consulta PSORIASIS_ARTRITIS.jpg
Desde que hace un año el Hospital Universitario de Valme en Sevilla implantara un unidad clínica multidisciplinar dedicada en exclusiva a la psoriasis y la artritis psoriásica, conjuntamente atendida por los servicios clínicos de Dermatología y Reumatología, ya se han beneficiado los primeros 250 pacientes. La mejora en el abordaje diagnóstico-terapéutico de ambas enfermedades, a través de este modelo innovador, ha permitido optimizar la eficacia y calidad asistenciales.

   La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica caracterizada por la aparición en la piel de placas rojas con descamación. Se desconoce su causa, pero se sabe que el estrés y ciertos procesos infecciosos pueden motivar su aparición. De base autoinmune, afecta a un 2% de la población. Está asociada a múltiples comorbilidades sistémicas siendo la articular una de las más relevantes. Precisamente, se estima que 1 de cada 3 pacientes con psoriasis se halla en riesgo de desarrollar artritis psoriásica. Una enfermedad autoinmune, perteneciente al denominado grupo de las espondiloartritis, que consiste en la inflamación crónica del sistema musculoesquelético, con impacto multiorgánico, de curso crónico y progresivo.

Dado que pueden tardar hasta diez años en aparecer los síntomas articulares de esta enfermedad y atendiendo a su carácter potencialmente grave, los especialistas subrayan la importancia de un abordaje multidisciplinar al objeto de lograr diagnósticos precoces que puedan controlar la evolución de la enfermedad y, así, prevenir complicaciones.

Beneficios clínicos y asistenciales

La puesta en marcha de este nuevo dispositivo asistencial se basa en un modelo presencial conjunto de las dos especialidades médicas implicadas en ambas enfermedades: Dermatología y Reumatología. Aporta una mejora de la calidad asistencial de estos pacientes al ser valorados en una misma consulta por las dos especialidades. Es decir, un enfoque multidisciplinar y global por ambas frente a la forma más extendida que es la evaluación de forma independiente por parte de dermatólogos y reumatólogos.

Esta dinámica favorece el diagnóstico y tratamiento en fases precoces, tanto de la afectación cutánea como de la articular, minimizando la progresión de la enfermedad, el consiguiente daño estructural y la aparición de complicaciones de las mismas. Pero además de los beneficios clínicos sobre el control de la enfermedad, aporta como valor añadido otras tantas ventajas asistenciales: un diagnóstico temprano que evita exámenes innecesarios y duplicidad de pruebas, ahorra tiempo y desplazamientos a los pacientes, elude tratamientos de riesgo, disminuye los costes, reduce el dolor y con ello mejora la calidad de vida del paciente.

Del mismo modo, esta consulta de alta resolución permite mejorar el enfoque terapéutico a través de una mayor coordinación entre ambas especialidades médicas. Los especialistas valoran y deciden la mejor opción terapéutica en cada paciente frente a la aparición de un arsenal terapéutico cada vez más amplio tanto en dermatología como en reumatología. Además, esta forma de trabajo también repercute en el avance del manejo y conocimiento de estas enfermedades a través de proyectos de investigación compartidos por ambas especialidades.

Primera Unidad Psoriasis-Artritis de la provincia de Sevilla

La Unidad de Psoriasis-Artritis del Hospital Universitario de Valme está integrada por la dermatóloga Amalia Pérez, la reumatóloga Raquel Hernández y el enfermero Francisco Reche. Se trata de la primera unidad clínica conjunta que se ha creado en Sevilla para estas dos enfermedades. Sus profesionales coinciden en tiempo y espacio en una misma consulta compartiendo una agenda monográfica para estas dos dolencias en busca de la mejor opción terapéutica para cada paciente.

Los criterios de entrada de pacientes a la misma se corresponden con casos con sospecha diagnóstica de artritis psoriásica, pacientes con mal control de la enfermedad cutánea y articular y pacientes complejos que precisan un mejor control clínico.
A lo largo del año del funcionamiento de esta consulta se han desarrollado un total de 250 consultas. De ellas, el 65% son primeras consultas y el 35% revisiones. Los afectados son en un 50,7% varones y en un 49,3% mujeres. Por su parte, la clínica cutánea ha precedido a la manifestación articular en el 94,5% de los casos.

PROFESIONALES URGENCIAS PRIMARIA SUR SEVILLA.jpg
El servicio de Cuidados Críticos/Urgencias y Equipos Movilizables de atención primaria (SCCU) del Área Sur de Sevilla ha llevado a cabo un total de 30.397 asistencias durante el primer semestre del año. Se trata de un dispositivo de vital importancia pues garantiza las 24 horas al día y todos los días del año la asistencia sanitaria, estando considerado como uno de los ámbitos más relevantes en Salud.

De las 30.397 asistencias realizadas, el grueso de las demandas recibidas corresponde a las de carácter asistencial con 26.701 casos registrados. Le siguen 2.625 requerimientos por transporte, 717 consultas sanitarias, 350 peticiones por motivos informativos y cuatro de origen epidemiológico.

Por lo que respecta a los procesos de salud más prevalentes como motivo del requerimiento asistencial urgente en atención primaria del sur de la provincia de Sevilla, se corresponden con: dificultad respiratoria, síncopes y otras alteraciones del nivel de conciencia, caídas y malestar general. Por su parte, destaca la gestión de procesos tiempo dependientes donde la rapidez es primordial para la eficiente gestión sanitaria que conlleva la patología: Código Trauma, Código Ictus, síndromes coronarios agudos junto a infecciones graves (sepsis).

Por localidades, los ciudadanos de Alcalá de Guadaira son los que mayor número de asistencias urgentes y críticas han demandado con más de 2.000 casos atendidos. Le sigue la localidad de Dos Hermanas con 1.928 asistencias recibidas, Utrera con 1.513, Lebrija con 1.240 y Morón de la Frontera con 1.153.

En cuanto a la distribución de la demanda en función de los tramos horarios, el SCCU registra la mayoría de las activaciones en el horario de mañana con 10.715 asistencias. A este horario le sigue las demandas recibidas en la tarde, seguidas de la noche y de la madrugada.

Nueve equipos móviles y puntos fijos de urgencias

El SCCU del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla está conformado por un total de 72 profesionales entre médicos, profesionales de enfermería y trabajadores de gestión y servicios. Para el desarrollo de esta labor disponen de nueve equipos movilizables dotados con ambulancias medicalizadas y de profesionales que desarrollan su labor en puntos fijos de urgencias habilitados en diferentes centros de atención primaria.

Extraordinariamente organizados, dan cobertura a una extensa y dispersa población concentrada en las siguientes áreas: Alcalá de Guadaira, Dos Hermanas, Lebrija, Morón de la Frontera, Los Palacios, Utrera, Las Cabezas de San Juan y Arahal.

      Como valor añadido, subrayar la disponibilidad por parte de este servicio clínico del sello de calidad de la Consejería de Salud y Familias tras haber superado el correspondiente proceso de certificación llevado a cabo por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA). Con un nivel avanzado de acreditación, se ha convertido en la primera unidad clínica de Urgencias de atención primaria que en la provincia de Sevilla ha logrado durante el presente ejercicio acreditarse con el nuevo Manual de estándares específicos para servicios de Urgencias y Emergencias. Entre las fortalezas detectadas destacan las áreas de accesibilidad, mejora continua y promoción y prevención de la salud, junto a la implicación y el trabajo en equipo de sus profesionales.


Esta mañana la viceconsejera de Salud y Familias, Catalina Carrasco, ha visitado junto al director general de Cuidados Sociosanitarios, José Repiso, el Servicio de Salud Mental del Hospital Universitario del Valme. Este servicio clínico, perteneciente al Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, dispone de una plantilla compuesta por un total de 159 profesionales entre facultativos, enfermeros, auxiliares de enfermería, especialistas internos residentes, terapeutas ocupaciones, trabajadores sociales y profesionales en el área de gestión y servicios.


Los dispositivos asistenciales visitados hoy en este hospital sevillano han sido: la Unidad de Salud Mental Infanto Juvenil, la Unidad de Hospitalización de adultos y el Hospital de Día de Adultos.


El centro de salud `San Hilario´ de Dos Hermanas, perteneciente al Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, ha apostado por la optimización de los resultados en salud de una de las enfermedades crónicas más prevalentes: la diabetes. Desde hace un año y medio, y de forma innovadora, ha incorporado a su cartera de servicios la educación diabetológica avanzada como estrategia para mejorar la calidad de vida del paciente a través de su empoderamiento o corresponsabilidad en el autocuidado de su enfermedad.

En el contexto de la alta prevalencia de la diabetes mellitus (afecta a cerca del 10% de la población en Andalucía), su cronicidad (precisa de cuidados sanitarios continuados durante toda la vida del afectado) e implicaciones socio-sanitarias (multifrecuentador del sistema sanitario); los expertos califican de imprescindible la participación activa del propio diabético en su autocuidado. Es por ello fundamental el componente educativo de la atención que permite mejorar su abordaje terapéutico.


Frente a la dinámica habitual del desarrollo de la educación diabetológica avanzada en el ámbito hospitalario, este centro de salud ha puesto el acento en el papel estratégico que tiene la atención primaria para la promoción y educación en salud. Y, en el caso concreto de la diabetes, la educación constituye un instrumento clave para disminuir los riesgos de complicaciones de esta enfermedad y optimizar su manejo terapéutico.


La enfermera es la figura principal en la educación diabetológica fruto de su cercanía con el paciente; de ahí que el proyecto que se está llevando a cabo en el centro de salud `San Hilario´ lo haya gestado y lo esté desarrollando una profesional con este perfil. Ana Mª Fernández López es una enfermera acreditada para el Seguimiento Protocolizado del Tratamiento Farmacológico Individualizado de Pacientes con Diabetes. Además de su formación, también realizó una rotación por la consulta de Enfermería en el Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario de Valme. Y es aquí donde constató la nula aplicación de las nuevas tecnologías de información y comunicación (TICs) en atención primaria en detrimento de los beneficios para la calidad de vida de estos pacientes.

Inclusión, desde atención primaria, del uso de las TICs para los pacientes diabéticos


Durante el transcurso de la diabetes mellitus pueden originarse una serie de complicaciones, entre las que destacan la enfermedad cardiovascular, la ceguera, la insuficiencia renal o la amputación de extremidades inferiores, además de causar complicaciones en los embarazos. De ahí que la importancia de la educación terapéutica en diabetes repercuta de forma significativa en el bienestar de los afectados y en su calidad de vida.


Ana Fernández destaca cómo la promoción de la salud, desde la intervención educativa, permite fortalecer aquellos factores que mejoran la calidad de vida: “en el manejo de la diabetes, la educación terapéutica constituye la base fundamental para  conseguir el empoderamiento del diabético y que éste pueda intervenir de forma activa en defensa de su salud”.


Esta enfermera detectó en su centro de salud el aumento en la gestión de pacientes con Diabetes, sobre todo tipo 2, y cómo existían nuevas TICs para su manejo cuyo uso no se estaba rentabilizando en atención primaria. Es el caso de medidores de glucosa (glucómetros) y recomendadores de bolo que facilitan información a través de páginas Webs, Apps y correo electrónico en sustitución de consultas presenciales para el control de la enfermedad.


En el centro de salud nazareno se ha establecido semanalmente dos días con talleres de educación diabetológica, de forma individualizada, además de talleres grupales a lo largo del año. Los contenidos se adaptan a las necesidades de cada paciente, haciendo hincapié en los siguientes: información generalizada sobre la diabetes (tipos de diabetes y factores de riesgo), hábitos saludables (alimentación y ejercicio físico), complicaciones agudas y crónicas de la diabetes (Pie diabético, Hipoglucemia principalmente), fármacos orales (cumplimiento del tratamiento, manejo de efectos adversos), manejo y control de la insulina (pautas, técnica, ajuste de la dosis), autoanálisis y situaciones especiales (viajes, enfermedades intercurrentes, etc.).

Disminución de derivaciones hospitalarias y alta satisfacción de los pacientes


Tras un año y medio de funcionamiento de este proyecto asistencial, Ana Fernández hace un balance muy positivo en numerosos aspectos que lo resume en una mejora de la calidad asistencial para este colectivo local de pacientes. Enmarcada en la Estrategia de Cuidados de la Consejería de Salud y Familias, este proyecto facilita la gestión personalizada de los casos de diabetes a través de la adquisición de competencias en enfermería de práctica avanzada en Diabetes.

Esta enfermera destaca la eficiente y efectiva coordinación obtenida entre los dos niveles asistenciales: su centro de salud y el servicio de Endocrinología del Hospital Universitario de Valme. Los pacientes disponen de una profesional adiestrada para su proceso de salud que les potencia la accesibilidad al sistema sanitario. Por un lado, les resuelve dudas junto a la formación sobre el control de su enfermedad. Y, por otro lado, les facilita respuestas asistenciales ágiles en situaciones de especial complejidad al establecer circuitos efectivos con los especialistas del Hospital de Valme.

Asimismo, subraya la importancia de la introducción desde atención primaria de los pacientes en el uso de estas TICs que han permitido mejorar de forma notable el control de la glucemia. También ha corroborado la mejora en los registros de uno de los indicadores más relevantes en la evolución del control de la diabetes: la hemoglobina glicosilada.

Además, esta enfermera ha visualizado un mejor del control en el manejo de la insulina. Todo ello, redundando en la disminución del riesgo potencial de complicaciones y un descenso en las derivaciones hospitalarias e ingresos hospitalarios. Como colofón, se ha conseguido una satisfacción generalizada entre este colectivo local de pacientes.

Por su parte, en el ámbito organizativo enfermero, también se ha implementado una base de datos en la intranet de esta área sanitaria donde se recogen datos de las visitas de estos pacientes en atención primaria (HbA1c, exploración de pies, retinografías,…). Ello repercute en un mejor seguimiento y control de los mismos, ya que tanto los profesionales sanitarios de atención primaria como de los de atención hospitalaria tienen acceso a esta información detallada a través de la Historia Única Digital.

Curso RESIDENTES 1 URGENCIAS PSIQUIATRICAS.jpg
El servicio de Salud Mental del Hospital Universitario de Valme de Sevilla está impartiendo un taller sobre Urgencias Psiquiátricas dirigido a la totalidad de especialistas internos residentes de nueva incorporación a este centro. Su objetivo es facilitarles conocimientos específicos para contribuir a una mejora en el manejo de la urgencia psiquiátrica dentro de su valoración en las urgencias generales y, de este modo, aportar más calidad y eficiencia asistenciales.

 Desde el servicio de Salud Mental del Hospital Universitario de Valme se atienden de forma especializada una media de cinco urgencias al día; aunque el número de Urgencias por patología psiquiátrica que acude a su puerta de Urgencias es mayor, dado que hay pacientes que son atendidos directamente por los médicos de urgencias sin necesidad de intervención especializada. Al respecto, esta iniciativa formativa abunda en herramientas asistenciales claves para el manejo de este tipo de urgencias, facultando al médico de Urgencias para la necesaria o no derivación a la intervención especializada.

 De esta iniciativa ha participado más de medio centenar de residentes de primer año de esta área sanitaria que se están beneficiando de la adquisición de habilidades, actitudes y aptitudes necesarias para un mejor manejo del paciente con enfermedad mental en situación de urgencia. Por su parte, la docencia corre a cargo de los psiquiatras Agustín Sánchez Sayango y Alberto San Román, junto a la colaboración de los residentes de tercer y segundo año, Emilio José López Sánchez y Antonio Guzmán del Castillo, respectivamente. La formación incluye elementos teórico-prácticos y humanísticos para facilitar los conocimientos y la experiencia a los residentes, completados con técnicas de role play.

 El alumnado valora muy satisfactoriamente esta iniciativa para el desarrollo de la práctica clínica, como avala el testimonio de una de las residentes, Paula Dantas (Medicina Familiar y Comunitaria): “Muy recomendable para todos los residentes que nos enfrentamos a la puerta de Urgencias. El taller se ha realizado con una dinámica práctica, en la cual hemos podido intervenir de forma directa, identificándonos con supuestos prácticos ante los que no he sabido actuar antes”.

CookiesAccept

Este sitio usa cookies

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de navegación y poder prestar los servicios o finalidades solicitadas por los usuarios: Saber más

Acepto

Acceso en la web

Acceso para los usuarios de la web

Crear una cuenta