El Hospital de Valme amplía su capacidad en diagnóstico prenatal implementando un nuevo método no invasivo para el cribado de defectos congénitos en el embarazo

Si en el año 2005 el Hospital Universitario de Valme de Sevilla aplicaba de forma pionera en Andalucía el programa corporativo de Cribado de Defectos Congénitos, en la actualidad ha continuado liderando los avances en los cuidados de la mujer gestante con el pilotaje de un nuevo y ventajoso método diagnóstico. Se trata del `Estudio DNA Fetal en Sangre Materna', convertido en alternativa a técnicas invasivas, tales como la amniocentesis. Supone una elevada fiabilidad predictiva en alteraciones cromosómicas a la vez que minimiza los riesgos para el feto y la madre.

A través del Programa Andaluz de Cribado de Anomalías Congénitas (PACAC), los centros sanitarios públicos ofertan a las embarazadas el estudio de las cromosomopatías más frecuentes (trisomías 13, 18 y 21). Consiste en la combinación de análisis bioquímicos con un estudio ecográfico a las 12 semanas de embarazo. Si el resultado es positivo, la indicación a las futuras madres es la de someterse a técnicas invasivas (amniocentesis, biopsia corial o cordocentesis) para un detallado estudio genético pregestacional. La inconveniencia recae en el riesgo de estas técnicas, dado que representan un 1% de pérdida gestacional.

Al respecto, el Estudio DNA Fetal en Sangre Materna constituye un gran avance en el cribado de anomalías cromosómicas. Supone la instauración de un nuevo modelo que minimiza los riesgos para la madre y el feto (al no ser invasivo), optimiza la fiabilidad de resultados (al ser altamente sensible) y contribuye a reducir la ansiedad de los padres (al ser un método eficaz derivado de la amplia capacidad de predicción).

Consiste en una analítica de la sangre extraída a la mujer embarazada donde se estudia el ADN fetal, que se encuentra circulando libre en la sangre materna. Esta prueba se traduce en una ampliación del PACAC. Desde septiembre del año 2016, el Hospital Universitario de Valme de Sevilla está ofertando este innovador estudio de diagnóstico prenatal a las embarazadas del área sur de la provincia de Sevilla.

El balance realizado por los responsables de las dos unidades clínicas que lo están llevando a cabo (José Antonio Sáinz, de la Unidad de Diagnóstico Prenatal, e Ignacio Peral, del área de Reproducción y Diagnóstico Prenatal, del Laboratorio de Análisis Clínicos) avala la eficiencia en la detección de alteraciones en los cromosomas fetales.

Las 32 gestantes que cumplían criterios para este método, y que aceptaron su ofrecimiento, han evitado hacerse la amniocentesis en los últimos 7 meses

Este nuevo método de cribado pregestacional se oferta a embarazadas cuyo resultado del test combinado (analítica y ecografía establecidos en el PACAC) es de alto riesgo de anomalía cromosómica fetal; así como también a aquellas embarazadas en cuya valoración ecográfica fetal no se hayan encontrado alteraciones.

Entre septiembre de 2016 y marzo de 2017, la Unidad de Diagnóstico Prenatal y Medicina Fetal del Hospital Universitario de Valme ha realizado el cribado combinado a 1.221 gestantes. De ellas, 69 (5,6 %) dio resultado de riesgo positivo; mientras que 52 mujeres cumplían los criterios de aplicación de este método. Si de ellas excluimos 20 embarazadas, que desestimaron la oferta del Estudio DNA Fetal en Sangre Materna y optaron por técnicas invasivas, obtenemos un total de 32 gestantes del Área Sur de Sevilla que se han beneficiado de la nueva técnica. Por tanto, el 100% de las embarazadas que cumplían criterios para someterse a este método (32 casos) y que aceptaron el ofrecimiento de este hospital para llevarlo a cabo han evitado someterse a los riesgos de la amniocentesis como alternativa diagnóstica prenatal.

Nivel de excelencia en Diagnóstico Prenatal

La Unidad de Diagnóstico Prenatal y Medicina Fetal del Hospital Universitario de Valme pertenece a la Unidad de Gestión Clínica de Ginecología y Obstetricia, que dirige Virginia Caballero. Se trata de un dispositivo que acumula una amplia experiencia gracias a la elevada cualificación e implicación de sus obstetras junto a la tecnología punta empleada, todo lo cual ha posibilitado la adquisición de un nivel de excelencia en este campo.

El Hospital Universitario de Valme atiende cerca de 3.000 partos anuales procedentes del área sur de la provincia de Sevilla y, actualmente, es el centro coordinador del programa andaluz de anomalías congénitas. La organización de su Unidad de Diagnóstico Prenatal es de carácter multidisciplinar, existiendo una importante coordinación de los obstetras con bioquímicos, pediatras y profesionales de Atención Primaria en un trabajo conjunto cuya excelente praxis los sitúan en referencia a nivel regional y nacional.