El Hospital de Valme acoge su primer alumbramiento por Fecundación in Vitro

niño FIV.jpg

El Hospital Universitario de Valme de Sevilla ha registrado el nacimiento del primer bebé concebido en este centro a través de Fertilización in Vitro (FIV) mediante técnicas avanzadas de reproducción humana asistida. El alumbramiento de Álvaro se produjo a las 12.30 h. del pasado día 26 de agosto en la semana 39 de gestación. Pesó 3.225 kg. y midió 51 centímetros y, tanto la madre como el bebé, se encuentran en perfecto estado ya residiendo en su domicilio de Lebrija.


Se ha tratado de un embarazo muy especial, dado que ha entrañado horas de trabajo e ilusión por parte de un equipo de profesionales que ha luchado por incorporar esta técnica en la cartera de servicios y ofrecerla a las parejas del área sur de la provincia con problemas de fertilidad. Según la jefa del servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario de Valme, Rosa Ostos, “es el primer niño que ha abierto las puertas de la esperanza y alegría a esta familia y a otras muchas gracias a la puesta en marcha de nuestra Unidad de Reproducción Humana Asistida”.

En Andalucía, Granada fue la primera provincia, seguida de Málaga, en incorporar dentro del sistema sanitario público esta prestación. Posteriormente, se fue completando en el resto de provincias con un hospital de referencia en cada una de ellas. En el caso de Sevilla, el Hospital Universitario de Valme se suma al Hospital Virgen del Rocío suponiendo el potenciar la accesibilidad de la salud reproductiva en la provincia de Sevilla. Se trata de una provincia que ha experimentado un notable incremento en la demanda de esta asistencia durante los últimos años (una pareja por cada 1.000 habitantes, precisando el 70% de ellas técnicas avanzadas).


La nueva unidad comenzó a dar sus primeros pasos en septiembre del pasado año y, de forma progresiva, ha ido poniendo en marcha todos sus resortes técnicos y profesionales. Desde abril del presente año está funcionando a pleno rendimiento con un balance satisfactorio: hasta la llegada del verano se han realizado 153 ciclos FIV con una tasa global de embarazo del 34%, en consonancia con las estadísticas emitidas por el actual registro de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF).


Embarazo complejo y de alto riesgo


Después de varios embarazos frustrados y más de dos años de espera para acceder a la prestación pública de la FIV en el Hospital Virgen del Rocío, Toñi y Juan Luís fueron una de las primeras parejas que recibieron la citación desde la nueva Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Universitario de Valme. Ambos destacan la agilidad en el proceso clínico, la profesionalidad y la humanización recibidas.


El equipo de profesionales es de carácter multidisciplinar y está conformado por una veintena de personas muy sensibilizadas hacia el problema de la infertilidad que con mimo abordan y tratan: tres ginecólogos, un anestesiólogo, tres embriólogos, tres técnicos especialistas de Laboratorio, cuatro enfermeras, dos auxiliares de enfermería, un administrativo, un celador y una limpiadora.

Según la ginecóloga responsable de la Unidad de Reproducción Humana Asistida el Hospital Universitario de Valme, Elena Mantrana, “ha sido un caso complejo y de alto riesgo”. Además de problemas de fertilidad, la madre presentaba una enfermedad reumatológica crónica (artritis reumatoide) cuya terapia ha tenido que compatibilizarse tanto con el tratamiento reproductivo como con el curso del embarazo. Para ello, los servicios de Ginecología y Reumatología del Hospital Universitario de Valme han trabajado de forma coordinada y conjunta al objeto de salvar una situación que no supusiera un acicate a la opción de ser madre, siempre bajo la catalogación de un embarazo de alto riesgo. Sin embargo, destaca Elena Mantrana, “todo ha ido perfecto, desde la consecución del embarazo en el primer ciclo de FIV, a la evolución del embarazo, parto y estado del bebé”.

Pioneros en la consulta de enfermería para Reproducción que imprime agilidad en la respuesta asistencial

En la organización del funcionamiento de esta nueva unidad se ha priorizado ofrecer respuestas ágiles y eficientes. Para ello, se ha potenciado de forma pionera el trabajo de la enfermería en el proceso de la reproducción junto a la creación de una sistemática de trabajo en la unidad basada en la coordinación y el trabajo en equipo de los profesionales del área sanitaria sur de Sevilla.


La enfermería desarrolla su labor desde la creación de una consulta con numerosas funciones que inciden en respuestas personalizadas y agilidad asistencial. Está conformada por cuatro enfermeras y dos auxiliares que gestionan y programan la lista de espera de las pacientes FIV e inseminación artificial colaborando tanto en tareas del ámbito diagnóstico como en la aplicación de tratamientos. Diariamente, preparan y organizan la actividad de consultas y quirófano. Colaboran en las distintas exploraciones que precisan de enfermería, tales como las inseminaciones y pruebas de transferencias. De forma personalizada, explican los tratamientos y resuelven dudas a las pacientes vía telefónica.


Además, para imprimir agilidad en circuitos asistenciales como la extracción de analíticas y la realización de histeroscopias, estas actuaciones se llevan a cabo en las propias instalaciones de la unidad de reproducción sin necesidad de que las pacientes se desplacen al Laboratorio o entren en lista de espera con el resto de patologías ginecológicas.

Al respecto, la unidad dispone de un protocolo que agiliza tiempos asistenciales y aporta calidad a dicho proceso, donde están implicados los dos niveles asistenciales: atención primaria y atención especializada. Esto permite que en unos tres meses la pareja acceda a la consulta de reproducción asistida en Valme para completar estudios e incorporarse a la lista de espera.


Cartera de servicios completada


La experiencia en reproducción por parte del Hospital Universitario de Valme se remonta a 30 años atrás. Al objeto de dar respuesta a una demanda asistencial creciente para el estudio, diagnóstico y tratamiento de aquellas patologías que provocan la esterilidad en las parejas, creó en 1987 una unidad con técnicas de reproducción básica. En este primer momento la unidad incorporó la realización de estudios básicos de esterilidad y tratamientos de estimulación ovárica. Posteriormente, en 1990, incorporó la inseminación artificial conyugal y, en el año 2.000, la inseminación artificial con semen de donante.

Según la jefe de servicio de Ginecología y Obstetricia de Valme, Rosa Ostos, “nuestros especialistas apostaron a lo largo de todos estos años por la mejor respuesta a estas pacientes, por eso el funcionamiento de esta nueva unidad y la consecución de este primer nacimiento supone un reconocimiento a todos ellos, aunque algunos ya no estén en activo”.


La Unidad de Reproducción Humana Asistida del Hospital Universitario de Valme dispone de una amplia cartera de servicios que permite la realización de técnicas básicas y más complejas: estudio básico de esterilidad masculina y femenina, la inseminación artificial, FIV, microinyección Intracitoplasmática y crioconservación de embriones. Pero además, en las próximas semanas, la unidad se completará con una nueva prestación: técnicas de preservación de la fertilidad. La Consejería de Salud y Familias ha autorizado la creación de un Banco de Semen y Ovocitos, en cuya implantación y funcionamiento se establecerá una estrecha colaboración asistencial de Ginecología con varias especialidades (Urología, Oncología, Hematología,…).
Según Rosa Ostos, “Álvaro es el primer nacimiento de esta nueva unidad clínica donde hasta el momento ya se han conseguido 18 embarazos. El próximo alumbramiento lo esperamos con ilusión para el próximo mes de octubre”.

CookiesAccept

Este sitio usa cookies

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de navegación y poder prestar los servicios o finalidades solicitadas por los usuarios: Saber más

Acepto

Acceso en la web

Acceso para los usuarios de la web

Crear una cuenta