Reyes Magos y su séquito en Valme.jpgHoy día 3 de enero, como es tradicional en la antesala de festividad de los Reyes Magos y Epifanía del Señor, el Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla celebra su particular Cabalgata. Bajo la coordinación de su Comisión de Fiestas Navideñas, todos los ciudadanos ingresados en los Hospitales de Valme y El Tomillar reciben hoy la visita especial de los Reyes Magos de Oriente y su séquito en el marco de una fiesta dirigida a llevar alegría, optimismo y magia a todas las familias que por razones de Salud se encuentran fuera de sus hogares.

Su peculiaridad estriba en el hecho de ser un cortejo integrado por los propios profesionales del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla a través de diferentes categorías profesionales. El cortejo lo abre la Estrella de la Ilusión encarnada por la subdirectora médica, Dra. Nieves Respaldiza. Al Hospital Universitario de Valme corresponde el Rey Melchor y sus pajes: el jefe de servicio de Cuidados Intensivos, Dr. Antonio Lesmes, acompañado de la auxiliar de enfermería de Hematología Purificación Lobo y del celador de Paritorio José Luís Fernández. El Rey Gaspar corresponde a profesionales de atención primaria: su alteza está encarnada por el director del centro de salud de Montellano, Antonio Román; mientras que sus pajes los representan la médico del centro de salud `Nuestra Señora de las Nieves´ de Los Palacios, Mariví Rodríguez, y la responsable de enfermería del Dispositivo de Cuidados Críticos y Urgencias Pepi Caballero. Por su parte, el Rey Baltasar y su séquito ha correspondido a profesionales del Hospital El Tomillar: Joaquín Blanco, de la subdirección de Servicios Generales, acompañado de los pajes Loli Muñoz, técnica de Rayos, y de la técnica de Documentación Clínica María José Rojas.

La visita de sus Majestades de Oriente se ha extendido a lo largo de toda la mañana, puesto que es grande la misiva a realizar en una jornada: visitar cada una de las habitaciones y dispositivos asistenciales de ambos centros hospitalarios. Destacar que el cortejo ha ido ataviado de forma exquisita para impregnar de magia a todos los rincones de estos dos hospitales sevillanos.

    La Cabalgata de Reyes Magos ha dado comienzo a primera hora de la mañana con la presentación del Niño Jesús en la Capilla del Hospital Universitario de Valme en presencia del equipo directivo de esta área sanitaria encabezado por su directora gerente, Mª Jesús Pareja. Posteriormente, la comitiva real ha visitado planta por planta todas las habitaciones de este centro hospitalario con especial detenimiento en la de Pediatría para departir con los más pequeños y hacerles llegar regalos.

Finalizada la tarea de estos sacerdotes eruditos llegados del Antiguo Oriente al barrio de Bellavista, su comitiva se ha desplazado al Hospital El Tomillar para hacer entrega de esperanza e ilusión a los pacientes, familiares y profesionales de este centro hospitalario. Un centro con especial sensibilidad en su área de hospitalización, donde Medicina Interna acoge a pacientes con cuidados paliativos donde los Reyes Magos han derrochado una gran emotividad.

Agradecer la colaboración que cada año realiza, de forma altruista, en esta celebración el Coro Rociero `Las Portadas´ de Dos Hermanas, cuyos integrantes contribuyen a crear un ambiente mágico y de ilusión con sus villancicos.

profesionales DOLOR CRÓNICO.jpg    Desde hace once años, los profesionales de la Unidad de Dolor Crónico del Hospital Universitario de Valme de Sevilla innovaron trasladando el potencial de la ecografía, como herramienta diagnóstica y terapéutica, al ámbito del tratamiento del dolor. Convertida en referente regional, la experiencia consolidada de esta unidad también la sitúa en referente para la formación nacional en estos procedimientos contra el dolor, que permiten mejorar la eficacia diagnóstica y optimizar la seguridad del paciente.
 

   La Unidad de Dolor Crónico del Hospital Universitario de Valme pertenece al servicio de Anestesiología y Reanimación que dirige Mercedes Echevarría. Es un dispositivo asistencial cuya responsabilidad recae en el facultativo Ángel Martínez y lo conforman cinco anestesiólogos y dos enfermeras. Se trata de una unidad clínica con gran prestigio nacional, tanto por la calidad y experiencia de sus profesionales como por la línea innovadora con la aplicación de técnicas vanguardistas contra el dolor. En su cartera de servicios figuran avanzados procedimientos diagnósticos y terapéuticos cuya particularidad es su realización bajo control ecográfico; es decir, son técnicas ecoguiadas.

   Al respecto, Ángel Martínez destaca que “tan importante es conocer las causas que originan el dolor como disponer de la mejor herramienta para tratarlo de la forma más eficiente posible”. Precisamente, los excelentes resultados alcanzados con las técnicas ecoguiadas han provocado que en la actualidad estas técnicas se encuentren en fase de expansión en los diferentes centros hospitalarios.

 
Ventajas de las técnicas que permiten visualizar el dolor

 

   La ecografía ofrece notables ventajas frente a las técnicas ciegas o tradicionales al visualizar las estructuras anatómicas; si bien, requieren de una elevada cualificación para llevarlas a cabo. Dichas técnicas consisten en punciones dirigidas con ecografía en tiempo real con el objetivo de administrar la medicación analgésica en las estructuras que generan el dolor, permitiendo de esta forma tratar procesos de dolor crónico muy prevalentes en la población adulta (gonartrosis severa, síndromes de dolor miofascial y artrosis facetaria entre otros).

     Los procedimientos diagnósticos y terapéuticos dirigidos con ecografía son los siguientes: infiltraciones fasciales, musculares y articulares, bloqueos y radiofrecuencia de plexos y nervios periféricos, bloqueos y radiofrecuencia de ramos mediales, bloqueo epidural y caudal, bloqueos radiculares entre otros.

     Entre las ventajas de la ecografía en el tratamiento del dolor crónico, destacan las siguientes: se reduce el tiempo de ejecución de la técnica, incrementa la eficacia analgésica con una mayor rapidez de la acción de la misma, reduce el número de punciones potenciando la eficiencia, reduce las complicaciones y supone una mayor comodidad para el ciudadano.

Además, estas técnicas permiten aumentar la seguridad del paciente al evitar, a través de los ultrasonidos, la exposición a radiaciones ionizantes. Además, facilitan su aplicación en una consulta o sala de técnicas a través de ecógrafos portátiles, sin necesidad de una sala plomada que requieren las técnicas guiadas con radioscopia, permitiendo la realización de procedimientos diagnósticos y terapéuticos de acto único.
 
Más de 4.000 consultas anuales de dolor crónico

 

   Por lo que se refiera a la actividad asistencial que se desarrolla desde esta unidad clínica, anualmente la Unidad de Dolor Crónico lleva a cabo más de 4.000 consultas, de ellas atiene a 900 pacientes nuevos cada año. Desarrollo en torno a 145 sesiones de quirófano. Supera los 1.200 procedimientos intervencionistas, siendo el 50% con técnicas guiadas con ecografía, mientras que el resto son guiados mediante radioscopia.


     La dilatada experiencia de la que disponen los profesionales de la Unidad de Dolor Crónico del Hospital Universitario de Valme los hace partícipes de la actividad docente sobre estas técnicas. Han participado en la formación de numerosos especialistas de diferentes áreas de salud: Anestesiología, Traumatología, Rehabilitación, Reumatología, Neurocirugía y demás profesionales de las unidades de tratamiento del dolor con requerimiento para iniciarse en las técnicas de punción ecoguiada.


 Por su parte, esta docencia y formación práctica la han llevado a cabo en diferentes foros: directamente en sus quirófanos, participación en cursos específicos organizado por IAVANTE y otros cursos realizados en foros científicos (congresos de la Sociedad Española del Dolor, Congresos de la Asociación Andaluza de Dolor y de reuniones científicas organizadas por la Asociación Andaluza-Extremeña de Anestesiología y Reanimación).


primer niño 2020.jpgCada día de Año Nuevo trae como noticia tradicional y especial  los primeros nacimientos. Este año, el Hospital Universitario de Valme repite como centro donde nace el primer bebé del año en la provincia de Sevilla. Martina, primera hija de un matrimonio cuyos padres viven en Lebrija, ha sido la recién nacida que llegó a la 1 de la madrugada con 3,230 kilogramos de peso y a través de parto natural. Paradójicamente, el pasado año también fue una lebrijana la primera nacida en Sevilla y en Valme: Julieta.

Sin embargo, el primer bebé nacido en Andalucía en 2020 ha sido un niño, llamado Adil, que ha venido al mundo en el Hospital Virgen de la Victoria, de Málaga, a las 00.06 horas. Ha pesado 4,025 kilogramos y mide 51 centímetros. El parto ha sido de forma natural y tanto el niño como la madre se encuentran en buen estado.

El segundo bebé del año en Andalucía ha nacido a las 00.12, en el Hospital de Poniente (Almería), se llama Francisco. Ha medido 49 centímetros y ha pesado 3,160 kilogramos.

El tercer bebé también ha nacido en Málaga y se llama David. Ha venido al mundo en el Hospital Costa del Sol a las 00.39 horas. Ha pesado 3.160 gramos y ha medido 48 centímetros.

Por su parte, Martina, en Sevilla y en el Hospital de Valme ha sido la cuarta en nacer en Andalucía en el año 2020 a la una de la madrugada. A la misma hora, llegó al mundo el primer bebé gaditano del año, en el Hospital de Puerto Real. Se llama Marta y ha pesado 2.940 gramos.

En Huelva, a las 4.58 horas ha nacido Sofía, con 3.570 gramos de peso, en el Hospital Juan Ramón Jiménez.

En Granada, el primer bebé ha nacido en el Hospital Virgen de las Nieves, a las 5. Ha sido parto natural y ha pesado 3,9 kilos.

En Córdoba, el primer bebé ha nacido a las 5.26 horas, en el Hospital de Pozoblanco. Se llama Luna. Ha pesado 3,450 kilogramos.​

Nueva imagen.JPGNiños y niñas que cursan educación primaria en la localidad de Arahal participan estas Navidades en una original iniciativa dirigida a premiar la solidaridad, creatividad y emotividad que sepan trasmitir los menores a través de la carta para los Reyes Magos. Dicho certamen ha sido organizado por el centro de salud de este municipio en colaboración con su ayuntamiento.

El concurso, que dio comienzo el pasado día 18 de diciembre y estará vigente hasta la conclusión de este mes, ya ha registrado cerca de 200 cartas. El pistoletazo de salida se inició en un acto muy entrañable y por una personalidad muy especial: la visita del Cartero Real del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla al centro de salud de Arahal. Además de los menores que se encontraban por motivos de Salud en el centro, se desplazaron alumnos de los CEIP `El Ruedo´ y `Maestro José Rodríguez Aniceto´ para hacer la entrega personal de las cartas.


El Cartero Real estuvo encarnado por un profesional de este mismo centro, el jefe de grupo administrativo, Julio Cortés. El mismo hizo las delicias de los pequeños acompañado de un séquito de pajes encarnados por una pediatra, un médico de familia, dos administrativas y una residente de ambos centros de salud organizadores de este concurso.


Según la directora del centro de salud, Macarena Rodríguez, la convocatoria ha tenido una gran acogida y prevén llegar hasta los 250 manuscritos. Al objeto de que la participación sea más numerosa, han instalado un buzón en el área de Admisión del centro sanitario para que a lo largo de todo el mes de diciembre se continúen recepcionando cartas participantes. Asimismo, se han repartido los formatos a tal efecto en otros colegios, en las consultas pediátricas y en las del matrón.


El fallo del concurso se dará a conocer el próximo día 5 de enero, haciendo pública la carta premiada en las redes sociales del centro de salud y en las del Ayuntamiento. Para ello, días antes a la Cabalgata valorarán la carta más creativa de entre las concursantes por parte de un jurado formado por personal de los centros de salud organizadores y representantes del ayuntamiento arahalense. Se concederán tres premios consistentes en material escolar y de lectura.

FELICITACIONES EN EL TOMILLAR.jpgYa es el cuarto año que los profesionales del servicio de Medicina Interna del Hospital El Tomillar quieren, en estas fechas tan entrañables, hacer más agradable la estancia con un proyecto que, al mismo tiempo, potencia la cultura y educación en valores en los más pequeños. Se trata del proyecto de humanización asistencial `Acercando Generaciones´, dirigido a un colectivo vulnerable como es el de los mayores enfermos que por razones de Salud se encuentran fuera de sus hogares en Navidad.

Arranca hoy día 23 de diciembre mediante la entrega a los mayores hospitalizados de felicitaciones navideña,s realizadas de forma anónima, por los hijos de los profesionales de este servicio clínico. Estas felicitaciones escritas a modo tradicional, ilustradas con dibujos y adornos que engalanan las instalaciones, convierten el área de hospitalización en un entorno colorido que alberga la Navidad.

Según el supervisor de enfermería de este servicio clínico, Jesús Doblado, “esta iniciativa está cargada de solidaridad, permitiendo contagiar la alegría e ilusión de los más pequeños en unas fechas tan entrañables pero, al mismo tiempo, duras para aquellos ciudadanos que su proceso de salud no les permite disfrutar de su entorno familiar”.

Broche de humanidad en Navidad

Así, desde hoy y hasta la finalización de las fiestas navideñas, los profesionales sanitarios harán entrega de 200 felicitaciones navideñas a los ancianos hospitalizados en la planta baja y planta segunda de este centro hospitalario, correspondientes a Medicina Interna. Niños de entre cuatro y nueve años que han interiorizado el gesto altruista de elaborar una felicitación para solidarizarse con un enfermo. De este modo, los pequeños adquieren conciencia de los cuidados hospitalarios y de la importancia de la actividad sanitaria, situaciones que la mayoría de los niños conocen por el ingreso de sus abuelos y familiares enfermos.

Las felicitaciones están compuestas con un dibujo alusivo a la Navidad; mientras que en la parte interior dejan constancia de un mensaje anónimo de felicitación. Producto de ello es la consecución, según Jesús Doblado, “de contagiar el espíritu navideño a los mayores en situaciones complicadas generadas por un proceso de salud, trasladándoles esperanza y optimismo”.
Cada Navidad este proyecto se lleva activando desde los últimos cuatro años y la participación de pequeños en él ha sido sobresaliente. En él han participado más de una veintena de colegios de la provincia de Sevilla, donde se hayan escolarizados los hijos de los profesionales de este servicio clínico, a través de actividades en los propios centros. De este modo, una Navidad más, los pequeños se han armado con sus pinturas, plastilinas, purpurinas e ilusiones infantiles creando pequeñas obras de arte impregnadas en la entrada y los pasillos de la segunda planta de hospitalización del Hospital El Tomillar.

CookiesAccept

Este sitio usa cookies

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de navegación y poder prestar los servicios o finalidades solicitadas por los usuarios: Saber más

Acepto

Acceso en la web

Acceso para los usuarios de la web

Crear una cuenta