Dra. EVA CUARTERO RODRIGUEZ, PLAN ALZHEIMER.JPGEl Boletín Oficial de la Junta de Andalucía ha publicado el nombramiento de Eva Cuartero como coordinadora del Plan de Alzheimer y otras demencias de Andalucía. Una estrategia circunscrita en el IV Plan Andaluz de Salud, orientado a conseguir mayores niveles de salud mediante el impulso de actuaciones y medidas encaminadas a mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por demencias y sus familiares.

Licenciada en Medicina y Cirugía y especialista en Neurología por la Universidad de Sevilla, Eva Cuartero dirige la Unidad Clínica de Neurología en el Hospital Universitario de Valme de Sevilla. Vinculada a este centro desde hace 20 años, dispone de amplia experiencia en el abordaje y tratamiento de demencias desempeñando su labor clínica como responsable de la atención del Deterioro Cognitivo y Trastornos de la Conducta asociados en el Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla. Recientemente, ha participado en la actualización del PAI (Proceso Asistencial Integrado) Demencias de la Consejería de salud y Familias. Asimismo, ejerce labor docente en la Universidad de Sevilla como profesora asociada de los grados de Medicina y Enfermería.

Las demencias neurodegenerativas constituyen un problema creciente de salud asociado al envejecimiento progresivo de nuestra población. Actualmente, la enfermedad de Alzheimer supone  la primera causa de demencia en los países desarrollados; así como una de las principales causas de mortalidad entre las personas adultas.  La compleja problemática relacionada con la demencia que afecta a pacientes, cuidadores, familias y a la sociedad en su conjunto, hace necesaria una intervención desde una perspectiva multidisciplinar, desde distintos ámbitos de actuación y en la que participen de forma coordinada los agentes sociales y las administraciones públicas. Ante esta realidad, Eva Cuartero asume como reto impulsar medidas transversales con actuaciones integradoras entre instituciones de diferentes ámbitos, agentes sociales y asociaciones de familiares, orientadas a mejorar la calidad de vida de las personas afectadas y las personas cuidadoras.

Eva Cuartero enmarca su línea de trabajo en una Estrategia Alzheimer para los años venideros basada en la consolidación de actuaciones centradas  en un marco de atención integrada y gestión compartida que garantice el diagnóstico y tratamiento precoz, farmacológico y no farmacológico, así como la continuidad asistencial de los cuidados hacia paciente y familiar cuidador. Para ello, la coordinadora de este plan en Andalucía aboga por un modelo colaborativo  como instrumento de cooperación entre distintos niveles asistenciales, servicios sociosanitarios y las asociaciones, para ganar salud y facilitar la labor de las personas cuidadoras.

Precisamente este trabajo pionero con asociaciones de pacientes y familiares,  desarrollado en la última década desde el Hospital Universitario de Valme en el sur de la provincia de Sevilla, ha merecido a lo largo de los últimos años diversos reconocimientos a nivel nacional. El más reciente ha sido el mes pasado con la distinción del Premio `Alzheimer Solidario´, concedido por la Asociación de Familiares y de Personas con Alzheimer y Otras Demencias (AFA) de la localidad jienense de Andújar por la atención integrada de pacientes a través de un prisma multidisciplinar. A éste se une el reconocimiento de Buenas Prácticas en Coordinación Sociosanitaria que le otorgó el Observatorio de Modelos Integrados en Salud (OMIS) en el año 2015.

Ante la dimensión social de estas enfermedades degenerativas,  la coordinación que ahora inicia Eva Cuartero  plantea como primordial la concienciación y formación de la sociedad para normalizar la convivencia ante la enfermedad. Según la nueva coordinadora del plan andaluz “luchando para ello contra situaciones de estigma, rechazo o exclusión, trabajando por conseguir `entornos amigables´ para pacientes y cuidadores, siempre velando por el ejercicio de los derechos de participación en la sociedad de personas afectadas y sus familias”.

chaleco1.jpg Las plantas de hospitalización del Hospital Universitario de Valme han recogido una iniciativa pilotada durante tres meses por los enfermeros del servicio de Medicina Interna del Hospital El Tomillar tras avalarse su efectividad. Se trata de una medida dirigida a potenciar la seguridad del paciente en relación a la labor enfermera de preparación y administración de medicamentos. Consiste en portar unos chalecos distintivos que identifican al enfermero durante el manejo del tratamiento farmacológico, alertando de dicha situación para minimizar las incidencias a causa de las interrupciones no urgentes durante esta tarea enfermera.

 Este sistema se ha implantado igualmente en otros centros hospitalarios españoles; sin embargo, en el Área Hospitalaria de Valme se ha querido pilotar previamente al objeto de verificar los beneficios de la iniciativa y conocer el nivel de satisfacción de profesionales y familiares. Los primeros, como personal directamente implicado en la labor de manejo farmacológico, y los familiares de los pacientes en calidad de perceptores del riesgo en la seguridad a través de las interrupciones durante la preparación y administración de los medicamentos.

 De este modo, entre los pasados meses de julio y septiembre, se han llevado a cabo unas encuestas en las plantas de hospitalización de Medicina Interna del Hospital El Tomillar para conocer la valoración de los dos colectivos implicados: profesionales y usuarios. Las encuestas han permitido hacer una comparativa de la opinión de los mismos antes y después del pilotaje de esta medida y así evaluar su impacto.

Evaluación positiva de su impacto en profesionales y familiares de pacientes

 Los resultados avalan la idoneidad de esta medida como herramienta para potenciar la seguridad del paciente. Para llegar a esta conclusión, el centro dispone de una muestra de opinión en la cual ha participado cerca de un centenar de profesionales y ciudadanos.

 Una de las respuestas más contundentes acerca de la eficacia de la medida es si disminuyen las interrupciones frecuentes a la enfermería durante el proceso de manejo de la medicación. El porcentaje de interrupciones desciende del 75 al 26% con la aplicación del sistema de alerta de los chalecos. Igualmente satisfactoria es la opinión sobre si es mayor la rapidez de la preparación medicación si no hay interrupciones. Profesionales y usuarios coinciden en un 100%.

 Como valor añadido de la materialización de esta encuesta, sus responsables han comprobado la necesidad de informar y concienciar a la ciudadanía de esta medida que contribuye a optimizar la seguridad del paciente hospitalizado. Para ello, se precisa de cartelería en las plantas de hospitalización y dípticos informativos dando a conocer la potencialidad de la iniciativa. Una cuestión que, tanto en el Hospital de Valme como en Hospital El Tomillar, se ha desarrollado disponiendo de la información correspondiente.

CURSO_COLUMNA_HOSPITALDEVALME.jpgLa Unidad de Gestión Clínica de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Universitario de Valme, que dirige José Lara Bullón, ha organizado el IX Taller sobre el abordaje quirúrgico posterior a la columna lumbosacra, que se desarrolla los días 8 y 9 de noviembre en el Instituto Anatómico de la Facultad de Medicina de Sevilla. Se trata de una iniciativa creada como herramienta docente básica de cirugía de columna vertebral, con carácter nacional, orientada a traumatólogos y neurocirujanos.


Dirigido por Ricardo Mena-Bernal, este taller teórico-práctico está enmarcado en el programa docente del Grupo Andaluz de Estudio de la Columna de la Sociedad Andaluza de Traumatología y Ortopedia (SATO). Durante casi una década celebrando anualmente esta actividad ha permitido la formación altamente cualificada de un centenar de traumatólogos y neurocirujanos especializados en columna vertebral de todo el país.

La principal característica de este taller es el aprendizaje a través de un escenario real, permitiendo realizar prácticas directamente sobre cadáveres a los especialistas asistentes. Esta iniciativa docente es organizada cada año en colaboración con el departamento de Anatomía y Embriología Humanas de la Universidad de Sevilla que dirige Amparo Carmona Bono con el objetivo de conseguir intervenciones de columna vertebral más seguras y ágiles mediante un entrenamiento exhaustivo de los cirujanos. Como resultado, se consigue minimizar el tiempo quirúrgico y con ello el riesgo de posibles complicaciones para el paciente.

Alto nivel científico para patologías de elevada prevalencia

Las enfermedades de columna vertebral constituyen patologías de elevada prevalencia, puesto que el 85% de la población mundial sufre dolor de espalda alguna vez en su vida. Subrayar en este sentido que este dolor es la causa más frecuente de incapacidad transitoria en personas mayores de 45 años y el segundo motivo de consulta médica.

El contenido del taller incluye la detallada descripción de la anatomía de la región lumbosacra, su abordaje posterior medio y póstero-lateral, junto a las principales patologías, tales como la hernia de disco y la estenosis del canal lumbar. Al mismo tiempo, se integran en el programa técnicas quirúrgicas muy demandadas, como son la osteotomía vertebral, la colocación de tornillos transpediculares y la introducción de cajas intersomáticas en discos intervertebrales dañados al objeto de reforzar la fijación vertebral.

El programa formativo dispone de una colaboración intercentros, consolidándose la prestigiosa trayectoria del taller a lo largo de estos años y avalando el alto nivel científico logrado hasta la actualidad. Además de los profesionales del Hospital Universitario de Valme que conforman la Unidad de Columna, participan como monitores tres profesionales más del Hospital Macarena, Asepeyo-Sevilla y Puerta del Mar de Cádiz.

Por su parte, el Hospital Universitario de Valme dispone de una unidad especializada en Columna Vertebral, perteneciente al servicio clínico de Cirugía Ortopédica y Traumatología. La integran Francisco J. Castilla, Miguel Tello y Ricardo Mena-Bernal. Dicho dispositivo dispone de gran experiencia en el abordaje de las patologías vertebrales y el tratamiento de enfermedades de columna muy complejas, como son las escoliosis, los traumatismos y las patologías degenerativas. Asimismo, destaca la incorporación de técnicas innovadoras de cirugía, tanto abierta como percutánea.

vacunacion gripe 3.jpgDesde que el pasado día 28 de octubre diera comienzo la Campaña de Vacunación de la Gripe 2019-2020, el Hospital Universitario de Valme ha iniciado una estrategia orientada a sus profesionales al objeto de concienciarlos de la importancia de acentuar la inmunidad contra ese virus. El personal sanitario es uno de los grupos de riesgo poblacional al que se dirige esta campaña de vacunación junto a las personas de 65 años o más, embarazadas, ciudadanos con patologías crónicas a partir de 6 meses de edad y colectivo de profesionales esenciales como Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Bomberos,… 

Desde el servicio de Medicina Preventiva de este hospital sevillano se está desarrollando una programación de actividades dirigidas a reforzar la sensibilización hacia la vacunación. Según la jefa de servicio de esta especialidad en Valme, María José Pérez Lozano, “es una de las más eficaces medidas preventivas de Salud Pública, y tiene como objetivo reducir la mortalidad y la morbilidad asociada a esta patología respiratoria, así como su impacto social y sanitario”.

Entre las actividades que se están realizando al respecto, se están celebrando sesiones clínicas en los hospitales de Valme y El Tomillar teniendo como eje la campaña de vacunación frente a la Gripe y a las cuales han acudido gran número de profesionales convocados en los salones de actos de ambos centros. En estas actividades de concienciación también se incluyen los profesionales de los centros de salud de atención primaria del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla.

Asimismo, profesionales de Medicina Preventiva visitan cada día plantas de hospitalización y los diferentes servicios clínicos para impulsar la accesibilidad a la vacunación. Paralelamente, y de forma diario, en dicho servicio clínico hay establecidos horarios flexibles para que los profesionales que lo deseen puedan acudir a vacunarse; así como también se ha desplazan al Hospital El Tomillar para aplicar la vacuna.

Además, y de forma extraordinaria, durante esta mañana se ha instalado un punto de vacunación a la entrada del salón de actos donde se desarrollaba una sesión clína sobre la vacunación frente a la Gripe. Por este punto ha pasado un gran número de profesionales, entre los que también ha estado el equipo directivo de este hospital sevillano. Hasta el momento, y durante la primera semana de vacunación de esta campaña que se prolongará hasta el primer trimestre de 2020, ya se han vacunado en el Hospital Universitario de Valme cerca de 400 profesionales.

La vacunación frente a la gripe, universal y gratuita para las personas que así lo tienen recomendado. La protección que confiere a pacientes crónicos es fundamental en la prevención de complicaciones en sus patologías de base que pudieran desencadenar un agravamiento de su estado de salud con consecuencias graves, o incluso mortales. Como novedad, respecto a la temporada anterior, se ha incluido entre los grupos diana de vacunación antigripal a menores de entre los 6 y los 24 meses de edad con antecedentes de prematuridad menor de 32 semanas de gestación; a personas con trastornos de la coagulación y a personal de oficinas de farmacia.

TAVI Valme.jpgCardiólogos intervencionistas del Hospital Universitario de Valme junto a cirujanos cardiacos del Hospital Virgen del Rocío han puesto en marcha un proyecto colaborativo en red que permite optimizar la accesibilidad de los pacientes cardiacos de alto riesgo del área sur de la provincia. Esta cooperación intercentros ha hecho posible que Valme recupere en su cartera de servicios la técnica del implante de válvula aórtica transcatéter (TAVI), agilizando los tiempos de espera y evitando la movilidad de los pacientes y profesionales hacia otro centro.La estenosis aórtica degenerativa es la valvulopatía más frecuente en el mundo occidental y su prevalencia va en aumento como consecuencia del incremento de la esperanza de vida de la población. Es una patología con una elevada mortalidad, siendo necesaria para su tratamiento la sustitución de la válvula aórtica. Aunque el tratamiento de elección es el recambio valvular mediante cirugía cardiaca, no siempre es posible realizarlo en todos los pacientes. Se excluyen aquéllos con alto riesgo quirúrgico o con contraindicación para cirugía.

La alternativa para pacientes que no pueden someterse a una cirugía abierta convencional por su fragilidad es el TAVI. Consiste en un abordaje percutáneo, cuya menor agresividad favorece la recuperación de paciente y reduce las complicaciones asociadas a las grandes incisiones en el tórax.


Al respecto, el servicio de Cardiología del Hospital Universitario de Valme dispone de amplia experiencia en este procedimiento, habiéndolo desarrollado en su Unidad de Hemodinámica desde 2010 hasta 2016. Durante este período se beneficiaron 54 pacientes con unos magníficos resultados. Sin embargo, en los últimos tres años, la dinámica establecida ha sido la realización de TAVI en las instalaciones del Hospital Virgen del Rocío por parte de cardiólogos intervencionistas y enfermeros especializados en dicha técnica del Hospital Valme. Al tiempo que los profesionales, los 78 pacientes del área sur de Sevilla que se han precisado esta técnica han tenido que desplazarse al Hospital Virgen del Rocío con el consiguiente crecimiento del flujo de pacientes para ser intervenidos en el servicio de Cardiología de allí.

Mejora de la capacidad asistencial en Sevilla para el tratamiento de la estenosis aórtica severa

El proyecto puesto en marcha en Sevilla supone una innovación organizativa que redunda en la mejora de la capacidad asistencial para el tratamiento de la estonosis aórtica severa en la provincia. Esta cooperación intercentros, nacida desde los profesionales, ha hecho posible ordenar la actividad en torno al TAVI en un hospital con experiencia en esta técnica; pero que, sin embargo, no dispone en su cartera de servicios de cirugía cardiaca.

Así con el equipo multidisciplinar creado, formado por cardiólogos intervencionistas de Valme y cirujanos cardiacos del Virgen del Rocío, se ha podido recuperar un servicio en beneficio de la accesibilidad ciudadana y garantizando su desarrollo con los estándares adecuados de calidad y seguridad.
Este proyecto colaborativo en red ya está funcionando, habiéndose intervenido el primer paciente con un resultado exitoso. La previsión asistencial es la intervención de en torno a 20 pacientes de alto riesgo, considerados no operables, cada año en el hospital de Valme.

Al respecto, los profesionales de ambos servicios hospitalarios han expresado su satisfacción por el alto grado de colaboración percibido y la agilidad conseguida en el trabajo en equipo. Una valoración muy positiva, refiriéndose al proyecto como la mejor vía posible para hacer una oferta sanitaria con los mejores medios, las máximas garantías y  rentabilidad de recursos.

 En este sentido, Francisco Javier Molano (jefe del servicio de Cardiología del Hospital Universitario de Valme) y José Miguel Borrego (jefe de Cirugía Cardiaca del Hospital Virgen del Rocío) coinciden en calificar de imprescindible “el trabajo conjunto entre cardiólogos intervencionistas y cirujanos cardiacos para el nuevo abordaje del tratamiento endovascular de la patología cardiaca”.

CookiesAccept

Este sitio usa cookies

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de navegación y poder prestar los servicios o finalidades solicitadas por los usuarios: Saber más

Acepto

Acceso en la web

Acceso para los usuarios de la web

Crear una cuenta