Es una enfermedad obstétrica que afecta al 5% de los embarazos, estando asociada a altos riesgos perinatales y maternosMás de 100 gestantes del Hospital de Valme se han beneficiado de nuevos marcadores bioquímicos que optimizan el manejo clínico de la preeclampsia

Más de un centenar de mujeres gestantes se han beneficiado en el Hospital Universitario de Valme de Sevilla de nuevos marcadores bioquímicos, incorporados hace un año en su cartera de servicios de forma pionera en Sevilla. Se trata de una nueva herramienta diagnóstica que permite optimizar el manejo clínico de la preeclampsia. Una patología que forma parte de la triada de complicaciones más graves del embarazo, conjuntamente con la hemorragia puerperal y las infecciones. Contra ella, este centro ha implementado una nueva estrategia de predicción y prevención a través de nuevos marcadores bioquímicos que aumentan la seguridad diagnóstica y posibilitan una mayor eficacia en su abordaje.

De origen desconocido, la preeclampsia consiste en la aparición de hipertensión arterial después de la vigésima semana de gestación y la presencia de niveles elevados de proteína en la orina (proteinuria). Se vincula a alteraciones en la placenta que dan origen a una disfunción de los vasos sanguíneos maternos. Afecta a alrededor del 5% de las mujeres embarazadas y, en sus formas más graves, se asocia con altos riesgos de parto prematuro, restricción del crecimiento intrauterino, desprendimiento de la placenta o con mortalidad perinatal e incluso materna.

Puede aparecer hasta a las seis semanas del postparto como complicación del embarazo más común y peligrosa, por lo que debe diagnosticarse y tratarse rápidamente, dado que en casos graves se pone en peligro la vida del feto y de la madre.

Mayor precisión diagnóstica fruto del trabajo en equipo de Obstetricia y Análisis Clínicos

La implementación de este innovador abordaje diagnóstico es fruto del trabajo en equipo de dos servicios clínicos: Ginecología/Obstetricia y Laboratorio de Análisis Clínicos. Ambos han coordinado un protocolo asistencial que incluye esta nueva herramienta. Su objetivo es identificar marcadores bioquímicos angiogénicos, presentes en la sangre materna que, ante situaciones de sospecha de preeclampsia, permiten descartar su diagnóstico o anticiparlo antes de que los síntomas clínicos aparezcan. De este modo, posibilita el diagnóstico diferencial y precoz de la preeclampsia frente a otras enfermedades hipertensivas asociadas al embarazo. 

Hasta ahora, para diagnosticar la enfermedad se venían tomando en consideración dos variables: la hipertensión y los daños en el riñón de la madre, que se observaban mediante la medición de proteínas en la orina (proteinuria). Sin embargo, son marcadores muy poco específicos que pueden inducir a error, ya que en ocasiones la enfermedad no los presenta e incluso, puede llegar a confundirse con otras patologías. Ello puede provocar que algunas pacientes pudieran estar sin diagnosticar o que se estuviera sobretratando a otras sin necesitarlo.

Disponibilidad permanente de la técnica bioquímica en el Laboratorio de Urgencias

Según destaca la facultativa especialista en Análisis Clínicos de este laboratorio en el Hospital Universitario de Valme, María del Mar Viloria, “los marcadores séricos de preeclampsia son proteínas placentarias que están implicadas en los procesos fisiopatologicos que suceden en la circulación uteroplacenteria y son el origen de esta patología. Actualmente pueden ser medidas en una muestra de sangre materna mediante un simple análisis y constituyen una herramienta eficaz que ayuda a un diagnostico más preciso de la estados hipertensivos del embarazo”.

Precisamente dada la naturaleza de la enfermedad que requiere un diagnóstico rápido, destaca la accesibilidad y rapidez de esta técnica bioquímica: está disponible las 24 horas del día de los 365 días del año en el Laboratorio de Urgencias y el tiempo de respuesta está en torno los 20-25 minutos.

Como consecuencia de esta mejora, según apunta la jefa del servicio de Ginecología y Obstetricia del hospital sevillano, Rosa Ostos, “podemos planificar mucho mejor qué pacientes deben acudir a un hospital para un cuidado más estricto de las mamás y los bebés, cuáles requieren acabar el embarazo (provocar de forma anticipada el parto) y cuáles pueden regresar a casa tranquilamente y seguir con un seguimiento habitual en su ambulatorio”.

Por su parte, Mª del Mar Viloria pone en valor la gran implicación de todos los profesionales que componen el Laboratorio de Urgencias, en el cual trabajan un total de once profesionales entre enfermería y técnicos de laboratorio bajo la supervisión de José Sánchez. Del mismo modo, destaca el apoyo diagnóstico continuado en este ámbito de los facultativos de guardia del laboratorio de Análisis Clínicos.

Abordaje eficiente y efectivo

Esta prueba está indicada en aquellas pacientes en las que el especialista sospeche que puede haber un riesgo de aparición del problema. Es el caso de pacientes con la tensión alta, que su bebé no crece lo suficiente o que haya tenido el mismo problema en un embarazo anterior.

Si los marcadores angiogénicos son normales, se ofrece una certeza del 95% de que no va a aparecer la enfermedad en las siguientes semanas. Sin embargo, si el test está aumentado, el 61% de las pacientes acabarán presentando o bien preeclampsia o bien una complicación fetal.

La complejidad en el diagnóstico de esta enfermedad, convierte a esta herramienta en una metodología eficiente y efectiva, favoreciendo a los obstetras la planificación de una forma más precisa el manejo de las mujeres con preeclampsia. Al respecto, estos nuevos marcadores muestran con claridad el diagnóstico, ahorrando muchas pruebas y visitas, racionalizando el control del embarazo de estas mujeres y disminuyendo su ansiedad”.

Destacar que el Área de Obstetricia del Hospital Universitario de Valme atiende anualmente 2.300 partos, 2.700 ingresos hospitalarios y en torno a 15.000 consultas externas en el contexto de su actividad asistencial.

Médicos y enfermeros regresan de su colaboración anual en un programa quirúrgico vinculado a la ONG IBERMED, de la cual este centro es cofundadorEl Hospital de Valme alcanza 20 años de compromiso solidario con Guatemala

Un total de siete cooperantes, médicos y enfermeros del Hospital Universitario de Valme de Sevilla, acaban de regresar de Guatemala tras participar en su compromiso anual relacionado con la ayuda sanitaria en este país y vinculada al proyecto de la ONG andaluza `Médicos con Iberoamérica´ (IBERMED). En esta ocasión, con el orgullo de sellar 20 años de solidaridad continuada, sólo alterada el pasado año por la interrupción marcada por la pandemia.

Ibermed es una ONG no gubernamental para el desarrollo que desde 1997 trabaja para mejorar la atención sanitaria, educacional y social, fundamentalmente en zonas subdesarrolladas y con escasos recursos. Está integrada por médicos y enfermeros que prestan su ayuda de forma totalmente altruista en países iberoamericanos y, especialmente, en Guatemala.

El protagonismo del hospital sevillano se remonta a su implicación en la fundación de esta ONG y a las sucesivas colaboraciones de forma sistemática. Fue la infectóloga Eva León la cofundadora, quien justifica esta línea de actuación con el país guatemalteco incidiendo en “ser el país con el mayor índice de pobreza de toda Centroamérica, donde tiene cabida la población más vulnerable: niños desnutridos, ancianos sin hogar o drogodependientes, entre otros”.

La colaboración de los profesionales de Valme se centra en un programa quirúrgico al que han estado adheridos desde hace dos décadas de forma activa. En los años previos correspondientes a la consolidación de esta fundación, este centro formó el núcleo de los sanitarios y la gestación progresiva de la colaboración posterior. Cada año, y durante 15 días, el grupo de profesionales de este hospital sevillano pone rumbo a la Ciudad de Antigua para contribuir a su aportación sanitaria anual: la atención de cerca de 300 pacientes en un hospital que vive de la caridad perteneciente a las Obras Sociales del Hermano Pedro.

Junto a Eva León, el grupo de cooperantes del Hospital Universitario de Valme ha estado conformado en esta ocasión por: los cirujanos Granada Jiménez y Daniel Bejarano (vocal y tesorero de la ONG, respectivamente) junto a las enfermeras especializadas en quirófano Sofía García, Margarita Jiménez, Dolores Ruiz y Gracia García. Junto a ellos acuden también otros profesionales sanitarios que también se formaron desarrollando la especialidad MIR en este centro y que se desplazan desde otros centros donde actualmente están trabajando.

Según explica Daniel Bejarano, previamente a 10 días de intensa actividad quirúrgica llevan a cabo una jornada destinada a la evaluación y consultas de cerca de 300 pacientes. En ella realizan la respectiva valoración, confirmando diagnósticos, seleccionando los aptos para acceder a la cirugía y elaborando los partes de quirófano. Además, establecen un programa de seguimiento de pacientes para otras ONG que actúen con posterioridad a la finalización de su período de estancia.

El balance realizado en la presente expedición contabiliza cerca de 200 cirugías realizadas, destacando Bejarano el ritmo de trabajo más pausado con respecto a otros años por motivos de la pandemia. De tal forma que han contado con un quirófano menos para contribuir a la logística del estricto protocolo Covid, el cual se ha elaborado conjuntamente por Eva León y las obras sociales donde se materializa la cirugía. El mismo contempla la mayor separación de pacientes con un flujo de circulación quirúrgica establecido para garantizar la mayor seguridad.

Las intervenciones en las que ha participado el Grupo de Cooperantes Valme se corresponden con cirugía general. Por un lado, patologías de pared abdominal ,colecistectomías (vesículas, eventraciones y hernias), patología perianal y colorrectal. Y, por otro lado, patologías correspondientes a la especialidad de Otorrinolaringología en sus diferentes ámbitos: nariz, garganta y oído.

Más de un millar de rostros aunados en una sola foto como homenaje simbólico al compromiso permanente para con el pacienteMás de un millar de rostros aunados en una sola foto como homenaje simbólico al compromiso permanente para con el paciente Una foto de fotos simboliza el reconocimiento con el que la dirección del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla agradece públicamente a cada uno de sus más de 4.000 profesionales el esfuerzo y dedicación permanentes durante la pandemia. Se trata de un fotomosaico, instalado en el Hospital Universitario de Valme, que se ha construido con la unión de rostros de los profesionales. La iniciativa se ha extrapolado de una original actividad desarrollada al principio de la pandemia en la Unidad de Cuidados Intensivos de este hospital sevillano. Uno de sus enfermeros y también fotógrafo, José Manuel Andrade, comenzó a realizar retratos de sus compañeros de UCI con mensajes motivadores de los mismos. Uno por uno hasta cristalizar en un collage con todo el personal de este servicio clínico. Sin embargo, al año y medio de esta pandemia, y con el compromiso reforzado y permanente para con el paciente, esta área sanitaria ha querido agradecer con un gesto simbólico y lleno de contenido el trabajo diario desarrollado no sólo por sanitarios, sino por la globalidad de profesionales en sus distintos ámbitos de conocimiento y en los centros sanitarios del sur de la provincia.  De ahí que este gran mural sea una muestra de agradecimiento a todo el personal sanitario, de servicios, gestión y administración del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla. Como subraya la directora gerente de esta área sanitaria, Mª Jesús Pareja, “conforma un homenaje a la solidaridad permanente de este colectivo durante más de un año de pandemia”.  Al acto organizado para la visualización pública e inauguración del mural ha asistido el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Sevilla, Ricardo Sánchez, junto a la delegada territorial de Salud y Familias en Sevilla, Regina Serrano. Ambos acompañados por la directora gerente del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla y su equipo directivo, con la asistencia de los profesionales de la Unidad de Cuidados Intensivos impulsores de esta original iniciativa. Enfermera con alas de ángel a modo de simbología protectora El diseño del mosaico está definido por la figura de una enfermera con alas de ángel cargada de simbología. La elección de este perfil profesional responde al rol principal en el cuidado de los pacientes y cercanía con el paciente; máxime cuando la pandemia ha obligado a restringir el acompañamiento por parte de la familia. Precisamente, las alas de ángel aluden al aspecto metafórico que algunas religiones le conceden para proteger, sanar y enseñar. En este caso, brindando la mayor calidad asistencial en el proceso de salud y hasta el acompañamiento en los últimos momentos de vida marcado por las restricciones de seguridad Covid. Destacar que la modelo que ha prestado su imagen para la foto principal es una enfermera de la UCI del Hospital Universitario de Valme: Mª de los Ángeles Risco. Junto a ella ha colaborado en el área artística también otra enfermera de Intensivos del hospital sevillano: Amparo Castillo. El mural, cuyas medidas corresponden a 3 metros de ancho por 2 de alto, luce en un lugar accesible y de paso tanto de profesionales, pacientes y familiares en la planta baja de este centro hospitalario tras cruzar el hall principal. Ubicación relevante para dos rostros especiales En total son 1.200 retratos de profesionales los que unidos uno a uno componen la silueta y el contenido de la foto principal del mosaico. Una enfermera creada con fotos de médicos, enfermeros, auxiliares de enfermería, técnicos, celadores, informáticos, limpiadoras, administrativos, personal de gestión, mantenimiento y equipo directivo. Sin embargo, hay dos rostros a los cuales este reconocimiento les dedica un cariño eterno. Se trata de las dos pérdidas producidas entre las filas del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla en lo que va de pandemia. En diciembre de 2020 nos abandonó María del Carmen Carrasco Mialdea, matrona de atención primaria en el centro de salud `Nuestra Señora del Castillo´ en Lebrija, de 62 años de edad. En enero de 2021 falleció Fernando Caba Barrientos, de 66 años de edad, jefe de sección del servicio de Anestesiología de este servicio clínico. Ambos hicieron frente a una larga lucha por superar las complicaciones derivadas del virus. Este recuerdo especial a los dos profesionales que ya nos dejaron tiene como correlato su ubicación relevante en la disposición del mosaico. El homenaje a los compañeros fallecidos incluye su foto en la rosa que sostiene la modelo al lado del corazón. Además, al objeto de otorgarles más visibilidad, se ha disminuido la opacidad en ambos retratos.

Una foto de fotos simboliza el reconocimiento con el que la dirección del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla agradece públicamente a cada uno de sus más de 4.000 profesionales el esfuerzo y dedicación permanentes durante la pandemia. Se trata de un fotomosaico, instalado en el Hospital Universitario de Valme, que se ha construido con la unión de rostros de los profesionales.

La iniciativa se ha extrapolado de una original actividad desarrollada al principio de la pandemia en la Unidad de Cuidados Intensivos de este hospital sevillano. Uno de sus enfermeros y también fotógrafo, José Manuel Andrade, comenzó a realizar retratos de sus compañeros de UCI con mensajes motivadores de los mismos. Uno por uno hasta cristalizar en un collage con todo el personal de este servicio clínico. Sin embargo, al año y medio de esta pandemia, y con el compromiso reforzado y permanente para con el paciente, esta área sanitaria ha querido agradecer con un gesto simbólico y lleno de contenido el trabajo diario desarrollado no sólo por sanitarios, sino por la globalidad de profesionales en sus distintos ámbitos de conocimiento y en los centros sanitarios del sur de la provincia.

De ahí que este gran mural sea una muestra de agradecimiento a todo el personal sanitario, de servicios, gestión y administración del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla. Como subraya la directora gerente de esta área sanitaria, Mª Jesús Pareja, “conforma un homenaje a la solidaridad permanente de este colectivo durante más de un año de pandemia”.

Al acto organizado para la visualización pública e inauguración del mural ha asistido el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Sevilla, Ricardo Sánchez, junto a la delegada territorial de Salud y Familias en Sevilla, Regina Serrano. Ambos acompañados por la directora gerente del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla y su equipo directivo, con la asistencia de los profesionales de la Unidad de Cuidados Intensivos impulsores de esta original iniciativa.

Enfermera con alas de ángel a modo de simbología protectora

El diseño del mosaico está definido por la figura de una enfermera con alas de ángel cargada de simbología. La elección de este perfil profesional responde al rol principal en el cuidado de los pacientes y cercanía con el paciente; máxime cuando la pandemia ha obligado a restringir el acompañamiento por parte de la familia. Precisamente, las alas de ángel aluden al aspecto metafórico que algunas religiones le conceden para proteger, sanar y enseñar. En este caso, brindando la mayor calidad asistencial en el proceso de salud y hasta el acompañamiento en los últimos momentos de vida marcado por las restricciones de seguridad Covid.

Destacar que la modelo que ha prestado su imagen para la foto principal es una enfermera de la UCI del Hospital Universitario de Valme: Mª de los Ángeles Risco. Junto a ella ha colaborado en el área artística también otra enfermera de Intensivos del hospital sevillano: Amparo Castillo.

El mural, cuyas medidas corresponden a 3 metros de ancho por 2 de alto, luce en un lugar accesible y de paso tanto de profesionales, pacientes y familiares en la planta baja de este centro hospitalario tras cruzar el hall principal.

Ubicación relevante para dos rostros especiales

En total son 1.200 retratos de profesionales los que unidos uno a uno componen la silueta y el contenido de la foto principal del mosaico. Una enfermera creada con fotos de médicos, enfermeros, auxiliares de enfermería, técnicos, celadores, informáticos, limpiadoras, administrativos, personal de gestión, mantenimiento y equipo directivo.

Sin embargo, hay dos rostros a los cuales este reconocimiento les dedica un cariño eterno. Se trata de las dos pérdidas producidas entre las filas del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla en lo que va de pandemia. En diciembre de 2020 nos abandonó María del Carmen Carrasco Mialdea, matrona de atención primaria en el centro de salud `Nuestra Señora del Castillo´ en Lebrija, de 62 años de edad. En enero de 2021 falleció Fernando Caba Barrientos, de 66 años de edad, jefe de sección del servicio de Anestesiología de este servicio clínico. Ambos hicieron frente a una larga lucha por superar las complicaciones derivadas del virus.

Este recuerdo especial a los dos profesionales que ya nos dejaron tiene como correlato su ubicación relevante en la disposición del mosaico. El homenaje a los compañeros fallecidos incluye su foto en la rosa que sostiene la modelo al lado del corazón. Además, al objeto de otorgarles más visibilidad, se ha disminuido la opacidad en ambos retratos.

El Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla incorpora esta oferta junto a otros cinco puntos en diferentes localidades activados para esta semanaEl Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla incorpora esta oferta junto a otros cinco puntos en diferentes localidades activados para esta semana A partir de mañana, martes 7 de septiembre, el Hospital Universitario de Valme integra de forma innovadora en Sevilla la vacunación sin cita en el ámbito hospitalario. Esta iniciativa, que se activará para todo el mes de septiembre, se pone en marcha tras el pilotaje de la misma la pasada semana y los excelentes resultados obtenidos: un total de 410 personas accedieron a inocularse en una jornada de mañana sin cita, mediante captación oportunista, para la inmunización frente al Covid-19. Esta nueva dinámica de vacunación que se ofrece al ciudadano se llevará a cabo en las jornadas de lunes a viernes en el salón de actos del hospital sevillano, en horario de 8,30 hasta 13,30. Para su puesta en marcha, se ha producido una coordinación entre atención primaria con el servicio de Medicina Preventiva encargado del proceso de vacunación en el Hospital Universitario de Valme. El objetivo de esta iniciativa es repescar a los ciudadanos que todavía no están vacunados y que circunstancialmente asisten al hospital por su proceso de salud. De este modo, según subraya el coordinador de Vacunación del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, Adriano Sianes, “aportamos una nueva herramienta para continuar avanzando y sumando en la inmunización de la población, clave en esta pandemia”. De esta estrategia se pueden beneficiar todas las personas en las que actualmente está indicada la pauta de vacunación. Además se incluyen las personas (de 12 a 65 años) contagiadas por COVID-19 hace más de cuatro semanas y que hayan superado la infección, cuyo intervalo de tiempo se ha modificado. Y también la Consejería de Salud y Familias hace hincapié en la vacunación en Andalucía de personas residentes en otras comunidades autónomas. Activados seis puntos de vacunación sin cita en el Área Sur de Sevilla para esta semana El Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla contabiliza un total de seis puntos de vacunación sin cita para la presente semana que hoy da comienzo. Además del Hospital Universitario de Valme, que se extenderá para todo el mes de septiembre, se han activado los siguientes puntos de vacunación en horario de 9 a 14,00 horas: Pabellón Zacatín de Alcalá de Guadaira los días 7 y 8, Polideportivo `Cronista Deportivo Pepe Álvarez´ de Utrera 7 y 10, Hipódromo de Dos Hermanas los días 9 y 10, en el Pabellón, Pabellón `Blas Infante´ de Morón de la Frontera los días 8, 9 y 10 y el día 9 en la Caseta Municipal de Arahal.  Continuidad de la vacunación con cita en centros salud, Hospital de Valme y puntos de apoyo externo Paralelamente, el Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla continúa su proceso de vacunación Covid-19 de forma programada con citas de usuarios en sus 36 puntos establecidos para ello y conformados por el Hospital Universitario de Valme, la treintena de centros de salud y ocho puntos de apoyo externo en diferentes localidades de su zona de cobertura. Un esfuerzo de coordinación en el proceso de vacunación con la complejidad y el valor añadido que supone ser un área sanitaria muy extensa. En estos momentos ya ha superado las 600.000 dosis administradas, siendo su organización elogiada por la Secretaría de Estado de Sanidad.

A partir de mañana, martes 7 de septiembre, el Hospital Universitario de Valme integra de forma innovadora en Sevilla la vacunación sin cita en el ámbito hospitalario. Esta iniciativa, que se activará para todo el mes de septiembre, se pone en marcha tras el pilotaje de la misma la pasada semana y los excelentes resultados obtenidos: un total de 410 personas accedieron a inocularse en una jornada de mañana sin cita, mediante captación oportunista, para la inmunización frente al Covid-19.

Esta nueva dinámica de vacunación que se ofrece al ciudadano se llevará a cabo en las jornadas de lunes a viernes en el salón de actos del hospital sevillano, en horario de 8,30 hasta 13,30. Para su puesta en marcha, se ha producido una coordinación entre atención primaria con el servicio de Medicina Preventiva encargado del proceso de vacunación en el Hospital Universitario de Valme.

El objetivo de esta iniciativa es repescar a los ciudadanos que todavía no están vacunados y que circunstancialmente asisten al hospital por su proceso de salud. De este modo, según subraya el coordinador de Vacunación del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, Adriano Sianes, “aportamos una nueva herramienta para continuar avanzando y sumando en la inmunización de la población, clave en esta pandemia”.

De esta estrategia se pueden beneficiar todas las personas en las que actualmente está indicada la pauta de vacunación. Además se incluyen las personas (de 12 a 65 años) contagiadas por COVID-19 hace más de cuatro semanas y que hayan superado la infección, cuyo intervalo de tiempo se ha modificado. Y también la Consejería de Salud y Familias hace hincapié en la vacunación en Andalucía de personas residentes en otras comunidades autónomas.

Activados seis puntos de vacunación sin cita en el Área Sur de Sevilla para esta semana

El Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla contabiliza un total de seis puntos de vacunación sin cita para la presente semana que hoy da comienzo. Además del Hospital Universitario de Valme, que se extenderá para todo el mes de septiembre, se han activado los siguientes puntos de vacunación en horario de 9 a 14,00 horas: Pabellón Zacatín de Alcalá de Guadaira los días 7 y 8, Polideportivo `Cronista Deportivo Pepe Álvarez´ de Utrera 7 y 10, Hipódromo de Dos Hermanas los días 9 y 10, en el Pabellón, Pabellón `Blas Infante´ de Morón de la Frontera los días 8, 9 y 10 y el día 9 en la Caseta Municipal de Arahal.

Continuidad de la vacunación con cita en centros salud, Hospital de Valme y puntos de apoyo externo

Paralelamente, el Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla continúa su proceso de vacunación Covid-19 de forma programada con citas de usuarios en sus 36 puntos establecidos para ello y conformados por el Hospital Universitario de Valme, la treintena de centros de salud y ocho puntos de apoyo externo en diferentes localidades de su zona de cobertura.

Un esfuerzo de coordinación en el proceso de vacunación con la complejidad y el valor añadido que supone ser un área sanitaria muy extensa. En estos momentos ya ha superado las 600.000 dosis administradas, siendo su organización elogiada por la Secretaría de Estado de Sanidad.

Primer estudio mundial donde se compara la incidencia de infección por SARS-CoV-2 entre personas que viven con VIH y la población general de la misma área usando serologíaEl Hospital de Valme detecta menor incidencia de Covid-19 en personas con VIH en el sur de España

La investigación, dirigida por la Unidad de Enfermedades Infecciosas y Microbiología, está publicada en la revista científica de máximo impacto internacional `Transboundary Emerging Diseases'

El Grupo de Investigación de Virología Clínica e ITS (Unidad de Enfermedades Infecciosas) junto al servicio de Microbiología del Hospital Universitario de Valme de Sevilla han desarrollado una investigación donde concluyen que la incidencia de la infección por SARS-CoV-2 entre personas con VIH en el sur de España durante la pandemia en curso ha sido menor que la reportada para la población general en la misma área geográfica. El hallazgo acaba de ser publicado por `Transboundary Emerging Diseases', cabecera traducida en referente internacional para el área de enfermedades infecciosas con máximo impacto científico.

Tras un año de pandemia, en marzo de 2021 la infección por SARS-CoV-2 afectaba con más de 3,2 millones de casos confirmados en España, después de tres oleadas. Entre los afectados, se había observado a nivel mundial casos en personas que vivían con el VIH. Sin embargo, los datos de incidencia del Covid-19 en este colectivo se basaron sólo en casos clínicos comunicados sin incluir los asintomáticos, hecho que el equipo de investigación de la Unidad de Enfermedades Infecciosas y Microbiología del hospital sevillano determinó como limitación diagnóstica. El motivo, según señala el director de dicho grupo investigador, Juan Antonio Pineda, junto a los profesionales implicados (Marta Fernández-Fuertes, Anaïs Corma, Juan Macías, Eva Torres y de Samuel Bernal) obedece a que “tanto los casos más leves como los de aquéllos en los que no se realizó PCR para SARS-CoV-2 podrían haber pasado desapercibidos y haberse manejado datos no reales”.

Al respecto, dicha investigación supone una línea de estudio innovadora que amplía el foco de estudio y aporta evidencia científica. Concretamente, los investigadores destacan el hecho de aportar el primer estudio a nivel mundial donde se compara la incidencia de infección por SARS-CoV-2 en personas que viven con VIH y en la población general de la misma área usando serología, único procedimiento que impide que pasen desapercibidos los casos asintomáticos.

Proporciona la incidencia real del Covid-19 en el colectivo de pacientes VIH

La investigación se basa en estudios serológicos; es decir, el diagnóstico de la infección por SARS-CoV-2 pivota en la detección de anticuerpos en suero, permitiendo análisis prospectivos de seroincidencia donde todas las infecciones se identifican con precisión. De esta manera, los investigadores del Hospital Universitario de Valme han podido superar las limitaciones mencionadas anteriormente logrando el propósito de proporcionar información sobre la incidencia real junto al resultado clínico de la infección por SARS-CoV-2 en pacientes que viven con VIH en el sur de España.

Reúne la participación de un total de 709 pacientes con VIH y con tratamiento antirretroviral que habían asistido en régimen ambulatorio a la Unidad de Enfermedades Infecciosas y Microbiología del hospital sevillano a partir de agosto 2019 hasta febrero de 2020, con evaluaciones posteriores hasta marzo de 2021. Las infecciones por SARS-CoV-2 se diagnosticaron mediante PCR, detección de antígenos o serología.

De estos 709 pacientes con VIH, 55 pacientes desarrollaron infección por SARS-CoV-2. En la detección, esta investigación tiene en cuenta un elemento importante: la tasa de seroconversión, que es la transición del punto de la infección viral a cuando los anticuerpos del virus llegan a estar presentes en la sangre. El resultado obtenido es un 5,3% de esta tasa de seroconversión en la población general de la zona de Sevilla y del 2,3% para el colectivo VIH de pacientes estudiados en la muestra.

Después de un análisis multivariable, y como conclusión, los investigadores constatan que la incidencia de la infección por SARS-CoV-2 entre los pacientes VIH del sur de España fue menor. Al respecto, y según la valoración de los mismos, “la razón por la que los pacientes que viven con VIH tuvieron una menor incidencia de infección por SARS-CoV-2 que el resto de la población ha sido porque cumplieron mejor las medidas no farmacológicas de prevención de ese virus, al ser una población que está muy habituada a cumplir con recomendaciones médicas de por vida por su infección por VIH (adherencia terapéutica, vacunación, precauciones específicas, etc.). Por otro lado, añaden sobre el aspecto de la gravedad de Covid-19 que fue similar a la de los pacientes sin infección por VIH y se determinó por comorbilidades y edad.

CookiesAccept

Este sitio usa cookies

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de navegación y poder prestar los servicios o finalidades solicitadas por los usuarios: Saber más

Acepto

Acceso en la web

Acceso para los usuarios de la web

Crear una cuenta