinto, en particular, ha recibido hoy su tercera certificación, alcanzando en esta ocasión el sello de calidad ‘Óptimo’, el segundo de los tres niveles previstos por el modelo de calidad de la ACSA, reconocimiento que solo ostentan otras 5 unidades en Andalucía en el ámbito de la atención primaria.

En su informe de evaluación, la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía ha destacado la implantación en el centro de la atención telefónica a demanda del paciente, a través de la reserva de tramos de agenda de los médicos de familia, como medida que mejora la accesibilidad. La unidad, además, organiza iniciativas de prevención y promoción de la salud, como la Semana Saludable o las actividades de promoción de la lactancia materna. Además, sus profesionales colaboran con el periódico local, a través de publi-caciones periódicas, y se ofrece desde el centro información relevante gracias a la página web www.centrodesaludolivardequinto.es.

Los evaluadores de la ACSA también han puesto en valor la gestión de los procesos asistenciales en la unidad, con una adaptación local pormenorizada y un cuadro de mando que permite controlar los resultados de los indicadores definidos. Otra particula-ridad de este centro de salud es la gestión de la labor asistencial a través de ‘microuni-dades’, equipos multidisciplinarios que integran varios cupos de medicina de familia y pediatría, así como los respectivos profesionales de enfermería y administrativos, con el objetivo de ofrecer a la ciudadanía la totalidad de la cartera de servicios y tener clara-mente identificados sus referentes en el centro de salud.

La Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía

La Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía es una entidad de evaluación y certifica-ción adscrita a la Consejería de Salud y Familias e integrada en la Fundación Progreso y Salud. Su actividad de certificación se dirige a los centros y unidades sanitarias y de servicios sociales, a las competencias de los profesionales sanitarios, a la formación continuada y a las páginas web y blogs sanitarios, según el modelo de certificación del Sistema Sanitario Público de Andalucía, buscando siempre la excelencia en la atención sanitaria y favoreciendo una cultura de la mejora continua. Para más información sobre la ACSA: www.juntadeandalucia.es/agenciadecalidadsanitaria.

CookiesAccept

Este sitio usa cookies

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de navegación y poder prestar los servicios o finalidades solicitadas por los usuarios: Saber más

Acepto

Acceso en la web

Acceso para los usuarios de la web

Crear una cuenta