MESA VACUNAS CENTRO SALUD SAN HILARIO.jpgEl centro de salud `San Hilario´ de Dos Hermanas, perteneciente al Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, ha condensado durante una semana una completa programación de actividades de promoción, prevención y educación de la salud en torno a las Jornadas Comunitarias de Salud. La iniciativa, que anualmente se celebra bajo la organización de los profesionales de este centro, dispone de gran éxito participativo al que se suman usuarios, asociaciones de pacientes y entidades locales.

Por un lado, se han celebrado sesiones de temáticas muy diversas y de interés, tanto para la población adulta como para los jóvenes. A través de charlas informativas y de carácter didáctico, se han abordado temas de gran sensibilidad informativa solicitados por los mayores, tales como la enfermedad de Alzheimer, el uso racional del medicamento, la problemática generada en salud por la incontinencia urinaria, la menopausia, seguridad alimentaria o la educación diabetológica. Por su parte, para el colectivo joven se han celebrado charlas sobre el uso de la cachimba y el tabaquismo en el CEIP Consolación, el acoso escolar en el IES Ibn Jaldún o la prevención de accidentes infantiles.

Cada charla ha estado acompañada de mesas informativas conformadas por las propias asociaciones de pacientes que han participado en esta iniciativa: ASANCOR (Asociación de Pacientes Coronarios Nazarena), ASENSE (Asociación de Enfermedades Neuromusculares de Andalucía), AFA Dos Hermanas (Asociación de Familiares de Alzheimer), Asociación de Alcohólicos Rehabilitados `El Timón´ y Cruz Roja.  Además también se instalaron mesas informativas por los profesionales santiarios del centro sobre vacunas y sobre el tabaco.

Junto a un desayuno saludable, también se han dado cita actividades externas. Se trata de actividades físicas, como una tabla de gimnasia terapéutica, una sesión de Reiki y una ruta saludable por el Parque de la Alquería del Pilar.

Las jornadas celebradas están enmarcadas en las líneas de participación ciudadana impulsadas a nivel regional por la Consejería de Salud y Familias. Se potencia la información ciudadana, se favorece la participación de organizaciones, asociaciones y grupos de usuarios del SSPA, considerando el papel central de la ciudadanía y abogando por el compromiso de incorporar sus opiniones y expectativas a la toma de decisiones en los centros sanitarios públicos.

TallerGlaucomaVALME.jpgEl Hospital Universitario de Valme ha celebrado un taller centrado en la patología del `Glaucoma´ con el objetivo de optimizar la curva de aprendizaje en las principales cirugías actuales sobre esta patología oftalmológica. Como novedad, la veintena de oftalmólogos de Sevilla que han asistido a las dos jornadas formativas han podido combinar técnicas innovadoras con clásicas mediante simulación y cirugía experimental.

El curso se ha organizado por los doctores Jesús Hernández-Barahona y Carmen Martín, de la Unidad de Glaucoma de este hospital sevillano perteneciente al servicio de Oftalmología. A través del mismo los especialistas han tenido la oportunidad de ampliar formación quirúrgica, completar habilidades en cirugía y reducir tiempos de aprendizaje contribuyendo a la mejora de la seguridad en pacientes.

El Glaucoma es una enfermedad que afecta a más de 55 millones de personas en el mundo, siendo la primera causa de discapacidad visual severa de tipo irreversible en los países occidentales. Tiene una prevalencia de 2 al 4 % de la población adulta, según grupos de edad. Esta dolencia afecta el nervio óptico de forma progresiva y en ambos ojos, manifestándose por la alteración de la presión intraocular y produciendo una reducción del campo visual de manera progresiva.

Los especialistas insisten en que se trata de una enfermedad silenciosa, dado que no presenta grandes síntomas hasta que ha evolucionado demasiado y tiene peor solución. Es por ello que los expertos subrayan la importancia del diagnóstico precoz de la enfermedad para frenar su progreso y obtener un mejor pronóstico de la misma.

La Unidad de Glaucoma del Hospital Universitario de Valme emplea una amplia gama de  técnicas clásicas de cirugía junto a técnicas innovadoras, como es el caso de los nuevos implantes microincisionales. Según Hernández-Barahona, “la innovación quirúrgica que se está produciendo en la actualidad se centra en abordajes menos invasivos, más seguros que minimizan complicaciones y orientados a la recuperación más rápida del paciente”.

unidaddeneonatología4.jpgLa apuesta de los profesionales de la Unidad de Neonatología del Hospital Universitario de Valme, desde hace varias décadas, por la humanización y los cuidados centrados en el desarrollo del niño y la familia lo han llevado a liderar diversos programas de humanización neonatal. En el marco de la celebración del Día Mundial del Prematuro, este centro incide en la importancia de la lactancia materna por sus beneficios en el desarrollo del neonato, habiéndose convertido en el primer centro de Andalucía Occidental receptor y captador de donantes de leche humana.

En julio de 2017, el Hospital Universitario de Valme se acreditaba como centro receptor de Leche Humana Donada (LHD), configurándose como Centro Satélite colaborador del Banco de Leche Materna más cercano, ubicado en el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla. Se trata de un dispositivo sanitario especializado donde la leche humana donada por madres seleccionadas se recibe, procesa, analiza, almacena y, posteriormente se distribuye a los centros hospitalarios adscritos, con las máximas garantías de calidad y seguridad, para alimentar a los recién nacidos hospitalizados que no disponen de leche suficiente de su propia madre.

Al ser un gran defensor de la lactancia materna, los profesionales del Hospital Universitario de Valme han continuado trabajando en otras dos fases más para culminar este proyecto en torno a la LHD. Como resultado, desde el pasado año se ha convertido en centro receptor y captador de donantes de este `oro líquido´. De este modo, este esfuerzo se suma a sus prácticas de excelencia favorecedoras del apoyo e información a las madres que desean dar el pecho a sus hijos y beneficiarse así de las múltiples ventajas que su práctica aporta tanto para el bebé como para la madre. La acreditación en la Iniciativa IHAN (Iniciativa para la Humanización de la Atención al Nacimiento y la Lactancia) es uno de los ejemplos que avalan su trayectoria. Se trata de un reconocimiento otorgado por UNICEF y la Organización Mundial de la Salud para la promoción y apoyo de la lactancia materna desde el nacimiento. En esta trayectoria destacan como fundamental la implicación y sensibilidad de todos los profesionales que han integrado esta unidad clínica desde sus inicios.

Cerca de un centenar de neonatos se han beneficiado durante estos dos años

A lo largo de estos dos últimos años se han beneficiado de esta iniciativa cerca de un centenar de neonatos y una decena de madres solidarias han donado su leche. Entre las donantes, destaca la implicación altruista de las propias profesionales del hospital que han querido compartir este preciado bien de forma solidaria con otros niños. Un gesto al que animan a sumarse desde este centro hospitalario, dado que recuerdan que puede ser donante toda mujer con buen estado de salud que esté amantando a su hijo y pueda generar más leche de la que su bebé demande.
Esta leche se destina, principalmente, a los recién nacidos prematuros que en los primeros días no tienen leche suficiente de sus propias madres. También serán receptores los neonatos que padezcan alguna cardiopatía, patología intestinal o enfermedades graves. Y es que la alimentación LHD protege a los prematuros frente a la enterocolitis necrotizante y favorece una mejor tolerancia digestiva de forma más precoz.

La Unidad de Neonatología del Hospital Universitario de Valme atiende cada año a unos 300 recién nacidos con diversas patologías. De ellos, el 25% son neonatos prematuros, cuyo grado de gravedad difiere dependiendo de la edad gestacional. Al respecto, el ingreso hospitalario puede prolongarse meses, de ahí que sus profesionales señalen la importancia de humanizar su asistencia.

En este sentido, Valme es un centro que lleva años trabajando en distintos programas dirigidos a mejorar las necesidades relacionadas con los problemas de salud del recién nacido prematuro junto a la promoción del vínculo con sus padres. Se trata de una serie de intervenciones médicas y de enfermería dirigidas a disminuir el estrés y el sufrimiento del niño y a favorecer su desarrollo neurológico-emocional y también a facilitar la integración de los miembros de la familia como cuidadores principales del niño.

images/farmaceuticos_hospitalarios_valme.jpg
El Hospital Universitario de Valme, a través de su servicio de Farmacia Hospitalaria, se ha sumado hoy a la celebración de la X edición nacional del `Día de la Adherencia e Información de los Medicamentos´. Bajo el lema `Tu medicación. Tu salud. Tu vida´,  más de 130 hospitales apoyan hoy la iniciativa de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria que apuesta por la implicación como factor de éxito para mejorar la adherencia al tratamiento.

Los profesionales del servicio de Farmacia del Hospital Universitario de Valme están participando activamente de esta campaña a través de la instalación de un stand en la entrada principal del centro con información y consejos útiles al objeto de potenciar entre la ciudadanía el mantenimiento de la continuidad en el tratamiento. A lo largo de esta mañana recordarán a los pacientes la importancia de seguir las pautas en sus tratamientos y no olvidar las tomas de cada medicamento, como actitud de corresponsabilidad y factor clave en los buenos resultados en salud.

En la mesa informativa que hoy se ha abierto al público, los farmacéuticos de este centro sevillano recogerán cuestionarios realizados a los ciudadanos para registrar el grado de adherencia del paciente. Se trata de una medida para conocer cómo los pacientes se implican con su farmacoterapia, el grado de satisfacción con el servicio de Farmacia y cómo consideran que le ayuda la farmacia del hospital con la toma de su medicación.
 
La Unidad de Farmacia Hospitalaria de Valme atiende anualmente a 3.500 pacientes externos y lleva a cabo 31.700 consultas. Una actividad que justifica la gran relevancia de este tipo de iniciativas; puesto que los tratamientos tienen efecto si se cumplen a largo plazo; mientras que si de dejan de tomar implica descompensaciones del estado de salud y, en algunos casos, incluso que sea necesario el ingreso hospitalario. Al respecto, sus profesionales sitúan a la complejidad farmacoterapéutica y la polifarmacia como principales hándicaps para conseguir un alto grado de adherencia.
 
Además, la celebración de hoy también dispone de una línea de sensibilización ciudadana a través de las redes sociales. Desde la respectiva sociedad científica se ha lanzado el hashtag #DiaAdherencia2019 para dar visibilidad a la iniciativa en redes sociales con fotos y vídeos de los farmacéuticos hospitalarios durante todo el día.

 

images/Unidad_LINFEDEMA.jpgEl Hospital Universitario de Valme ha sido elegido por la Asociación Española Contra el Cáncer para exponer su abordaje del Linfedema durante la celebración del III Congreso Andaluz de Personas con Cáncer y Familiares, que se celebra en Sevilla los días 15 y 16 de noviembre. Los excelentes resultados en salud junto al alto grado de satisfacción de las pacientes avalan la extraordinaria calidad asistencial de su manejo por parte de los profesionales de este centro con un lustro de experiencia.

El Linfedema es la acumulación anormal de líquido en el tejido blando debido a una obstrucción en el sistema linfático. Constituye uno de los posibles efectos secundarios que pueden padecer las mujeres intervenidas por cáncer de mama (mastectomía con extirpación de los ganglios linfáticos). Se produce en el brazo por interrupción de la circulación de los vasos linfáticos a nivel de la axila, acumulándose líquido y causando inflamación en la extremidad.

Aunque la prevalencia de esta enfermedad indica que en el 75% de los casos aparece durante el primer año tras la cirugía oncológica, el tiempo de aparición varía entre semanas y años. De hecho, los expertos subrayan que las mujeres operadas de cáncer de mama tienen el riesgo de desarrollar Lindefema durante toda la vida. Si a ello se le suma que una vez que aparece no existe tratamiento curativo eficaz, se convierte en una patología crónica y progresiva cuya herramienta fundamental para combatirla es la prevención.


Blindaje frente al Linfedema: protocolización de la práctica clínica, coordinación profesional y prevención

La Unidad de Linfedema del Hospital Universitario de Valme es un dispositivo asistencial perteneciente al servicio de Medicina Física y Rehabilitación, que dirige José Antonio Expósito. Está conformada por dos médicas rehabilitadoras (Caridad Ortega y Carmen Cruz) y una fisioterapeuta (Rosario Dueñas). Desde su creación, en el año 2014, los profesionales de esta unidad sitúan a la prevención como eje donde pivota el éxito del manejo de esta enfermedad.

Para ello, protocolizaron dos programas donde impera la coordinación profesional entre médicos rehabilitadores, fisioterapeutas y profesionales de la Unidad de Mama. Cada una de las actuaciones clínicas están protocolizadas, garantizando circuitos ágiles con respuestas inmediatas. Caridad Ortega subraya la importancia de iniciar la prevención inmediatamente tras la cirugía. En consecuencia, el primer programa de prevención comienza a la semana siguiente de la operación de cáncer de mama, cuando las mujeres son citadas a una consulta de una fisioterapeuta.

Asisten a sesiones programadas donde se les informa de los riesgos de desarrollar la enfermedad, dentro de las posibles complicaciones postquirúrgicas, y se les indica las señales de alerta para detectarla y acudir a consulta de la médica rehabilitadora para la valoración correspondiente. Junto a la información se les enseña ejercicios que ayudan a la prevención, promoviendo la concienciación de la importancia de realizarlos correcta y regularmente, siempre bajo la supervisión de los profesionales expertos. Esta actuación en educación para la salud permite que la paciente identifique los primeros síntomas, evitando el agravamiento posterior del Linfedema, ya que permite instaurar un tratamiento precoz.

La segunda línea en prevención es la Escuela de Linfedema. Aquí son derivadas las mujeres que previamente en consulta médica han sido valoradas, diagnosticadas y tratadas precozmente de la enfermedad por una médica rehabilitadora. Su objetivo es conseguir que la enfermedad no progrese. Cada mes y medio acude un grupo conformado por 12 a 14 pacientes acompañadas de un familiar. En esta Escuela participan las médicas rehabilitadores, la fisioterapeuta y una paciente experta.

Éxito del programa de prevención: el 71% de los casos diagnosticados corresponden al estadío inicial

El resultado de ambas líneas de prevención desarrolladas en el Hospital de Valme para combatir el Linfedema demuestra eficacia y eficiencia asistenciales. Los resultados en salud reflejan que sólo el 6% de las pacientes diagnosticadas se corresponden con casos complicados; mientras que el grueso, el 71% de las mujeres que acceden a la primera consulta médica de la Unidad de Linfedema, son diagnosticadas en estadío I. Esto quiere decir, que la mayoría de las mujeres se diagnostican en las fases iniciales de la enfermedad gracias al diagnóstico precoz y a los buenos resultados de las medidas de prevención. Llegar a esta detección precoz les permite actuar de una forma rápida con otras medidas terapéuticas, como las prendas de compresión para evitar progresión de la enfermedad.

Durante el lustro que lleva funcionamiento esta unidad clínica han pasado 700 pacientes afectados de Linfedema. De ellos, 500 se corresponden con linfedemas secundarios a cirugía de cáncer de mama en extremidades superiores. Por su parte, a lo largo del año 2019 que está activa la iniciativa de la Escuela de Pacientes, se han formado cerca del centenar de mujeres, adquiriendo una completa información sobre formación, medidas de higiene y cuidado personal, medidas de protección del miembro afecto y ejercicios.

Excelentes resultados clínicos con una humanización de la asistencia sanitaria

 Los profesionales de esta unidad clínica corroboran cómo la prevención, a través del conocimiento de la enfermedad junto a la formación sobre ejercicios terapéuticos y actividad física por parte de las pacientes, contribuye a un mejor manejo de la misma. Una estrategia de educación en salud que permite controlar la progresión de la patología, provocar menos complicaciones y mejorar la calidad de vida.

Pero, además de la eficiencia clínica, las pacientes y familiares de esta unidad clínica han puesto en valor la calidad humana que reciben en la asistencia, favoreciendo la relación cercana de profesionales sanitarios y pacientes. Es decir, excelentes resultados clínicos junto a una humanización de calidad en la asistencia. Todo ello fruto de una complicidad entre profesionales y pacientes/familiares que aporta, según Caridad Ortega, “disminución de la ansiedad, aporte de seguridad en el afrontamiento de esta enfermedad y percepción positiva de la enfermedad en pacientes con cáncer de mama”.

CookiesAccept

Este sitio usa cookies

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de navegación y poder prestar los servicios o finalidades solicitadas por los usuarios: Saber más

Acepto

Acceso en la web

Acceso para los usuarios de la web

Crear una cuenta